En contra de Merkel, Alemania legaliza el matrimonio gay

Fue aprobado por una mayoría de los 393 diputados; entre los legisladores conservadores, 226 de 310 se pronunciaron en contra. La canciller votó por el no.
sábado, 1 de julio de 2017 · 00:00
AFP / Berlín
 
El parlamento alemán adoptó ayer un proyecto de ley que legaliza el matrimonio entre personas del mismo sexo, a pesar del voto en contra de la canciller Angela Merkel. 
 
El texto establece que a partir de ahora el matrimonio puede ser contraído "por dos personas de sexo diferente o del mismo sexo”. 
 
Fue aprobado por una mayoría de 393 diputados, constituida por miembros de los tres partidos de izquierda representados en la cámara baja del parlamento -socialdemócratas, ecologistas e izquierda radical- y una parte de los diputados de la familia conservadora de Angela Merkel. 
 
Entre los diputados conservadores, 226 entre 310 se pronunciaron en contra. La canciller anunció que había votado no al proyecto de ley.
 
"Para mí, el matrimonio es, según nuestra Constitución, una unión entre un hombre y una mujer, es por ello que he votado contra el proyecto de ley”, señaló Merkel a la prensa. 
 
Alemania se unirá así a los 20 países occidentales, entre ellos 13 europeos, que ya legalizaron el matrimonio entre personas del mismo sexo. Berlín adoptó en 2001 una unión civil que otorga los mismos derechos que el matrimonio, salvo ciertas ventajas fiscales o en temas de adopción. 
 
La Federación de Homosexuales y Lesbianas alemana se mostró radiante por la votación. 
 
"Alemania votó por el amor” y por ello ¡es un día histórico! explicó su comunicado. 
 
Crisis gubernamental
 
La nueva ley, que tiene que ser ratificada por la cámara alta del parlamento para que entre en vigor, seguramente antes de que termine el año, concederá a las parejas homosexuales el derecho a la adopción. 
 
El lunes, la canciller dejó la puerta abierta a la votación al declarar en una entrevista que estaba dispuesta a permitir que los diputados de su partido conservador votaran "a conciencia” sobre esta cuestión, es decir, sin consignas. 
 
Durante mucho tiempo, Merkel se opuso a este tipo de unión para no contrariar al sector más conservador de su electorado, así como a su aliada bávara, la Unión Social Cristiana (CSU), muy tradicionalista en temas sociales. 
 
Pero planificaba la votación para después de las próximas elecciones legislativas del 24 de septiembre, dándose tiempo para debatir el tema dentro de su partido, divido sobre la cuestión.
 
Es  emocionante

Reacción "Es realmente un reconocimiento, es emocionante”, dijo AFP Christophe Têtu, homosexual de 46 años, que vive en Berlín. Su compañero, Timo Strobel, de 51 años, se lamenta sin embargo de "la manera en la que se ha utilizado en la campaña electoral”, y considera que Merkel abordó la cuestión con fines políticos.
 
Percepción La opinión alemana se muestra mayoritariamente a favor del matrimonio homosexual (cerca de 75% de los alemanes están a favor, así como más de un 73% del electorado de Merkel, según un reciente sondeo), pero el giro de la canciller a principios de semana es debido sobre todo por cuestiones políticas. Alemania dispone desde 2001 de la unión civil para las parejas de hecho, sin distinción de sexo.
 
Socialdemócratas se anotan un punto
 
Los socialdemócratas se anotaron un punto importante en la precampaña electoral y Angela Merkel ha tenido que escuchar las críticas de su propio partido, pero la acelerada votación le aligera la campaña y le evita un asunto espinoso en septiembre, donde confía en ser elegida para un cuarto mandato.
 
El proyecto fue respaldado por los diputados del SPD, de La Izquierda y los Verdes, además de los citados conservadores, que hicieron uso del voto en conciencia para apoyar la ley.

"Esta decisión quizá no es buena para la coalición, pero es buena para las personas y para el Parlamento”, manifestó el jefe del grupo socialdemócrata, Thomas Oppermann, quien rechazó que sea necesario reformar la Constitución, como esgrimen la Unión Cristianodemócrata  de Merkel y de su ala bávara, la Unión Socialcristiana.
 
El ministro de Asuntos Exteriores y vicecanciller, Sigmar Gabriel, calificó la sesión de "hora estelar” para el parlamentarismo alemán, en que se había asistido a reflexiones sinceras, más allá de las reglas de la disciplina partidaria.
 
El líder del grupo conservador, Volker Kauder, se convirtió en portavoz de quienes defienden el matrimonio tradicional y denunció el "oportunismo político” de sus socios.
 
"Yo personalmente nunca pondré mi firma en algo que represente el matrimonio para todos”, y expresó dudas sobre la constitucionalidad de la norma.


AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

108
50

Otras Noticias