Enfermera es sospechosa de haber matado a 60 bebés

Conocida como “la enfermera de la muerte”, Genene Jones habría cometido los crímenes en dos hospitales en los años 80.
domingo, 28 de mayo de 2017 · 00:00
Agencias / Washington

 Una enfermera ya encarcelada por el asesinato de un bebé en Texas en los años 1980 fue acusada de una segunda muerte y podría haber asesinado a un total de 60 recién nacidos, anunciaron  autoridades estadounidenses. 
 
Genene Jones, de 66 años, "es el mal encarnado y la justicia velará por que ella responda por sus crímenes”, prometió Nico LaHood, fiscal del condado texano de Bexar. "Nuestra oficina hará todo lo que esté a su alcance para identificar a cada uno de los bebés cuya vida fue tomada por los actos de Jones”, agregó. 
 
Genene Jones purga actualmente dos penas de reclusión, una por 99 y otra por 60 años, por dos intentos de asesinato de bebés cometidos en 1984, cuando ella trabajaba en hospitales de San Antonio y Kerrville (Texas)
 
La exenfermera mató a una niña de 15 meses, Chelsea McClellan, pero no pudo matar a un bebé de cuatro semanas, Rolando Santos, a quien le administró un anticoagulante. 
 
El jueves fue inculpada por un gran jurado del asesinato en 1981 de Joshua Sawyer, de 11 meses, tras haberle inyectado una dosis letal   contra la epilepsia. 
 
"Jones es sospechosa de haber matado hasta 60 bebés”, afirmó en su comunicado el fiscal LaHood. Jones podría salir en libertad en marzo de 2018, en virtud de leyes de reducción de penas vigentes en el momento de sus primeras condenas. 
 
Hoy  está detenida en una cárcel situada entre Austin y Dallas. Antes de esa fecha debe ser transferida a otra prisión, para ser nuevamente juzgada, y podría recibir otra pena de 99 años de cárcel.

El fiscal consideró que numerosos niños murieron bajo circunstancias "inusuales” durante o poco después de los turnos de Jones, lo que la convierte en principal sospechosa. Hasta ahora  no está claro porqué las acciones de la enfermera, que involucran a tantas víctimas, no fueron detectadas antes. 
 
No obstante, los registros médicos del hospital de San Antonio en el que trabajó fueron destruidos accidentalmente en los años posteriores a los fallecimientos de la mayoría de estos bebés, dificultando la investigación. 
 
El fiscal aseguró que "no creo que ella mire al mundo de la manera que lo hacemos los demás”.
 
La madre de la única víctima mortal reconocida hasta ahora, Petti McClellan, apareció en los medios de comunicación   en los últimos años asegurando que está buscando a más familias perjudicadas por Jones.
 
Si Jones sale finalmente de la cárcel, se le implantará un dispositivo GPS y no podrá tener ningún tipo de contacto con menores de 18 años.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

104
49

Otras Noticias