Se agudiza la crisis y Maduro militariza el estado Táchira

Una veintena de comercios fueron saqueados y dos sedes policiales incendiadas. El régimen envió 2.000 guardias y 600 tropas de operaciones especiales.
jueves, 18 de mayo de 2017 · 00:00
AFP / Caracas

  El presidente venezolano, Nicolás Maduro, ordenó  militarizar el estado Táchira (frontera oeste con Colombia) tras fuertes disturbios, en una agudización de la crisis que deja 43 muertos en siete semanas de protestas opositoras y que incluso ya se elevó a la ONU. 

"He ordenado el traslado de 2.000 guardias y 600 tropas de operaciones especiales”, anunció el ministro  de Defensa, Vladimir Padrino López, a través de la televisora gubernamental VTV. 

Entre la noche del martes y ayer, una veintena de comercios fueron saqueados y dos sedes policiales incendiadas en el estado  de Táchira, donde   decenas de negocios permanecían cerrados ayer por temor a nuevos actos vandálicos. 

Los disturbios afectaron depósitos de alimentos, un supermercado y restaurantes en la ciudad de San Cristóbal, capital del estado, y al menos otros dos municipios vecinos.

 "Cuando me enteré de que mi panadería estaba siendo saqueada se me vino el mundo encima, pues son años de trabajo e inversión”, dijo a la AFP, desconsolada, Fernanda Carvalho, de 53 años, de cuyo local se llevaron prácticamente todos los alimentos.

 Ayer, la fiscalía confirmó   que investiga la muerte de un adolescente de 15 años durante una protesta en San Cristóbal, con lo que la cifra de muertos llega a 43, lo que iguala el trágico resultado de 43 fallecidos en las protestas de 2014,  que también exigían la salida del poder de   Maduro.

  Violencia

Los focos de violencia también persisten en otros puntos del país. En la periferia este de Caracas, en San Antonio Los Altos, se mantienen los disturbios y barricadas montadas por encapuchados. 

"No podemos hablar de manifestaciones. Se trata de un accionar subversivo (...), que está rayando ya en la fase de insurgencia armada”, manifestó el general Padrino López. 

La oleada de protestas iniciada el 1 de abril se perfila como la más trágica de los años recientes en Venezuela contra Maduro.

 En los pocos locales abiertos de Táchira  se registraban largas colas, observó un periodista de la AFP. Las incursiones violentas incluyeron un colegio de la ciudad, de donde medio centenar de personas sustrajeron equipos de computación, muebles y material de oficina. 

Algunos de los asaltantes portaban armas de fuego, añadió el informe, que dio cuenta además de "acciones violentas” en los alrededores de un destacamento militar en las que resultó lesionado un oficial.
 
 "Menos bombas, más medicinas”

Médicos, enfermeras y otros especialistas marcharon  en Caracas con la intención de ir hacia el Ministerio de Salud, pero debieron cambiar su ruta porque sus pares chavistas participaron en un acto  encabezado por Maduro. 

Hace una semana, Antonieta Caporale fue cesada como ministra de Salud tras divulgar un boletín que reveló que la mortalidad infantil había aumentado 30,12% en 2016 y la materna 65%, mientras repuntan enfermedades como la malaria. 

Con sus batas blancas, médicos y enfermeras, acompañados de líderes del sector salud y de organizaciones de pacientes, marchan coreando: "¡No queremos armas, queremos medicinas!”.
 
"Tanquetas no, ambulancias sí”, "Menos bombas, más medicinas”, se lee en las pancartas que portan los manifestantes, criticando el uso de gases lacrimógenos y vehículos blindados para detener las marchas opositoras. 

Para anoche, la oposición convocó a la "concentración de las luces” en memoria de los fallecidos en las protestas, que además dejan cientos de heridos y detenidos, de los cuales 159, según la ONG de derechos humanos Foro Penal, fueron enviados a prisión por tribunales militares. 

El presidente socialista comparó las luces con antorchas, tildándolas de "simbología fascista”.
 
Maduro renovó sus acusaciones sobre un plan orquestado por Washington para intervenir en Venezuela.

 

    Chavistas, "los judíos del siglo XXI”

El presidente  Nicolás Maduro dijo que los chavistas son los "judíos del siglo XXI”, al denunciar una "escalada fascista” contra partidarios y familiares de funcionarios gubernamentales. 

"Somos los nuevos judíos del siglo XXI (...). No llevamos la estrella de David amarilla, llevamos el corazón rojo de ganas de luchar y pelear por la dignidad humana y vamos a derrotar a los nazis del Siglo XXI”, dijo Maduro, en un consejo de ministros transmitido por la televisora estatal VTV.

  El gobernante socialista comisionó a su canciller, Delcy Rodríguez, para encabezar "una cruzada (...) nacional e internacional  de lucha contra el odio fascista”. Maduro acusó de nuevo a la oposición de hacer "terrorismo” como parte de un plan para darle un golpe de Estado que -asegura- es orquestado por el Gobierno de Estados Unidos. 

El mandatario señaló a Julio Borges, presidente del Parlamento -único poder controlado por la oposición-, de promover ese "complot”.

Sobre la última encuesta de Página Siete

Si usted es de los que necesita estar bien informado, puede acceder a la encuesta electoral completa de Página Siete, suscribiéndose a la aplicación PaginaSietePro que puede descargar de App Store o Google Play

 


   

61
10

Otras Noticias