Clinton salió mejor parada del primer debate con Trump

Los candidatos presidenciales sostuvieron anoche un debate con varios choques sobre el manejo de la economía, tensiones raciales y la política exterior.
martes, 27 de septiembre de 2016 · 01:19
AFP y Univisión  / Hempstead 

Donald Trump perdió este lunes la oportunidad de presentarse como un político más tranquilo y más serio en su primer debate contra Hillary Clinton. El candidato republicano resopló, adoleció de falta de preparación y reaccionó nervioso a las provocaciones de la demócrata.

 Clinton y Trump empezaron con cortesía el debate en la Universidad de Hofstra, en Long Island.
 
Se dieron la mano sonrientes y él le dio una palmada en la espalda. En el primer intercambio, Clinton dijo que estaba contenta de estar con "Donald” y él subrayo que estaba "de acuerdo con Hillary” en parte del diagnóstico sobre el estado de la economía.

Pero nada más llegar la segunda pregunta, Clinton consiguió enervar a Trump al mencionar que no había empezado su negocio de la nada, sino con 14 millones prestados de su padre.

Trump la interrumpió repetidamente levantando la voz entre resoplidos por la nariz y algún jadeo, como si le faltara el aire. Clinton sonreía; Trump la miraba con  mal gesto los momentos en los que la escuchaba. Élla le llamaba "Donald” y él pasó de un cordial "Hillary” a un distante "secretaria Clinton”.

Clinton raramente interrumpía a Trump. Le miraba y esperaba su turno para responder con detalles.

La exsenadora y exsecretaria de Estado, veterana de debates, tenía aprendida la lección.

Repetía las palabras de Trump en el pasado y mencionaba particulares sobre sus quiebras o sus cuentas sin pagar. Uno de sus objetivos era contrastar al heredero Trump con una imagen más humilde de su familia. Clinton, que ahora es millonaria, mencionó tres veces a su padre e insistió en que tenía un pequeño negocio textil.

Cuidadosa, Clinton citó a una de las personas más populares en Washington, Michelle Obama y alabó al presidente, que también tiene un índice de popularidad inusualmente alto para un comandante-en-jefe al final de su segundo mandato.

La candidata demócrata tenía frases ensayadas, como "eso no es exacto” y "Donald, vives en tu propia realidad”, sin levantar la voz ante las interrupciones de su rival.
Un debate áspero



Los candidatos presidenciales estadounidenses protagonizaron así un áspero choque en el primero de una serie de tres debates, con abundantes acusaciones cruzadas y sugerencias directas de racismo y deshonestidad. 

En un duelo verbal que se extendió por 90 minutos sin interrupciones, los dos principales aspirantes a la Casa Blanca chocaron en la presentación de sus propuestas para corregir los problemas económicos y definir la política exterior de Estados Unidos. Pero más allá de las diferencias en sus propuestas, Clinton y Trump no ahorraron en usar artillería pesada al lanzarse acusaciones recíprocas. 

Los dos comenzaron dando la impresión de que expondrían sus discrepancias en un clima de calma, pero muy rápidamente las interrupciones se hicieron constantes como antesala a los ataques personales. Clinton, por ejemplo, dijo que Trump se había lanzado a la política usando la "mentira racista” de cuestionar la nacionalidad del presidente Barack Obama, y que el millonario empresario parecía tener algo que "esconder” al negarse a divulgar sus declaraciones de impuestos. 

Por su parte, Trump dijo que Clinton había pasado tres décadas en la vida pública sin haber nunca aportado una solución a los problemas del país, y añadió que como Secretaria de Estado fue responsable de generar un "caos completo” en Medio Oriente.  Con relación a sus declaraciones de impuestos, Trump dijo que las divulgaría cuando Clinton difunda los 33.000 correos electrónicos que ella eliminó del servidor privado de correos que utilizó cuando era Secretaria de Estado. 

En la apertura de la discusión sobre economía, Clinton dijo que la "cuestión central” de esta elección es decidir "qué país queremos ser”, y afirmó que como presidenta se propone "construir una economía que funcione para todos” y que sea más "justa”.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

139
9