Las claves para entender la ofensiva de la fiscal Ortega

Veterana partidaria del chavismo a la que ahora Nicolás Maduro llama “traidora”, ha presentado una seguidilla de recursos legales contra la Asamblea Constituyente.
jueves, 15 de junio de 2017 · 00:00
AFP / Caracas

 La fiscal general Luisa Ortega se ha convertido en la mayor adversaria del gobierno en Venezuela, según analistas para desnudar su deriva antidemocrática. 

Pero, ¿hasta donde puede llegar frente al poder institucional y militar que sostiene al presidente Nicolás Maduro? Ortega, veterana partidaria del chavismo a la que ahora el Gobierno llama "traidora”, ha presentado en menos de dos semanas una seguidilla de recursos legales contra la Asamblea Constituyente convocada por Maduro y más de una treintena de magistrados del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ). 

Pero esas acciones están siendo dirimidas por una corte suprema que ella misma acusa de propiciar la ruptura del orden constitucional en Venezuela, convulsionado por una ola de protestas opositoras desde hace 75 días, que ya han dejado 68 muertos. 

Un TSJ que, además, ha sido clave, junto a la Fuerza Armada, en el pulso entre Maduro y la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) en año y medio de profunda crisis institucional, desatada cuando esta coalición opositora asumió el control del Parlamento en enero de 2016. 

Aquí algunas claves para entender las movidas de Ortega y sus posibles efectos.

¿Qué busca la fiscal?

Solicitó abrir un juicio contra ocho magistrados y anular el nombramiento de 33, en una corte de poco más de 60 jueces, entre titulares y suplentes, presidida por un controvertido juez cercano a Maduro, Maikel Moreno. 

"Es irrelevante si los recursos son aceptados o no. Los presentó para darle sostén a la tesis de que hay una ruptura constitucional, un abuso de poder y un intento de golpe institucional por parte del Gobierno y el TSJ”, dijo el analista Luis Vicente León. 

Para el constitucionalista Juan Manuel Raffalli, "su estrategia es desnudar la falta de institucionalidad del TSJ, poniéndolo en aprietos con recursos que previsiblemente serán rechazados”.

 Pero además, según el politólogo Michael Penfold, busca poner en evidencia que la forma como se convocó la Constituyente viola los principios constitucionales y confirma la inexistencia de la división de poderes y el funcionamiento del Estado de Derecho en el país. 
 
 ¿Hasta dónde puede llegar? 

Sin que nadie apueste para que prosperen las acciones legales de la fiscal, los analistas le atribuyen un potencial efecto de implosión en la estructura del poder. "Políticamente tiene un peso devastador, pues hace ver que la Constituyente no tiene legitimidad alguna y divide de una manera cada vez más evidente tanto al chavismo como al mundo militar”, opinó Penfold. 

Un grupo de exfuncionarios -incluidos exministros y  generales retirados chavistas, como Cliver Alcalá, Miguel Rodríguez Torres y Alexis Rojas- quien renunció a un órgano administrativo estatal, rechaza la Constituyente por estimar que destruye el legado de Hugo Chávez.

 El jefe de la Fuerza Armada Nacional (FANB), Vladimir Padrino López, ha reiterado su "lealtad incondicional” al mandatario. Pero los expertos no descartan fisuras en esa institución que aumentó su poder político y económico en el gobierno de Maduro. 

 ¿Quién tiene la llave de la salida a la crisis? Para Penfold "no la tiene ninguna autoridad ni ninguna fuerza política actuando aisladamente”. "Se va a necesitar de un esfuerzo coordinado entre distintas instancias para renovar los poderes públicos y garantizar que se cumplan esas decisiones”, agregó.

 

Otro plantón frustrado con gases lacrimógenos  y perdigones

La oposición venezolana realizó ayer pequeños "plantones” en varios sectores de Caracas, aunque el que pretendía hacer en la principal autopista de la ciudad fue frustrado por policías y militares que dispersaron a los manifestantes. 

Los cuerpos de seguridad lanzaron bombas lacrimógenas y dispararon perdigones en Altamira, bastión opositor del este de la capital, mientras los manifestantes se reunían para caminar hacia la estratégica autopista Francisco Fajardo. 

Los plantones son concentraciones por un tiempo determinado en vías vehiculares. La diputada Gaby Arellano denunció que efectivos de la Guardia Nacional "robaron” y detuvieron a varios manifestantes. 

"Nos quitaron la mercancía y la documentación. Esos guardias son unos ladrones (...). Apoyando a (el presidente Nicolás) Maduro, ¿que va a hacer Maduro? Maduro está bien, gracias, y el pueblo pasando trabajo”, dijo a la AFP Gabriela López, vendedora de helados. 

La manifestante Veneliz Marcano aseguró a la televisora web Vivo Play que funcionarios le robaron el celular y detuvieron a una amiga. "Me sacaron el teléfono y la montaron en la moto a ella y se la llevaron (...). Uno sale a luchar por un mejor país. Yo tengo dos hijos, mi hijo se enfermó y no tenía medicamentos”, agregó. 

 "Hay que resistir con una fecha en mente: el 30 de julio (día de las elecciones de una Asamblea Constituyente que convocó Maduro). No vamos a permitir esa Constituyente y la instalación de un Estado comunista”, expresó megáfono en mano el diputado Juan Andrés Mejía. Las protestas ya dejan 68 muertos.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

120
49

Otras Noticias