Indignación mundial por prueba nuclear de Corea del Norte

Los 15 miembros del Consejo de Seguridad de la ONU, incluido China, decidieron “trabajar inmediatamente en medidas apropiadas” contra el régimen.
sábado, 10 de septiembre de 2016 · 00:00
 Naciones Unidas  / AFP

Las potencias mundiales expresaron su indignación ayer ante el nuevo ensayo nuclear norcoreano, y el Consejo de Seguridad de la ONU se reunión en medio de llamados a incrementar las sanciones. Los 15 miembros del Consejo se reunieron para consultas urgentes a solicitud de Estados Unidos y Japón. 

El presidente Barack Obama dijo que EEUU impulsará junto a sus aliados de la ONU "nuevas sanciones” contra Corea del Norte, por lo que consideró una "amenaza a la paz internacional”.
 
"Estados Unidos no acepta y no aceptará jamás que Corea del Norte sea (una potencia) nuclear”, advirtió Obama.

 Japón condenó un acto "absolutamente inaceptable” y la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA) habló de una operación "muy preocupante”.

Corea del Norte afirmó ayer haber logrado detonar una cabeza nuclear capaz de ser instalada en un misil, un quinto ensayo nuclear denunciado por Corea del Sur como un acto "de autodestrucción” que deja demostrada la "maníaca imprudencia” del dirigente norcoreano Kim Jong-Un. 

Este ensayo, el más potente jamás realizado por el Norte, según Seúl, agravará las tensiones en la península  donde las ambiciones nucleares y militares del régimen aislacionista ya fueron condenadas en sucesivas ocasiones por la comunidad internacional e impuso duras sanciones. 

Según la prensa oficial norcoreana, este último ensayo permitió a Pyongyang alcanzar su objetivo: miniaturizar una ojiva nuclear para poder armar un misil.

Las primeras sospechas sobre un nuevo ensayo las emitieron los sismólogos que detectaron un temblor de 5,3 grados cerca del principal sitio de ensayos nucleares norcoreano, en el noreste. El temblor fue señalado cerca de Punggye-ri, el día aniversario de la creación de Corea del Norte, instaurada en 1948. 

"Esta explosión de 10 kilotones era casi dos veces más potente que el cuarto ensayo nuclear y levemente menos que el bombardeo de Hiroshima, que tenía unos 15 kilotones”, explicó Kim Nam-Wook. El ensayo será analizado de cerca por los expertos que intentan determinar si permitió al Norte hacer nuevos progresos y si se trata de una bomba atómica o de una bomba de hidrógeno, mucho más potente.

Consejo de Seguridad

El Consejo de Seguridad de la ONU condenó ayer el quinto ensayo nuclear norcoreano y decidió preparar una resolución que impondrá a Pyongyang nuevas sanciones. En una declaración unánime, sus 15 miembros, entre ellos China, aliada de Pyongyang, indicaron "que comenzarán a trabajar inmediatamente en medidas apropiadas, según el artículo 41 de la Carta de la ONU, y una resolución del Consejo”.

 El artículo 41 concierne a "medidas que no impliquen el uso de la fuerza armada”. Estados Unidos, Francia y Japón reclamaron nuevas y fuertes sanciones contra Corea del Norte, que sufre desde marzo severas restricciones económicas, financieras y comerciales, tras su cuarto ensayo nuclear realizado en enero. 

Para imponer nuevas sanciones o aplicar aquellas existentes, el Consejo tendrá que contar con la buena voluntad de Pekín, el primer socio económico de Pyongyang. Corea del Sur, Estados Unidos, Japón, Rusia y China condenaron este quinto ensayo nuclear.

 

Las sanciones no sirvieron de mucho contra el régimen

 

 

AFP  / Pekín

El quinto ensayo nuclear norcoreano prueba la ineficacia de las sanciones económicas tomadas contra el régimen comunista, consideran los expertos, algunos de los cuales apuestan por volver a la negociación diplomática, tal y como sugiere desde hace tiempo Pekín, principal aliado de Kim Jong-Un. 

El ensayo nuclear del viernes, el más potente jamás realizado por los norcoreanos, "muestra que nuestro método ha fracasado: no hemos logrado hacer que renuncien a sus ambiciones nucleares”, constata Jenny Town, redactora jefe del sitio web 38 North, especializado en Corea del Norte. 

"Sin China, la batalla está perdida antes de empezar”, añade. Pekín mostró  su "firme oposición” al ensayo nuclear, la misma terminología empleada tras el ensayo precedente en enero. Los chinos han llamado a resolver la crisis via conversaciones a seis -las dos Coreas, Rusia, China, Japón y EEUU- un proceso que lleva atascado desde hace tiempo. 

 Desde su primer ensayo nuclear en 2006, Pyongyang soportó 5 tandas de sanciones del consejo de seguridad de la ONU. China ha apoyado estas medidas, pero las resoluciones incluyen lagunas y los expertos dudan de que China, primer socio económico de Corea del Norte, las cumpla. Parece poco probable que China "opte por una presión mucho más fuerte” sobre Corea del Norte, observa Bonnie Glaser, especialista de Asia en el Center for Strategic and International Studies (CSIS) en Washington.

 

11
1

Comentarios

Otras Noticias