El Estado Islámico destruyó una mezquita ícono de Mosul

El minarete de Al Nuri, cuya construcción se completó en 1172, tenía ocho siglos de historia y era un gran símbolo de la segunda ciudad de Irak.
viernes, 23 de junio de 2017 · 00:00
AFP / Mosul

  El emblemático minarete inclinado no se alza desde ayer  en el cielo de Mosul, por primera vez en ocho siglos, tras su destrucción por los yihadistas en una acción desesperada frente al avance de las fuerzas iraquíes hacia la vieja mezquita Al Nuri. 

Varias explosiones efectuadas el miércoles demolieron la mezquita, donde el líder del grupo yihadista Estado Islámico (EI) Abu Bakr Al Bagdadi había proclamado su "califato” en 2014, derrumbando su icónico minarete, conocido como Hadba (joroba). 

Altos funcionarios  iraquíes y de la coalición antiyihadista liderada por Estados Unidos afirmaron que esta destrucción es una muestra de la inminente derrota de los yihadistas en Mosul. 

El primer ministro iraquí, Haider Al Abadi, la calificó de "declaración oficial de derrota”. La pérdida del inconfundible minarete del siglo XII -uno de los monumentos más reconocibles del país al que se denominaba también la Torre de Pisa iraquí- conmocionó al país. 

Pero esta demolición ya se preveía: mandos militares habían advertido que el EI no permitiría que las fuerzas iraquíes retomasen el control de ese monumento en lo que sería una victoria altamente simbólica. 

"Hicieron estallar el lugar en un intento de cubrir sus importantes pérdidas en los medios, pero los medios y la gente ven las victorias y ven el colapso del EI”, dijo a la AFP en Mosul el general de brigada Falah Fadel Al Obeidi, de las fuerzas de élite antiterroristas. 

El EI afirmó mediante su agencia de propaganda, Amaq, que la mezquita fue alcanzada por un bombardeo estadounidense, pero la coalición liderada por Estados Unidos aseguró que fueron los yihadistas quienes "destruyeron uno de los mayores tesoros de Mosul y de Irak”. 

Brett McGurk, el enviado estadounidense a la coalición, consideró que se trata "de la muestra más clara hasta ahora de desesperación y derrota” por parte de los yihadistas.

Agrava las heridas

 La directora de la Unesco, Irina Bokova, afirmó que "esta nueva destrucción agrava las heridas de una sociedad de por sí afectada por una tragedia humana sin precedentes” y garantizó el compromiso de la agencia de la ONU en "ayudar, restaurar y rehabilitar el patrimonio cultural”. 

Por su parte, Osama Al Naqash, director del Museo de la Universidad de Bagdad, se declaró triste pero que "imaginaba que esto ocurriría (...) y que la oscuridad que trajo Dáesh (acrónimo árabe del EI) conduciría a esta situación”. 

La demolición del recinto religioso en la ciudad vieja de Mosul se suma a una larga lista de monumentos históricos y patrimonios de valor inestimable destruidos por el EI en sus tres años de control de partes de Irak y Siria. 

El minarete, cuya construcción se completó en 1172, aparece en los billetes de 10.000 dinares iraquíes y era un gran símbolo de la segunda ciudad de Irak, que ha dado su nombre a innumerables restaurantes, empresas y clubes deportivos.

 


AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

104
51