Temer dice que acusación en su contra es “una pieza de ficción”

La Fiscalía General lo acusó de corrupción pasiva y lo convirtió en el primer presidente brasileño en ejercicio en ser denunciado ante la Corte Suprema.
miércoles, 28 de junio de 2017 · 00:00
EFE y AFP / Brasilia

   El presidente brasileño, Michel Temer, afirmó ayer que tiene una "preocupación mínima” con la denuncia por corrupción presentada en su contra por la Fiscalía, la cual aseguró que es "una pieza de ficción sin fundamentos jurídicos”.

El presidente convocó a los periodistas al Palacio presidencial de Planalto para un pronunciamiento en el que declaró que tiene un respeto absoluto por el Poder Judicial, pero que la denuncia de la Fiscalía está basada solamente en supuestas pruebas ilícitas y en hilaciones ajenas a la verdad.

Este fue el primer pronunciamiento del mandatario desde que, este lunes, la Fiscalía presentó al Supremo una denuncia en su contra por el supuesto delito de corrupción pasiva, apoyada en confesiones que han hecho directivos del grupo JBS, que lo involucran en diversas y graves irregularidades.

Temer arropado por ministros y parlamentarios de su base apeló a la ironía para afirmar que el fiscal general, Rodrigo Janot, "ha reinventado el código penal para incluir una nueva categoría, como la denuncia por ilación, que supone un precedente peligrosísimo en el derecho”.

El presidente también cargó contra Janot al afirmar que uno de sus antiguos colaboradores gana millones en un bufete que defiende a los dueños de JBS y que además pactó el acuerdo de cooperación judicial de esa firma.

"Este señor, Marcelo Miller (antiguo asesor de Janot), ha ganado millones en su nuevo trabajo” y "en las nuevas leyes penales de la ilación podríamos concluir que tal vez esos millones no fueron solo para él y pudieran haber beneficiado incluso a Janot”, insinuó.

Sin embargo, aclaró que en su condición de abogado y "hombre con responsabilidad” no puede "hacer ilaciones” ni "denunciar o acusar a alguien sin pruebas”, como sostuvo que el fiscal general ha hecho con él.

Temer declaró que ha sido víctima de un "ataque injurioso, indigno e infame a su dignidad personal y de una infamia de naturaleza política en momentos en que en su Gobierno está poniendo al país sobre los rieles del crecimiento económico”.

El mandatario dijo hablar "en nombre de la institución de la presidencia” y en defensa de su dignidad personal y concluyó en tono de advertencia: "No permitiré que me acusen de crímenes que jamás cometí. No cederé frente a ataques irresponsables. No me falta coraje para seguir trabajando en la reconstrucción del país”.

Temer se convirtió esta semana en el primer mandatario en la historia del país en ser acusado por la Fiscalía, en pleno ejercicio del poder, por un delito penal, en medio de una crisis política e institucional que no tiene límites.

 

La  corrupción
  • Acusación El procurador Rodrigo Janot acusó a Temer de haber recibido un soborno de 500 mil reales (unos 150 mil dólares) de parte de la empresa JBS, la mayor procesadora de carne del mundo.
  •   Acuerdo La policía  fotografió a Rodrigo Rocha Loures, exdiputado y estrecho asesor del presidente, recibiendo una maleta con el dinero y lo arrestó. El fiscal afirma que ese dinero estaba destinado a Temer, pero el Gobierno dice que la denuncia se basa en supuestos para justificar un generoso acuerdo de colaboración que firmó con JBS para suavizar la condena de sus propios delitos a cambio de que ayude en las investigaciones.  "¿Dónde están las pruebas concretas de la recepción de esos valores?”, se preguntó el mandatario.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

104
50

Otras Noticias