La decisión de Maduro de dejar la OEA tendrá consecuencias

“Se va a convertir en una especie de Corea del Norte de América Latina al cortar la relación con el sistema interamericano”, opina el boliviano Jaime Aparicio.
viernes, 28 de abril de 2017 · 00:00
AFP / Caracas

 Venezuela activó ayer el proceso de retiro de la Organización de Estados Americanos (OEA).
 
Esta inédita decisión en el foro abre una serie de interrogantes que expertos consultados por AFP intentan responder. 

 ¿Por qué se retira?

La relación entre la OEA y Venezuela en los últimos 15 años ha sido tensa, y más aún con la llegada a la secretaría general del uruguayo Luis Almagro, que no duda en tachar a Maduro de "dictador” y promover que se aplique a su gobierno la Carta Democrática, un instrumento que prevé sanciones en caso de ruptura del orden democrático. 

"El Vexit”, como ya lo llaman algunos, estaba a la vuelta de la esquina. La canciller Delcy Rodríguez había advertido que Venezuela se retiraría del organismo si se aprobaba una reunión ministerial para evaluar la grave crisis en el país petrolero. 

Y el miércoles, poco después de que la OEA convocara a esta reunión, Venezuela anunció que denunciaría la Carta de la OEA, alegando "intervencionismo e injerencismo”. 

"El Gobierno venezolano levanta un nuevo escudo para, en nombre del principio de no intervención, evitar el escrutinio internacional incluso en materias supranacionales como los derechos humanos”, dijo   la experta Elsa Cardozo. 

Antes de salir, debe cancelar una deuda que en 2017 acumulará 10,5 millones de dólares de cuotas anuales para la OEA. 

El mandato de Maduro concluye en enero de 2019, cuando aún no habría terminado el proceso de retiro de la OEA. 

¿Evita sanciones?

Rodríguez aseguró que a partir de este momento Venezuela no participará de ningún evento de la OEA. Pero en los dos años que dura el proceso  Venezuela "sigue siendo un sujeto con obligaciones hacia la OEA y pasible de sanciones”, explicó el boliviano Jaime Aparicio, expresidente del Comité Jurídico Interamericano de la OEA. 

La suspensión de un país, prevista en la Carta Democrática, necesita los votos de 24 de los 34 países que integran la OEA. 

La reunión de cancilleres, que disparó la crisis diplomática, fue aprobada en el Consejo Permanente con 19 votos. 

Implicaciones económicas

 Paul Constance, portavoz del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), dijo que Venezuela no tiene ningún préstamo activo. "No hay estipulaciones contractuales de préstamo o políticas que aceleren el repago de préstamos, suspendan elegibilidad para otros préstamos, o que requieran que un país miembro mantenga una relación específica con la OEA”, explicó. 

¿Se aísla?

Venezuela, que fue además suspendida del Mercosur, "se va a convertir en una especie de Corea del Norte de América Latina porque están cortando toda relación con el sistema interamericano”, indicó Aparicio. 

Y aunque continúe como miembro de la OEA por otros dos años, Caracas puede evitar que una comisión del organismo viaje al país para reunirse con las partes en conflicto y tratar de impulsar soluciones políticas. 

El organismo tiene tiempo sin recibir una invitación del Gobierno venezolano. Dejó de ser llamado por ejemplo a observar elecciones desde 2006. 

Cardozo advirtió por su parte que Venezuela se convirtió en "un problema mayúsculo” para el hemisferio, por la diáspora de venezolanos que migran a otros países de la región y por las acusaciones de Estados Unidos por narcotráfico y otros delitos contra altos funcionarios como el vicepresidente Tareck  El Aissami.

 

Venezuela "es un desastre”, dice Donald Trump

El presidente estadounidense, Donald Trump, dijo que "Venezuela es un desastre” y que está "muy triste” por la situación en ese país, escenario de una ola de protestas antigubernamentales y que decidió retirarse de la OEA.

 "Estoy muy triste por Venezuela, muy triste de ver lo que ha pasado. Es una situación muy triste”, respondió brevemente Trump a la pregunta de un periodista mientras recibía en la Casa Blanca al presidente argentino  Mauricio Macri.

  Mientras, la canciller Delcy Rodríguez pidió a la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) convocar a su vez una reunión extraordinaria, que se fijó para el 2 de mayo en San Salvador.

 La internacionalista Elsa Cardozo considera que Venezuela más que aislarse busca sumar aliados en espacios "más cómodos y manejables”.

"Pero no creo que sea tan fácil, en la Celac están los mismos ‘cipayos genuflexos’ (como llamó Rodríguez a los 19 países que votaron a favor de la reunión), salvo Estados Unidos y Canadá”, subrayó Cardozo.

De los 33 integrantes de la Celac, 17 respaldaron la resolución de la OEA.

Al denunciar la Carta de la OEA, Venezuela saldría además de la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos (CIDH) y de organismos como la CICAD (Comisión Interamericana para el Control del Abuso de Drogas), el Comité Jurídico Interamericano y la Comisión Interamericana de Mujeres. Ya Venezuela había denunciado la Convención Americana, que implicó su desvinculación con la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte IDH).

Una Venezuela en crisis  inicia su salida de la OEA

AFP / Caracas

 El Gobierno de Venezuela comenzó ayer su proceso de retiro de la Organización de Estados Americanos (OEA), enfrentado a una creciente presión internacional y a una ola de protestas que deja una treintena de muertes. 

En un hecho inédito en la OEA, Venezuela se aparta voluntariamente -Cuba fue expulsada en 1962-, alegando "intervencionismo e injerencismo” de un grupo de países, a través del organismo y encabezados por Estados Unidos, para derrocar al presidente Nicolás Maduro. 
"Hoy es un día de victoria para Venezuela. Hoy amanecimos más libres, más independientes”, declaró en rueda de prensa la canciller Delcy Rodríguez. 

Rodríguez anunció esa decisión histórica poco después de que la OEA, con el voto de 19 países, convocara a una reunión de cancilleres -en fecha aún no precisada-, para evaluar la grave crisis venezolana. 

"El entreguismo de algunos países de nuestra región lo pagarán caro”, manifestó la canciller, al llamarlos una "comparsa de Judas que pretenden la intervención”. 

El proceso de retiro, que tarda 24 meses, iniciará cuando Venezuela presente una carta de denuncia contra la OEA al secretario general, Luis Almagro. 

Almagro ha insistido en la aplicación de la Carta Democrática  al acusar al gobierno de Maduro de convertirse en una dictadura.

 Para Julio Borges, presidente del Parlamento -único de los poderes públicos controlados por la oposición-, salir de la OEA "es una constatación de que el gobierno de Maduro está derrotado”.

     "Venezuela ha adoptado la digna decisión de retirarse de la OEA, que firmemente apoyamos”, dijo la cancillería de Cuba.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

108
77

Otras Noticias