Marchas y saqueos: la violencia recrudece en calles venezolanas

Calles desoladas, repletas de basura y con barricadas; comercios incendiados y camiones desvalijados eran las escenas que mostraba ayer la ciudad de Valencia.
sábado, 6 de mayo de 2017 · 00:00
AFP / Caracas

  Un joven falleció ayer tras recibir un disparo en la cabeza durante una manifestación en la ciudad central de Valencia, donde se registraron choques entre opositores y las fuerzas de seguridad, y saqueos en un centenar de negocios, en medio del recrudecimiento de la tensión en Venezuela que ha dejado 36 muertos y más de 700 heridos. 

En tanto, se informó que 85 militares fueron detenidos por expresar su descontento con las acciones del Gobierno para reprimir las protestas.

 "Esto es vandalismo. Se aprovechan de las protestas para salir a robar. Se robaron casi toda la comida. ¿Ahora qué comemos?”, declaró a AFP Magaly Oliveros, ama de casa de 64 años, en Valencia, 160 km al oeste de Caracas. 

Los saqueos ocurrieron también en otras ciudades. Temerosos ante nuevos estallidos de violencia muchos se aprovisionan de comida, agua y gasolina. 

En algunos sectores de Valencia, la gente compra yuca y plátano, lo que encuentran. En Caracas, un grupo de estudiantes se manifestó  en la Universidad Central, pero no marcharon hacia el Ministerio del Interior, adonde no pudieron llegar el jueves porque la policía se los impidió con bombas lacrimógenas, desatándose una batalla campal en la que jóvenes encapuchados respondieron con cócteles molotov y piedras.

 Calles desoladas, repletas de basura y con barricadas; comercios incendiados y con puertas y paredes destruidas y camiones desvalijados eran las escenas que mostraba ayer la ciudad de Valencia. La principal urbe industrial del país fue escenario entre el miércoles y jueves de protestas y saqueos que dejaron más de un centenar de comercios y empresas afectadas, informó Enzo Scarano, exalcalde del municipio central de San Diego.

Ante la ola de saqueos el Gobierno activó un plan especial de seguridad que implicó el envío a las calles de Valencia de centenares de militares y policías para restablecer el orden. El comandante de la Guardia Nacional, mayor general Antonio José Benavides Torres, dijo a la prensa que fueron detenidas 43 personas que serán procesadas por la justicia militar.

Los opositores preparan para hoy una marcha de mujeres que -vestidas de blanco- tratarán de llegar a la sede del Ministerio de Interior, en el centro de Caracas, para exigir el cese de lo que denuncian como una "salvaje represión”. 

"El régimen se está cayendo. No tiene fuerza y está mostrando lo peor que tiene, usando las armas porque no tiene la razón”, dijo Lilian Tintori en el portón de la cárcel de Ramo Verde, en las afueras de Caracas, donde exige le dejen ver a su esposo, el opositor Leopoldo López, incomunicado desde hace 33 días. 

Las protestas ocurren en medio de un colapso económico que genera una severa escasez de alimentos y medicinas. 

 "La batalla es entre la mayoría y la fuerza. La mayoría termina con más heridos pero la fuerza con una profunda e irremediable herida moral”, comentó el analista Luis Vicente León. 

La oposición exige llamar a elecciones generales. Sin embargo, Maduro presentó el miércoles ante el Poder Electoral el decreto de convocatoria a una Asamblea Nacional Constituyente, que según sus adversarios busca eludir comicios de gobernadores y alcaldes este año y las presidenciales en 2018.

 

 Familia de Leopoldo López busca ayuda de la justicia española

Los abogados de Leopoldo López en España anunciaron en Madrid que recurrirán a la justicia española para proteger los derechos del líder opositor venezolano actualmente encarcelado en su país. 

 Javier Cremades, abogado de la familia López en España, dijo que están preparando una querella ante la Fiscalía antiterrorista para activar "esa jurisdicción que España tiene para proteger a cualquier español de un acto de terrorismo”. 

El abogado invocó el artículo 573 del Código Penal español relativo a delitos de terrorismo, explicando que éste contempla la intervención de la jurisdicción española en caso de delitos cometidos en el exterior contra ciudadanos españoles. Tal y como explicó, dos de los presos políticos que hay en Venezuela tienen nacionalidad española y habrían sido víctimas de tales delitos de terrorismo a manos de "grupos, milicias armadas que operan de manera concertada, organizada, creemos que amparados por el Estado venezolano”. En caso de admitirse a trámite la querella, añadió, se podrán acoger a ella cuantos afectados por esos hechos pudieran encontrarse. "Sería el caso de Leopoldo López”, pese a que no es español. 

En la misma comparecencia, la familia de López manifestó su desconfianza respecto al video difundido la noche del miércoles por el Gobierno, tras difundirse rumores de que el líder de Voluntad Popular había fallecido.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

105
57