“Convirtieron nuestra boda en un baño de sangre”

Lo que tenía que ser uno de los días más especiales en la vida de Besna Akdogan -que sobrevivió al ataque, al igual que el novio- se convirtió en el peor.
lunes, 22 de agosto de 2016 · 00:00
AFP / Gaziantep

En la ciudad de Gaziantep, en el sureste de Turquía, blanco, el sábado por la noche, de un atentado suicida en plena celebración de una boda, el dolor de las familias en luto se mezclaba con la cólera contra el gobierno.
 
Lo que tenía que ser uno de los días más especiales en la vida de la novia Besna Akdogan -que sobrevivió al ataque, al igual que el novio- se convirtió en el peor. 
 
"Convirtieron a nuestra boda en un baño de sangre”, dijo ayer al salir del hospital. Muy débil, la novia tuvo que ser hospitalizada nuevamente horas más tarde. Por una ironía del destino, los novios tuvieron que abandonaron su región kurda natal de Siirt y se instalaron en Gaziantep para huir de los combates entre la guerrilla kurda y las fuerzas de seguridad turcas.

Según la agencia de prensa Dogan, un suicida se mezcló con los invitados, entre los que había muchas mujeres y niños, y detonó la carga explosiva. Las fuerzas de seguridad buscan a dos personas que lo acompañaban y que huyeron tras el ataque. 
 
Un zapato ensangrentado de niño, yaciendo en el suelo, atestiguaba ayer el horror del atentado   que dejó al menos 51 muertos. 
 
El presidente turco Recep Tayyip Erdogan acusa del atentado al grupo yihadista Estado Islámico (EI).
 
Escena dantesca
En el barrio de Adkere de mayoría kurda, madres, padres, primos y sobrinos de las víctimas acudieron temprano por la mañana a los hospitales de la ciudad. Muchos de ellos se desmayaron de dolor. Cerca de 200 personas se encontraban ayer cerca de la plaza donde ocurrió el atentado para seguir de cerca el trabajo de los investigadores. 
 
Las ventanas de las casas aledañas estaban destrozadas. Cuando un fotógrafo de AFP llegó al lugar del estallido, aún había cuerpos despedazados yaciendo en el suelo. En espacio de unas horas, la cólera se apoderó de estas personas en luto. 
 
Durante un funeral, un grupo de personas lanzó botellas contra la policía, que se mantuvo a distancia. "¡La culpa es tuya, Erdogan!”, gritaban algunos contra el presidente turco, al que acusan de no haberlos protegido. 
 
La multitud obligó a un funcionario local del partido en el poder, el AKP, que quería estar presente para los entierros a irse. Los ataúdes estaban cubiertos de un manto blanco, otros llevaban la bandera kurda. 
 
"Perdí a mis hijos, no los volveré a ver nunca”, gritaba una madre. En un comunicado publicado unas horas después del atentado, el partido prokurdo HDP denunció la "pasividad” del gobierno turco. 
 
"En el transcurso de los años, Gaziantep se ha convertido en un refugio para militantes del EI. Desde hace mucho tiempo, los habitantes de esta provincia decían que el EI estaba cada vez más presente”, escribió.
 
"Tras la masacre de octubre (103 muertos el 10 de octubre de 2015 en un doble atentado suicida durante una manifestación prokurda en Ankara), sabíamos que existía la amenaza de un ataque contra una boda kurda”, afirmó el HDP. "Lastimosamente, pese a las advertencias, el gobierno no tomó las medidas necesarias para impedir que pasaran al acto”, agregó
 
El vice primer ministro Mehmet Simsek, también diputado por Gaziantep, consideró que "atacar una boda es algo bárbaro”. "El objetivo del terror es atemorizar a la población, pero no lo aceptaremos”, dijo.

 

Serie de  atentados
  • Ataques  El sureste y el este de Turquía fueron blanco esta semana de tres atentados que dejaron 14 muertos. El gobierno los atribuyó al PKK kurdo. La guerrilla kurda, después de una calma relativa tras la intentona golpista del 15 de julio en Turquía, parece haber reanudado una intensa campaña de atentados contra las fuerzas de seguridad.
  • Refugiados Gaziantep se ha convertido en un punto de paso de numerosos refugiados sirios que huyen de la guerra civil que dura desde hace más de cinco años y medio pero, además, en la región están presentes un número significativo de yihadistas.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

61
7

Comentarios