Rajoy pide cesar al gobierno catalán y convocar a elecciones

El mandatario español pide poner bajo su tutela la actividad del Parlamento catalán algo que, según el presidente de esa comunidad, “se sitúa fuera del Estado de Derecho”.
domingo, 22 de octubre de 2017 · 00:00
AFP  / Madrid
   
El presidente del gobierno español, Mariano Rajoy, anunció ayer que pedirá al Senado el cese del gobierno catalán de Carles Puigdemont y poder convocar elecciones regionales antes de seis meses para impedir una secesión unilateral y "recuperar la normalidad”. 
 
En una comparecencia de prensa en Madrid, Rajoy anunció  su intención de conseguir el "cese del presidente de la Generalitat (ejecutivo) de Cataluña, del vicepresidente y de los consejeros que integran el consejo de gobierno”, en un Senado en el que su formación, el Partido Popular,  tiene mayoría absoluta. 
 
El equipo de Rajoy ha pedido al Senado que lo autorice a cesar a todo el gobierno catalán y a controlar todos los organismos dependientes del ejecutivo regional, entre ellos la policía catalana (Mossos d'Esquadra) y los medios públicos de comunicación.
 
"La idea”, añadió Rajoy, es que "los ministerios asuman esta responsabilidad a lo largo del plazo que dure esta situación excepcional”.
 
 Además, el jefe del gobierno pidió la potestad de disolver el Parlamento catalán, una competencia actualmente en manos de Puigdemont, para "convocar elecciones en un plazo máximo de seis meses”. Los últimos comicios fueron en septiembre de 2015 y arrojaron una mayoría secesionista.
 
"Éste es un proceso que ha sido unilateral, ha sido contrario a la ley y ha buscado el enfrentamiento”, sentenció Rajoy, culpando a los independentistas de la crisis e insistiendo en que el objetivo es "recuperar la normalidad”.
 
El Senado deberá a fines de mes aprobar el uso de estas medidas al amparo del artículo 155 de la Constitución -nunca usado de pleno en 40 años de democracia-, que permite a Madrid intervenir el gobierno de una comunidad autónoma, y tendrá la posibilidad de sugerir cambios al plan. En ese trámite en el Senado, de una semana aproximadamente, Puigdemont tiene hasta el martes por la tarde para presentar alegaciones.
 
Clamor independentista
 
Los independentistas respondieron airadamente a las medidas de Rajoy y alrededor de unas 450 mil personas, según la policía local, se manifestaron en Barcelona a gritos de   "¡independencia!” y "¡libertad!”,  en reclamo de la secesión y de la liberación de dos líderes de organizaciones indepedentistas acusados de sedición por la justicia. La marcha estuvo encabezada por el presidente de la Generalitat.
 
Horas más tarde,  el presidente de Cataluña, afirmó  que el gobierno español "se sitúa fuera del Estado de derecho”, y pedirá un pleno del Parlamento regional para que debata sobre las medidas con las que Madrid quiere intervenir la autonomía catalana. 
 
"Pediré al Parlamento que fije la convocatoria de una sesión plenaria, donde los representantes de la soberanía ciudadana (...) debatamos y decidamos sobre el intento de liquidar nuestro autogobierno y nuestra democracia y actuemos en consecuencia”, dijo Puigdemont en un discurso, en respuesta a la batería de medidas anunciadas por el gobierno de Mariano Rajoy para detener el desafío secesionista catalán. 
 
"Las instituciones catalanas y el pueblo de Cataluña no podemos aceptar este ataque”, añadió Puigdemont, en un discurso que incluyó partes en castellano e inglés. 
 
El dirigente agregó que con todas estas iniciativas, "el gobierno español, con el apoyo del Partido Socialista y de Ciudadanos, ha lanzado el peor ataque a las instituciones y el pueblo de Cataluña desde los decretos del dictador militar Francisco Franco aboliendo la Generalitat”. 
 
En el fragmento pronunciado en español, dijo que lo ocurrido este sábado es "un ataque a la democracia que abre la puerta a otros abusos de la misma índole en otros lugares, y no sólo en Cataluña”. Por su lado, la presidenta de la cámara catalana, la independentista Carme Forcadell, denunció "un golpe de Estado de facto”, y añadió sin más precisiones que "nos comprometemos (...) a defender la soberanía del Parlamento de Cataluña”. 
 
Esta semana, Puigdemont había amenazado con una proclamación unilateral de independencia si se aplicaba el artículo 155. Si el presidente catalán diera el paso de proclamar la independencia unilateralmente, la Fiscalía General del Estado "formularía una querella” por un delito de rebelión, pasible con hasta 30 años de cárcel, advirtió a AFP una fuente de ese organismo. 
 
El vicepresidente catalán, Oriol Junqueras, estimó por su lado que el PP (y sus aliados) no han suspendido sólo la autonomía,  "han suspendido la democracia”.
 
Este es el culmen de cinco años de pulso por las aspiraciones independentistas de las autoridades catalanas, en la peor crisis de la España democrática en 40 años.
 
Referéndum de  autodeterminación:
  • Convocatoria  El 6 de septiembre el gobierno catalán firmó el decreto de convocatoria pese a su prohibición por la justicia española.
  • Suspensión  Un día después, el Tribunal Constitucional suspende cautelarmente el decreto y establece medidas contra los impulsores de la consulta.
  • Campaña  El 14 de septiembre los independentistas lanzan campaña por el sí en un clima de máxima tensión con Madrid.
  • Referéndum  El 1 de octubre se celebró el referéndum de autodeterminación a pesar de su inconstitucionalidad.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

62
6