Condenan a cadena perpetua al “carnicero de los Balcanes”

“Mienten, ustedes mienten. No me siento bien”, gritó el exgeneral y fue expulsado del recinto. Lo trasladaron a una sala adyacente para que escuche el veredicto.
jueves, 23 de noviembre de 2017 · 01:00

AFP / La Haya


  El exgeneral Ratko Mladic, el “carnicero de los Balcanes”, fue condenado ayer a cadena perpetua por la justicia internacional por genocidio, crímenes de lesa humanidad y crímenes de guerra. 


Más de dos décadas después de una guerra que dejó más de 100 mil muertos y 2,2 millones de desplazados entre 1992 y 1995, el exjefe militar de los serbobosnios, de 74 años, fue condenado por el Tribunal Penal Internacional para la ex-Yugoslavia (TPIY) en La Haya. 


“Por haber cometido estos crímenes, el tribunal condena a Ratko Mladic a cadena perpetua”, dijo el juez Alphons Orie. 


“Los crímenes cometidos forman parte de los más odiosos del género humano”, añadió el juez, que considera que las circunstancias atenuantes que invocó la defensa, como su capacidad mental debilitada, “tuvieron poco peso” en el juicio.


 El alto comisionado de Derechos Humanos de la ONU, Zeid Ra’ad al Hussein, calificó el veredicto de “victoria crucial para la justicia” una advertencia a los autores de crímenes contra la humanidad “de que no escaparán a la justicia”.

adic, de 74 años, empezó a gritar y acusar de mentirosos a los jueces y fue evacuado de la sala. El juez Orie también rechazó la petición de la defensa de interrumpir el proceso por la tensión arterial demasiado alta del acusado. 


“Mienten, ustedes mienten. No me siento bien”, gritó Mladic. Tras su expulsión de la sala, fue llevada a una sala adyacente para escuchar el veredicto. 


El acusado decidió finalmente presentarse a la lectura del veredicto después de haber dado a entender que no vendría por razones de salud. 


A su llegada, vestido con un traje oscuro y una corbata de color rojo, levantó un dedo y sonrió a los fotógrafos que le esperaban. También saludó en la sala a su familia que estaba en la galería, entre ellos a su hijo Darko Mladic. Tras 40 minutos de audiencia el acusado pidió ir al baño. 


“Estoy muy preocupado por su salud”, dijo su hijo a la AFP durante la interrupción. 


El cerebro tras los asesinatos de miles de personas 


El llamado “carnicero de los Balcanes”, acusado por el TPIY de ser el cerebro detrás del asesinato de miles de personas e imputado por genocidio, crímenes contra la humanidad y crímenes de guerra, sigue siendo un ídolo para muchos en la República Srpska, la entidad serbia en Bosnia. 


Junto con su alter ego político Radovan Karadzic, fue un “arquitecto de la política de limpieza étnica” de una parte de Bosnia para crear un Estado serbio étnicamente puro, según el fiscal Serge Brammertz. 


El TPIY fue creado en 1993 en La Haya para juzgar a los presuntos responsables de crímenes de guerra durante los conflictos en los Balcanes y cerrará definitivamente sus puertas el 31 de diciembre.

La acusación pedía cadena perpetua para Mladic y la defensa su absolución. 


El exjefe militar nunca reconoció su culpabilidad, si bien dijo lamentar “cada inocente muerto en todos los bandos, en todas las comunidades étnicas de la ex-Yugoslavia”. 


En los últimos días, la defensa intentó en vano aplazar el fallo histórico alegando la mala salud física y mental del general. 


El acusado, que sufrió tres infartos cerebrales, “puede morir en cualquier momento”, avisó su abogado Dragan Ivetic, que duda que Mladic pueda “entender de manera significativa” el alcance de la sentencia. 


El TPIY imputó a Mladic el 25 de julio de 1995, días después de la masacre de cerca de 8.000 hombres y niños musulmanes en Srebrenica por la que se le acusó de genocidio. 


También se le reprochan el secuestro de empleados de Naciones Unidas y el sitio de Sarajevo, que duró 44 meses y dejó 10.000 muertos, en su mayoría civiles.|

Madres   “parcialmente satisfechas”

Las madres de Srebrenica aplaudieron, lloraron y se abrazaron cuando el juez de La Haya anunció la condena de Ratko Mladic a cárcel perpetua por genocidio. 


“¡Le doy gracias a Dios, en nombre de nuestros hijos!”, exclamó Nedziba Salhovic, una de la mujeres congregadas ayer delante de una de las televisiones instaladas en el memorial de Potocari. 


Si en La Haya, responsables de asociaciones se dijeron “parcialmente satisfechas”, las que se quedaron en Srebrenica expresaron su desahogo. Es en ese lugar donde se instalaron miles de estelas en homenaje a sus hijos, hermanos y maridos.


 Morirá en La Haya


  “¡Mladic morirá en La Haya! Estoy feliz, feliz por esta justicia”, dijo Nedziba Salhovic. 


Desde el inicio de la lectura del veredicto  cayeron las primera lágrimas. Y se oían gritos de rabia cuando Mladic se enfadaba. “¡No eres un hombre, eres basura!”, gritó una de las mujeres con velo. 


Cuando el criminal pidió una interrupción de la lectura para ir al baño, exclamaron con desprecio: “¡El chetnik se lo hizo encima!”. 


Estas mujeres no esperaban menos que cadena perpetua. “Mis fotos son pruebas irrefutables”, dijo una, mostrando las imágenes. 


Todas vinieron para oír cómo el “carnicero de los Balcane” iba a morir en la cárcel. 


“Pero no se haría justicia ni que viviera mil veces y fuera condenado a perpetuidad otras tantas”, se lamentó Ajsa Umirovic, de 65 años, que perdió a cuatro miembros de su familia. 


 En Sarajevo, otra ciudad mártir, Safet Kolic, vendedor de ropa, cree que este fallo llega demasiado tarde.  Para él, Mladic “destruyó un pueblo por hacerle cometer un genocidio, y otro que tuvo que padecer el genocidio”. 


En la capital bosnia  todavía se pueden ver en muchas fachadas los impactos de obuses, restos de un asedio de 44 meses, uno de los más largos de la historia. 


Más de 10.000 habitantes, entre ellos 1.500 niños, murieron allí víctimas de los francotiradores y de la artillería que se disparaba desde las colinas controladas por las tropas de Mladic alrededor de la localidad.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

63
2