La oposición anuncia que impugnará resultado del referéndum en Turquía

La ventaja mínima del Sí evidencia el clima de polarización en el que está sumida Turquía
lunes, 17 de abril de 2017 · 07:07
elmundo.es / Lluis Miquel Hurtado
El 51,20% de los turcos, contra el 48,80% - resultados oficiales - ha elegido reformar la Constitución de Turquía según la propuesta de su Presidente, Recep Tayyip Erdogan. La ventaja mínima del Sí evidencia el clima de polarización en el que está sumida Turquía.

Los dos principales partidos de la oposición, el CHP (socialdemócrata) y el prokurdo (HDP) han advertido de su intención de impugnar el resultado. Denuncian "manipulaciones" y quieren recurrir dos millones y medio de votos capaces de invertir el resultado. Ambos partidos denunciaron una medida anunciada en el último momento por el Alto Consejo Electoral Turco (YSK) de considerar válidos los votos que no llevaban el sello oficial del colegio electoral en el que fueron introducidos en la urna.

De los resultados del referéndum se desprende que la inmensa mayoría de los seguidores del islamista gobernante AKP, fundado por Erdogan, se mantuvieron fieles a su líder. Las provincias conservadoras del interior de Anatolia se decantaron por el Sí; los tradicionales caladeros del socialdemócrata CHP y del izquierdista kurdo HDP, la región del Egeo y el sureste del país respectivamente, se mantuvieron con el No. Sin embargo, el No impuesto en las tres principales ciudades - Ankara, Estambul y Esmirna - y en algunas provincias donde el AKP ganó en las última generales manifiesta que la mayoría de votantes del MHP se decantaron por el No, lo que cuestiona el liderazgo de Bahçeli.

La profunda división en el seno de votantes islamonacionalistas la evidenciaba Cem y Meltem, un matrimonio al que este periódico conoció a pie de urna. "Nadie entiende la reforma. Estas elecciones son un sinsentido", se quejó ella, partidaria del No. "El Sí nos traerá una democracia mejor y un sistema más avanzado. Viviremos más libres y tranquilos", le replicó él, a lo que ella contestó: "Ya somos libres. No quiero que demos marcha atrás en el tiempo". "Ya ves...nos respetamos", resumió él, sonriente. En un país donde el voto es obligatorio, aunque no votar no se sanciona, la participación en el referéndum, que Erdogan había convertido en un plebiscito sobre él, superó el 80%.

Erdogan quiere reinstaurar la pena de muerte
Erdogan celebró una "victoria de la nación" y fijó el próximo tres de marzo de 2019, día de las primeras elecciones legislativas y presidenciales bajo el nuevo sistema de gobierno votado ayer, como la próxima meta.

El presidente se dirigió triunfal a la multitud que coreaba su nombre en el exterior. "Quienes amenazan a mi nación han tenido su respuesta en las urnas. Seguiremos adelante con nuestro camino", rugió agradeciendo los votos recibidos en la atribulada región del sureste, donde la guerra entre la guerrilla PKK y el ejército turco ha dejado cientos de muertos y desplazado a cientos de miles. En su último discurso ante sus seguidores, Erdogan aseguró que discutirá "inmediatamente" la reinstauración de la pena de muerte. Si el líder de la oposición no se suma, ha añadido "tendremos otro referéndum para ello". La Unión Europea considera la pena capital una línea roja que conllevaría la terminación el proceso de integración turco.

Mientras los seguidores de Erdogan machaban por las inmediaciones de las sedes del partido AKP de Ankara y Estambul, en otros distritos seculares se protestaba, golpeando cacharros, en contra del resultado. Algunos alegaban que se había "manipulado" el resultado. Sin embargo, el centro de Estambul, la plaza de Taksim, permaneció desértico, síntoma de que el resultado no llevó al júbilo masivo.

La mayoría de consultados en los colegios electorales confesaban ayer desconocer la propuesta de reforma de la Constitución que se votaba. Un paquete de 18 artículos entre los que se eleva de 550 a 600 el número de diputados, se rebaja la edad de participación en el hemiciclo a 18 años y se elimina la judicatura militar. Pero los más importantes son los que eliminan la figura del actual Primer Ministro y dotan de sus funciones al Presidente, que se convierte simultáneamente en representante del país y jefe del ejecutivo.

Bajo esta nueva era presidencialista, Erdogan podrá gobernar por decreto, seleccionar su gabinete, elegir a cuatro miembros del máximo órgano judicial - siete los elegirá el Congreso - y liderar un partido político, entre otras competencias. Algunas de las reformas se introducirán antes de esa fecha.Una de las primeras personas en pronunciarse desde Europa fue la europarlamentaria Kati Piri, redactora del informe anual de progreso en el ingreso de Turquía en la UE. "Está claro que este país no puede entrar en la Unión Europea con una Constitución que no respeta la separación de poderes y no tiene rendición de cuentas", siguió. El Consejo de Europa, por su parte, instó a Turquía a "asegurar la independencia de la Justicia" y se ofreció para "apoyar al país en este proceso".

Turquía prolongará el estado de emergencia en vigor desde hace casi nueve meses, tras el resultado del referéndum. La decisión de extender el estado de emergencia, impuesto tras el fallido golpe de Estado del 15 de julio de 2016, se tomará durante una reunión del Consejo Nacional de Seguridad prevista para esta tarde.

Sobre la última encuesta de Página Siete

Si usted es de los que necesita estar bien informado, puede acceder a la encuesta electoral completa de Página Siete, suscribiéndose a la aplicación PaginaSietePro que puede descargar de App Store o Google Play

 


   

63
2