En Caracas, una multitud exige el revocatorio contra Maduro

Vestidos de blanco, en medio de banderas que ondeaban y bajo la consigna “¡Revocatorio ya!”, los opositores protagonizaron ayer la “Toma de Caracas”.
viernes, 02 de septiembre de 2016 · 00:00
AFP  / Caracas

La oposición venezolana abrió una nueva etapa de presión en las calles para exigir un referendo revocatorio contra el presidente Nicolás Maduro, fortalecida por la multitudinaria marcha en la que dijo haber reunido más de un millón de personas. 

"Mostramos al mundo el tamaño inmenso de la Venezuela que quiere cambio. Es una marcha histórica”, anunció desde una tarima el vocero de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), Jesús Torrealba, quien dijo que se manifestaron "entre 950 mil y 1,1 millones” de opositores. Al anunciar el "inicio de la etapa definitiva” de la lucha por el referendo, Torrealba precisó que el 7 de septiembre marcharán hacia la sede de poder electoral, y siete días después en las capitales de los estados, mientras que anoche la MUD llamó a un toque nacional de cacerolas. 

Vestidos de blanco, ondeando banderas y gritando "¡Revocatorio ya!”, los opositores acudieron a lo que llamaron la "Toma de Caracas”. "Hay mucha hambre, desesperanza, amenazas.
 
Queremos un cambio”, declaró Alba Zárate, de 39 de años. En la mayor pulseada que libraron en las calles en los últimos años, Maduro respondió a la oposición con una masiva concentración de seguidores ataviados de camisetas rojas, en el centro de Caracas, en lo que bautizaron como la "Toma de Venezuela”. 

"Hoy derrotamos un golpe de Estado (...), han fracasado una vez más, la victoria es nuestra”, dijo desde la tarima el presidente socialista, quien calculó entre "25.000 y 30.000” los participantes en la marcha opositora. 

Marcha y contramarcha transcurrieron en calma, pero en el cierre de la manifestación opositora un grupo de encapuchados lanzó piedras y bloqueó una estratégica vía que conecta el este con el oeste, ante lo que la Policía respondió con gases lacrimógenos. La MUD se deslindó de esos hechos y denunció "la presencia de infiltrados”. 

Durante la jornada, policías y tanquetas vigilaron varios puntos de la ciudad, y algunas calles y negocios permanecieron cerrados. La MUD reclama al Consejo Nacional Electoral (CNE) -al que acusa de chavista- la fecha de recolección de cuatro millones de firmas necesarias para convocar el referendo, pues considera que sólo cambiando al gobierno y su modelo socialista se acabará la crisis. 

Ocho de cada 10 venezolanos quieren un cambio de gobierno, según la firma Datanálisis.
 
Golpeada por la caída de los precios del petróleo, Venezuela sufre una escasez de alimentos y medicinas del 80% y una inflación que el FMI proyecta en 720% para este año. Pese al descontento popular, la oposición no había convocado multitudes desde 2014, según analistas en parte por el miedo a la violencia de aquellas marchas.
 
Relator Lanza denuncia impedimentos a manifestantes y medios
 
El relator especial para la Libertad de Expresión de la CIDH, Edison Lanza, denunció restricciones gubernamentales a una multitudinaria marcha opositora en Caracas ayer, reportando bloqueo de vías y expulsión de periodistas internacionales. 

La Relatoría ha registrado varios episodios "graves” para "restringir y obstaculizar, tanto el ejercicio del derecho a la protesta por parte de los manifestantes como el desarrollo de las cobertura periodística”, dijo Lanza a la AFP. 

"Ya no es una situación de regularidad democrática ni de disfrute de las libertades”, añadió. El encargado de la vigilancia de la libertad de expresión en el continente reseñó la prohibición de entrada a Venezuela o la deportación esta semana de varios corresponsales extranjeros que iban a cubrir la manifestación opositora. 

Según el relator, al menos siete periodistas de medios internacionales fueron impedidos de asistir a la manifestación. El Sindicato Venezolano de Periodistas había denunciado que los corresponsales del periódico francés Le Monde, de la radio pública estadounidense NPR y la colombiana Caracol Radio, que viajaron a Caracas a cubrir la marcha opositora, no fueron admitidos por las autoridades en el aeropuerto. 

"Es una decisión del gobierno de tratar de impedir el escrutinio internacional de esta marcha, que se da en un clima y momento crítico para Venezuela”, dijo Lanza. La CIDH también reportó denuncias sobre obstáculos a los manifestantes como el bloqueo de vías, puestos de control policiales y decretos que limitan el tránsito en algunas zonas. El Gobierno venezolano había anunciado que vuelos privados y los drones estarían prohibidos.

183
9

Otras Noticias