Morales llama “a consulta” al embajador boliviano

La destitución generó distintas reacciones entre sus vecinos sudamericanos: desde el congelamiento de relaciones hasta el “respeto” por la decisión.
jueves, 1 de septiembre de 2016 · 00:00
 Agencias  / La Paz 

El presidente  Evo Morales llamó ayer a consultas a su embajador en Brasil, luego de condenar "el golpe parlamentario”, después de que Dilma Rousseff fuera destituida de la presidencia de su país. "Estamos convocando a nuestro embajador en Brasil para asumir las medidas que en este momento se aconsejan”, escribió Morales en su cuenta de Twitter. 

Además,  Morales tuiteó: "Condenamos el golpe parlamentario contra la democracia brasileña.
 
Acompañamos a Dilma, Lula y su pueblo en esta hora difícil”. La Cancillería dijo que el Gobierno boliviano "hace un llamado a todos los Estados de nuestra región a rechazar estos golpes de Estado ‘suaves’ ante el peligro de la debilitación de la institucionalidad de la democracia, provocada por oposiciones incapaces de lograr votos necesarios para formar un gobierno”. 

Morales había advertido ayer que convocaría a su embajador si se confirmaba la destitución de Rousseff, pero de inmediato el canciller David Choquehuanca aclaró que no se trataba de un retiro del representante, sino de un mecanismo común en la diplomacia.

Rechazo y diplomacia

La destitución de  Rousseff generó distintas reacciones entre sus vecinos sudamericanos: desde el congelamiento de relaciones anunciada por el Gobierno socialista de Venezuela, el retiro del máximo representante ecuatoriano en Brasilia, hasta el "respeto” expresado por el Gobierno de centroderecha de Argentina. 

Venezuela "ha decidido retirar definitivamente a su embajador” en Brasil, Alberto Castellar, "y congelar las relaciones políticas y diplomáticas con el Gobierno surgido de este golpe parlamentario”, anunció la Cancillería venezolana en un comunicado. 

Ecuador, otro aliado de Rousseff y de su antecesor en el cargo, Luiz Inacio Lula da Silva, retiró a su encargado de negocios, Santiago Javier Chávez Pareja, que hasta ahora era su máximo representante diplomático en Brasilia. En mayo, en protesta por el proceso de impeachment contra Rousseff, Quito llamó a consultas a su embajador en Brasil, Horacio Sevilla, que desde entonces no volvió al puesto y en junio fue nombrado representante permanente de Ecuador ante Naciones Unidas. 

La Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA), formada por Venezuela, Bolivia, Ecuador y Nicaragua, condenó el "golpe de Estado parlamentario” en Brasil, que demuestra "que las fuerzas regresivas del hemisferio siguen trabajando con el objetivo de desestabilizar y provocar golpes de Estado en contra de los gobiernos progresistas de la región”. 
En una postura más moderada, el gobierno argentino de Mauricio Macri (centroderecha), destacó que "respeta” la decisión del Senado de Brasil de destituir a Rousseff. 

En el mismo sentido se pronunció el Gobierno de Chile, que se declaró "respetuoso” con la decisión del Senado brasileño y expresó su "confianza en que Brasil resolverá sus propios desafíos a través de su institucionalidad democrática”.  El Gobierno de Paraguay también expresó su respeto por esa decisión.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

67
5

Comentarios