Michel Temer gobernará a un Brasil turbulento

viernes, 02 de septiembre de 2016 · 00:00
AFP  / Brasilia

El conservador Michel Temer pretende suturar las heridas de una sociedad brasileña ahogada económicamente y hastiada de la corrupción, en los dos años y cuatro meses que le quedan para completar el mandato de la destituida presidenta de izquierda Dilma Rousseff. 

La lista de desafíos económicos, sociales y hasta judiciales proyecta un gobierno obligado a obtener resultados contrarreloj antes de las próximas presidenciales de 2018, que no podrá desatender las presiones de la heterogénea base de partidos que impulsó su ascenso. Y todo bajo la negra sombra del escándalo de corrupción en Petrobras 

 Economía 

Es el mayor desafío y la mayor apuesta: pasar de un modelo de sesgo intervencionista a uno con mayores libertades económicas, que incluye en su menú privatizaciones y un fuerte ajuste. Temer cuenta con el aval de la industria y del mercado. Desde que asumió interinamente en mayo tras la suspensión de Rousseff, la bolsa de Sao Paulo subió cerca de 29% y el real se apreció en torno al 15,7%. Pero el país está en ruta a su primer bienio recesivo en más de 80 años y esta semana los datos oficiales mostraron que el desempleo marcó un récord de 11,6% en mayo-julio y el PIB se contrajo 0,6% en el segundo trimestre. 

"Mi compromiso es rescatar la fuerza de nuestra economía y volver poner a Brasil sobre sus rieles”, dijo Temer en un mensaje transmitido tras su asunción. Llega a la presidencia con un rojo fiscal estimado en unos 53.000 millones de dólares este año.
3
1

Comentarios