Tres diputados disidentes dejan a Maduro y crean bloque propio

“Seguimos siendo socialistas y compartimos el proyecto bolivariano, nuestra diferencia es en la forma de afrontar la crisis”, dijo el diputado chavista Contreras.
miércoles, 2 de agosto de 2017 · 00:00
EFE / Caracas

 Tres diputados chavistas abandonaron ayer la bancada del gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) y crearon su propio grupo en el Parlamento de mayoría opositora, al que no acuden los legisladores oficialistas por considerarlo "en desacato”.

"Hemos decidido constituir el Bloque Parlamentario Socialista (...) animados por la necesidad de contribuir al estudio de las soluciones que requieren los grandes problemas del país”, dijo el diputado chavista Eustoquio Contreras al leer, en la sesión parlamentaria de ayer, una carta de los disidentes explicando la decisión.

Esta primera escisión del oficialismo en el Parlamento se produce dos días después de la elección de una Asamblea Nacional Constituyente (ANC) impulsada por el presidente, Nicolás Maduro, unos comicios que se hicieron bajo fuertes protestas y el rechazo de la oposición, sectores chavistas y buena parte de la comunidad internacional.

"En 1999 (cuando se sancionó la actual Carta Magna) fue el pueblo quien convocó la Constituyente. Hoy sólo fue convocada por un poder constituido y no podemos callar”, dijo Contreras al tomar la palabra frente a los diputados y asegurar que su pequeña bancada defenderá el "legado” del fallecido presidente Hugo Chávez (1999-2013).

Adelantó que otros legisladores del partido de Gobierno "se irán incorporando progresivamente” a la Cámara, declarada "en desacato” por el Tribunal Supremo de Justicia, que ha anulado todos sus actos.

"Seguimos siendo socialistas y compartimos el proyecto bolivariano, nuestra diferencia es en la forma de afrontar la crisis”, dijo, y afirmó además que en 17 años el chavismo gobernante no pudo resolver los problemas de los venezolanos. Por ello, hizo votos para que las instituciones del Estado, actualmente enfrentadas, apuesten por el entendimiento para traer paz al país, sacudido desde hace cuatro meses por una oleada de protestas que ha dejado 121 muertos, casi 2.000 heridos y más de 5.000 detenidos.

"Tengan la plena seguridad que les recibimos con toda la dignidad de su cargo, con todo el respeto que tenemos a todos los venezolanos sea cual sea su modo de pensar”, dijo el presidente de la Cámara, Julio Borges, que les dijo a los disidentes del oficialismo que su gesto "les enaltece”.

Los detractores de la Asamblea Constituyente rechazan su legitimidad democrática al no haber sido sometida su convocatoria a un proceso previo de aprobación, y acusan al Consejo Nacional Electoral (CNE) de inventarse los resultados oficiales de su elección el domingo, en la que según el CNE participaron ocho millones de personas.

 Deponer la Constituyente

El Parlamento venezolano, de mayoría opositora, anunció  que no reconoce la ANC elegida el domingo pese al rechazo de parte de la sociedad y la comunidad internacional, y que tomará todas las medidas en su mano para evitar que se instaure.

En una resolución aprobada por los diputados presentes, todos ellos opositores ante la ausencia ya habitual de la minoría oficialista, el Parlamento se compromete a adoptar "todas las medidas y acciones a deponer a la ANC como poder ilegítimo” y para "restablecer efectivamente la vigencia de la Constitución” actual.

La sesión se celebró con la presencia de los embajadores de España, México, Francia y el Reino Unido, en una muestra de respaldo al Parlamento ante la posibilidad de que la ANC se instale en el Palacio Federal Legislativo y se hagan efectivas las amenazas de disolución y eliminación de la inmunidad parlamentaria que pesan contra la Cámara.

"Ratificar que el pueblo (...) desconocerá toda forma de gobierno despótico que derive de la ANC sin que el pueblo quede vinculado a deber de obediencia alguna frente a tal constituyente”, se dice en el texto aprobado, que añade: "Solo serán reconocidas las autoridades que surjan de elecciones democráticas libres”.

El Parlamento instó a la Fiscalía a investigar los "actos criminales contra los manifestantes y los delitos cometidos en la organización y realización del proceso electoral de la ANC”.

 

El mundo condena detenciones de López y Ledezma

 La revocatoria del arresto domiciliario y la devolución a prisión de los dos presos más emblemáticos de la oposición venezolana, Leopoldo López y Antonio Ledezma, provocó ayer una amplia condena internacional: EEUU denunció "autoritarismo”, Brasil instó a su completa liberación y España impulsará sanciones en la Unión Europea.

 Estados Unidos expresó su "profunda preocupación” por el encarcelamiento de los líderes opositores y pidió su "liberación inmediata” a través de la portavoz del Departamento de Estado, Heather Nauert. "Esta acción es una prueba más del autoritarismo” del gobierno de Maduro, había dicho horas antes el subsecretario adjunto para Asuntos del Hemisferio Occidental de Estados Unidos, Francisco Palmieri. El ministro español de Exteriores, Alfonso Dastis, calificó la noticia de "harto preocupante” y dijo que su país impulsará en la Unión Europea (UE) sanciones individuales contra los responsables de la crisis en Venezuela.

 En Nueva York, el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, urgió al Gobierno venezolano a hacer "todos los esfuerzos posibles” para resolver las tensiones e impedir más episodios de violencia tras la detención de los líderes opositores.  

 En América Latina, la reacción más fuerte provino del Gobierno de Brasil, que "repudió” el encarcelamiento y llamó a Maduro a "liberar inmediatamente” a López y Ledezma. 

Para Brasilia, la detención de dos de los principales opositores al gobierno se trata de "una demostración más de la falta de respeto a las libertades individuales y al debido proceso legal”, puntualizó   la Cancillería.

El Alto Comisionado de Derechos Humanos de la ONU, Zeid Ra’ad Al Hussein, llamó a Caracas "a liberar de inmediato a todas las personas detenidas por ejercer su derecho a la libertad”.

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

113
1