Hay orden de captura contra policía que atacó al Supremo

El paradero del agente Óscar Pérez aún es desconocido. “Un individuo se ha alzado en armas contra la República”, declaró el Ministro de Información.
jueves, 29 de junio de 2017 · 00:00
Agencias  / Caracas
 
 El ministro de Interior y Justicia de Venezuela, Néstor Reverol, dijo ayer que su país ha emitido una orden de captura internacional roja contra el agente policial que el martes hurtó un helicóptero con el que sobrevoló, disparó y lanzó granadas contra el Tribunal Supremo y el Ministerio del Interior.
 
"Ya hemos librado orden de captura contra este individuo y su difusión roja internacional a través de Interpol (Organización Internacional de Policía Criminal)”, afirm Reverol a través del estatal VTV.

Según el Gobierno, un agente de la Policía científica venezolana (CICPC), llamado Óscar Pérez, hurtó  un helicóptero con el que sobrevoló las sedes del Ministerio de Interior y del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) en Caracas, donde lanzó cuatro granadas y realizó disparos.
 
El vicepresidente  Tareck El Aissami informó  que el helicóptero fue localizado por las autoridades en una localidad del estado Vargas, cercano a Caracas, e indicó que hasta el momento no hay detenidos por estos hechos.
 
"A pesar de las condiciones climáticas adversas nuestra Fuerza Armada Nacional Bolivariana ha localizado el helicóptero que fue empleado  en dos ataques terroristas a instituciones del Estado venezolano”, dijo El Aissami al canal estatal VTV.

Según Reverol, los ataques de ayer tienen como objeto "elevar la escalada golpista y su ofensiva insurreccional y la espiral de violencia” que, sostiene, ha convocado la oposición venezolana, a quien además acusó de mantener un "silencio cómplice” ante estos hechos.
 
¿Quién es Óscar Pérez?
 
Óscar Pérez, el agente que lanzó las granadas contra el Tribunal Supremo y el Ministerio del Interior, es inspector de la Policía científica, piloto, paracaidista, buzo de combate y actor.
 
Medios venezolanos resaltan que Pérez es un agente altamente entrenado, parte de la Brigada de Acciones Especiales (BAE) y que fue jefe de operaciones de la División Aérea del cuerpo policial.
 
El gobierno de Nicolás Maduro lo acusa de estar "alzado en armas”, de un "ataque terrorista” y de tener vínculos con la CIA y la embajada de Estados Unidos.
 
"Somos una coalición entre funcionarios militares, policiales y civiles (...) en contra de este gobierno transitorio y criminal”, dice el hombre, a quien se lo ve acompañado de cuatro encapuchados vestidos de negro, dos de ellos portando armas largas. El hombre le exige a Maduro que renuncie a la presidencia y dé paso a unas elecciones generales.
 
Pérez es el único de los uniformados que quiso dar la cara de un grupo que tomó un helicóptero. "En este día estamos realizando un despliegue aéreo-terrestre con el único fin de devolver el poder al pueblo democrático, y así cumplir y hacer cumplir las leyes, para restablecer el orden constitucional”, manifiesta el protagonista de la grabación.
 
Militares en alerta
 
 La Fuerza Armada venezolana fue puesta en alerta por el presidente Nicolás Maduro, tras denunciar un "ataque terrorista” con granadas desde un helicóptero como parte de un supuesto plan de golpe de Estado.
 
Según el gobierno, desde el helicóptero también se hicieron unos 15 disparos contra la sede del Ministerio de Interior, en el centro de Caracas, sin que se informara de víctimas. 
 
Maduro denunció el hecho como un "ataque terrorista” y dijo que forma parte de una "escalada golpista, enmarcada en la ofensiva insurreccional de factores extremistas de la derecha”, como se refiere a la oposición. 
 
"La Fuerza Armada toda la he activado para defender la tranquilidad. Más temprano que tarde vamos a capturar el helicóptero y a los que han realizado este ataque terrorista”, señaló el gobernante. 
 
El estamento militar, al que Maduro confirió gran poder político y económico, le ha jurado lealtad incondicional. 
 
Horas antes del incidente, el mandatario advirtió que "si Venezuela fuera sumida en el caos y la violencia y fuera destruida la revolución bolivariana, nosotros iríamos al combate (...) y lo que no se pudo con los votos, lo tomaríamos con las armas”. 
 
La denuncia presidencial elevó aún más la tensión en Venezuela por las protestas opositoras contra Maduro, que dejan 76 muertos desde el pasado 1 de abril.
 
El actor de Muerte Suspendida

Rubio y de ojos azules, tipo estrella de Hollywood, Óscar Pérez protagonizó en 2015 la película Muerte Suspendida, un filme de acción basado en el famoso secuestro de un comerciante portugués en Caracas en 2012.   
 
Según entrevistas ofrecidas entonces a la prensa local, escuchar a un niño en la calle decir que quería ser "un pran (líder de delincuentes presos) para tener dinero, mujeres y el respeto del barrio” le motivó a hacer el thriller.
 
"Soy piloto de helicóptero, buzo de combate y paracaidista libre. También soy padre, compañero y actor (...) Soy un hombre que sale a la calle sin saber si va a volver a la casa porque la muerte forma parte de la evolución”, dijo al diario Panorama antes del estreno del filme.
 
También es "un psicópata”, dijo   el canciller Samuel Moncada en una rueda de prensa en la que exigió a la comunidad internacional condenar un acto terrorista. Aunque las autoridades anunciaron una gran operación de búsqueda y captura, no hay mayor movimiento militar en las calles.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

130
51

Otras Noticias