Infierno en la torre de Londres: “caían niños por las ventanas”

“La gente dejaba caer a sus hijos desde las ventanas para intentar salvarlos en un gesto desesperado”. Los conmocionados vecinos denuncian abandono.
jueves, 15 de junio de 2017 · 02:00
AFP / Londres

 El gigantesco incendio ocurrido en la noche del martes en una torre de 120 viviendas sociales de Londres causó al menos 12 muertos y suma críticas de los residentes por la gestión deficiente del inmueble.

 "Puedo confirmar que murieron 12 personas pero desgraciadamente me temo que el saldo aumentará, declaró Stuart Cundy, comandante de la Policía Metropolitana londinense. Muchas personas siguen desaparecidas, advirtió. 

Testigos relataron cómo la gente dejaba caer a sus hijos desde las ventanas para intentar, en un gesto desesperado, salvarlos. "Escuché gritos por todos lados y vi gente saltar desde las ventanas. Las llamas devoraban la torre. Era un horror”, contó a la AFP Khadejah Miller que vive en un edificio aledaño y que fue evacuado por precaución.

 78 personas fueron hospitalizadas, de las cuales 18 estaban en estado crítico. 

Después de unas 16 horas, quedaban focos del incendio en el interior, mientras que la torre, construida en 1974, estaba completamente calcinada. Los bomberos consiguieron llegar a la zona más alta y utilizaron drones para examinar las plantas superiores. La jefa del departamento de bomberos de Londres, Dany Cotton, descartó la posibilidad de que se derrumbe y precisó que un equipo de ingenieros inspeccionaba las fundaciones. 

Sin sorpresa

Aún se desconocen las causas del incendio. Pero las críticas comenzaron a escucharse entre los residentes que denuncian la insuficiencia de la empresa responsable de la gestión del edificio y de las autoridades locales. 

Un 90% de los residentes firmaron a fines de 2015 una petición quejándose por la mala gestión de la empresa responsable del mantenimiento del edificio. 

"El administrador me amenazó personalmente”, lamentó David Collins, presidente de la asociación de residentes de la torre hasta octubre pasado. 

"Escuché que algunas alarmas de incendio no funcionaron, no me sorprende. Estoy consternado, mortificado, pero no sorprendido”, agregó, interrogado por AFP. 

 Collins también señaló la responsabilidad de Borough (municipalidad) del barrio de Kensington y Chelsea. "Les informamos de nuestras preocupaciones y pedimos una investigación independiente pero no nos escucharon”, lamentó. 

Según documentos difundidos en internet un colectivo de residentes se había quejado en varias ocasiones estos últimos años del estado del edificio y de los posibles riesgos de incendio. 

"Nadie quiso hacer caso a todas nuestras advertencias, una catástrofe como ésta era inevitable”, publicó en su blog el Grupo de Acción de Grenfgell luego de la catástrofe. Nana Akuffo, habitante de una torre vecina, estimó que esos problemas "se habrían solucionado si se tratase del barrio chic de Knightsbridge”. 

Según varios residentes los trabajos de renovación del año pasado podrían haber favorecido la propagación del fuego, extremadamente rápida. 

Plástico quemado

Salah Chebiouni, de 45 años, que logró salir a tiempo de la torre, declaró a la AFP que olía plástico quemado y lamentó los trabajos de renovación baratos. 

"Tenía el aspecto de metal. Creía que habían hecho algo bueno. Pero era plástico”, dijo.

 "Al parecer, como en otros casos de incendios en otras partes del mundo, la naturaleza del revestimiento exterior es responsable de la rapidez con que el fuego se propaga”, comentó Angus Law, especialista del tema en la universidad de Edimburgo. 

Gavin Barwell, el nuevo jefe de gabinete de la primera ministra Theresa May y exministro de vivienda, fue acusado por el diario sensacionalista de izquierda The Daily Mirror de haber cajoneado un informe de hace varios años que señalaba el riesgo de incendio en edificios como la torre Grenfell.

  Un portavoz de Downing Street declaró que May estaba "profundamente entristecida por la pérdida trágica de vida en la torre Grenfell”. 

Varios sobrevivientes lamentaron que se les haya aconsejado permanecer confinados en sus departamentos.

 

 

El operativo del  incendio en  la torre

 Los bomberos llegaron al lugar seis minutos después de los pedidos de auxilio. Más de 40 camiones y 200 bomberos fueron movilizados para apagar las llamas, que se propagaron muy rápidamente y que arrasaron el inmueble desde el segundo hasta el último piso. Los bomberos llegaron hasta el piso 20 y consiguieron evacuar a muchos residentes,   declaró Dany Cotton, jefa de los bomberos de Londres.  "En 29 años de carrera en los bomberos, nunca había visto nada de semejante magnitud” dijo la responsable de los matafuegos. 

   El inmueble, bautizado Grenfell Tower, fue construido en 1974. Está ubicado en el barrio de North Kensington, al oeste deLondres. Tenía 120 viviendas repartidas en 24 pisos.

 

 

 
 

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

105
81

Otras Noticias