Rousseff pidió al Senado votar contra su destitución

“Lucho por la democracia, por la verdad por la justicia. Lucho por el pueblo de mi país”, afirmó Dilma Rousseff al pleno de 81 senadores, antes de la votación.
martes, 30 de agosto de 2016 · 00:00
AFP  / Brasilia

Dilma Rousseff llamó al Senado brasileño a votar contra su destitución, antes del fin de su juicio político que, si se cumplen los pronósticos, dejará a la izquierda fuera del poder del gigante sudamericano. Además, la suspendida presidenta denunció un "golpe de Estado” en su contra y advirtió que el futuro del país está en juego. Y "si se consuma, resultará en la elección indirecta de un gobierno usurpador”, añadió la exguerrillera de 68 años. Repitió que es "inocente”. 

Esta es la primera oportunidad que tuvo la mandataria de defenderse en el Congreso. Y es la última carta antes de la votación que decidirá si la destituye o no, probablemente hoy. En ese caso, será el presidente interino Michel Temer, enemigo número uno de Rousseff, quien asumirá el poder de Brasil hasta 2018.

"Lucho por la democracia, por la verdad por la justicia. Lucho por el pueblo de mi país”, dijo Rousseff al pleno de 81 senadores, convertidos en una especie de Gran Jurado. 

Cada vez más aislada políticamente, agobiada por la peor recesión económica desde los  30 y con su partido ametrallado por denuncias de corrupción, Dilma fue suspendida  en mayo por acusaciones de maquillar las cuentas públicas de su Gobierno. 

Desde sus tempranos inicios en la política, Rousseff se ganó una fama de firme, severa y también de arrogante y con dificultades para dialogar. Esta exguerrillera, primera mujer en asumir la presidencia de Brasil (2010), volvió a sentarse en el banquillo de los acusados tras 46 años. 

Y así lo contó: "en la lucha contra la dictadura, recibí en mi cuerpo las marcas de la tortura”. Fue en el único momento, al hablar de esos años en prisión, que su voz se quebró y sus ojos se empañaron. "Por eso, ante las acusaciones en mi contra en este proceso, no puedo dejar de sentir, en la boca, nuevamente, el gusto áspero y amargo de la injusticia”, destacó y remató: "por eso resisto, al igual que en el pasado”. Su mensaje - estoico - no sólo iba dirigido a los senadores, sino a una nación entera. 

Durante la jornada, Rousseff fue interrogada casi sin descanso por detractores y aliados bajo la mirada de Luiz Inácio Lula da Silva, su padrino político y la figura que encarnó el despegue de Brasil, el éxito de la lucha contra la pobreza y el presidente más popular de la historia moderna. A uno y otros repitió lo mismo: soy "inocente” y esto es un "golpe de estado”. 

La sesión fue maratónica desde que se inició a las 9:30, hora local, con su discurso de más de 40 minutos, y estaba previsto que  finalice la madrugada de este martes. Los partidarios de Temer aseguran tener entre 60 y 61 votos para garantizar la condena, más de los 54 necesarios, y todos los sondeos coinciden en que sólo un milagro la salvaría.

 

 

Evo Morales  expresa  su apoyo a Dilma
  • Declaración  Antes de que el Senado brasileño votara por la destitución o no de la presidenta suspendida Dilma Rousseff en el juicio político que le sigue, el presidente Evo Morales le expresó su apoyo enviándole un "¡Fuerza @dilmabr!” a través de su cuenta de Twitter. Rousseff acudió este lunes al Senado para asumir su defensa en el juicio político, en el que pidió que votaran en contra de su destitución y denunció "un golpe de Estado” en Brasil. "El único juez que puede sancionar su conducta política es su pueblo, los otros cumplen el vergonzoso encargo del imperio. ¡Fuerza @dilmabr!”, le dice Morales a la presidenta Rousseff a través de Twitter.

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

117
7

Comentarios