Alcalde ordenó asesinar a 10 personas en Michoacán

Carlos Arreygue, alcalde del municipio de Álvaro Obregón, ordenó esta medida con el fin de evitar que un cártel vendiera drogas al menudeo en su territorio.
miércoles, 03 de agosto de 2016 · 00:00
AFP  /  Michoacán 

El asesinato de 10 personas que fueron halladas carbonizadas en Michoacán, oeste de México, fue ordenado por el alcalde del municipio de Álvaro Obregón, quien buscaba evitar que un cártel vendiera drogas al menudeo en su territorio, dijo ayer el gobernador estatal. 

El lunes, Juan Carlos Arreygue, alcalde del municipio de Álvaro Obregón, fue detenido junto a cuatro policías locales, entre ellos un mando superior, en relación con  este crimen. 

En sus declaraciones, los uniformados señalaron "como probable responsable al Alcalde”, dijo a Radio Imagen el gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles. 

Según estos relatos, los fallecidos pertenecían a una banda dedicada a "la venta de droga al menudeo, el llamado ‘narcomenudeo’, y había una rivalidad incluso por algunas diferencias con algunos familiares del propio Alcalde”, dijo Aureoles. 

Esa banda buscaba distribuir droga en Álvaro Obregón, "lo cual el Alcalde había determinado que no les iba a permitir”, añadió. 

Las autoridades no han determinado si Arreygue estaba defendiendo su propia plaza de venta de droga, pero según el Gobernador, había sido investigado por agentes de inteligencia antes de su investidura como Alcalde y "había varias referencias de su vínculo” con líderes de Los Caballeros Templarios, un cártel ahora desmantelado que asoló durante años  Michoacán. 

Según la Fiscalía de Michoacán, la noche del pasado viernes varias personas que se encontraban en un pequeño comercio en los límites de los municipios de Cuitzeo y Indaparapeo fueron arrestadas por policías de Álvaro Obregón.

 Investigaciones

Los civiles fueron sometidos y obligados a subir a una camioneta, y al día siguiente fueron encontrados sin vida y carbonizados en el vehículo en un predio de Cuitzeo, según la Fiscalía. 

"El Alcalde habría dado de manera directa la instrucción y les había entregado además un arma (...) para que después se cometiera este múltiple asesinato”, dijo Aureoles. 

Según la Fiscalía local, entre las víctimas hay un hombre que prestaba sus servicios en la Alcaldía de Álvaro Obregón y se presume que  "mantenía diferencias de carácter personal” con Arreygue. El hallazgo de los 10 cuerpos carbonizados  nuevamente hace sonar las alarmas en Michoacán, estado duramente golpeado por la violencia ligada al narcotráfico. Los casos de civiles capturados por policías para después ser asesinados se han presentado en otros puntos de México en los últimos años, entre ellos el sonado caso de los 43 estudiantes desaparecidos de Ayotzinapa, en Guerrero (sur), vecino de Michoacán.

Uno de los casos más sonados de alcaldes corrompidos fue el de José Luis Abarca, alcalde de Iguala (Guerrero), donde en septiembre de 2014 fueron atacados los 43 estudiantes desaparecidos de Ayotzinapa por policías.

 

Otra  muerte
  • Detalle Un alcalde del estado mexicano de Puebla (centro) fue asesinado a tiros la noche del lunes cuando viajaba en su vehículo. Es  el tercer presidente municipal asesinado en el país en menos de 15 días, informaron ayer las autoridades. 
  • Nombre  El cuerpo de José Santamaría Zavala, alcalde de Huehuetlan El Grande, fue hallado con varios "impactos de arma de fuego” al lado de su camioneta, que también recibió disparos en la ventana del conductor y en la parte frontal, según un informe policial al que tuvo acceso la AFP. Cerca del vehículo, que estaba abandonado en una carretera cercana a su municipio, también se observaban varios casquillos, dice el informe al apuntar que el edil viajaba acompañado.

Valorar noticia

Comentarios

Otras Noticias