El huracán Irma barre Florida y deja tres muertos a su paso

Donald Trump declaró el estado de catástrofe natural a Florida para poder desbloquear fondos y medios federales con el fin de ayudar a los damnificados.
lunes, 11 de septiembre de 2017 · 02:00
AFP  / Miami
  
El huracán Irma descargó ayer su furia sobre Florida con violentas ráfagas e inundaciones, donde tres personas ya perdieron la vida y fue declarado el estado de catástrofe natural. 
 
El ojo de esta monstruosa tormenta, con vientos máximos sostenidos de 175 km/h, estaba a 10 km al norte de la ciudad de Naples, en el oeste del estado, según el Centro Nacional de Huracanes estadounidense (NHC). 
 
Tal y como fue pronosticado, Irma impactó por la mañana en los Cayos (sur) como huracán de categoría 4  -en una escala de 5-. Por la tarde volvió a tocar tierra en Marco Island (oeste) como categoría 2. A pesar de haberse degradado, las autoridades advirtieron que los vientos siguen siendo "peligrosos”. Unos 6,3 millones de personas recibieron la orden de evacuar sus viviendas en todo el estado. Cerca de dos millones de abonados estaban sin electricidad el domingo, según la compañía Florida Power and Light. 
 
"Los barcos están literalmente rotos, las palmeras en el suelo, las líneas eléctricas están cayendo”, contó por teléfono a la CNN la socorrista Maggie Howes. "Es absolutamente imposible estar afuera en este momento. Nadie puede soportar los vientos que veo por la ventana”. Una policía y un oficial penitenciario murieron cuando su vehículo chocó el domingo en las inmediaciones de Sarasota (oeste). Otro hombre se empotró el sábado contra un árbol en Key West, en los Cayos. Además de estas tres muertes, otras 27 personas fallecieron por Irma a su paso por el Caribe. 
 
Estado de emergencia 
 
El presidente estadounidense, Donald Trump, declaró el estado de catástrofe natural en Florida para poder desbloquear fondos y medios federales suplementarios, con el fin de ayudar a los damnificados. "Ahora mismo nuestra principal preocupación son las vidas humanas”, dijo Trump, quien anunció que visitará el estado "muy pronto”. 
 
Las ciudades de Naples, Fort Myers y las pobladas zonas de la bahía de Tampa (al oeste de Florida), enfrentan la amenaza de olas de hasta 4,5 metros, suficientes para provocar serias inundaciones. "Me preocupa toda esa gente que no cree en un aumento brutal del agua. Es vital temerle a esta inundación”, sostuvo Virginia Defreeuw, una septuagenaria que abandonó su casa rodante para protegerse en un refugio. 
 
"La gente no escucha. Algunos dicen: ‘sobrevivimos a (el huracán) Wilma, sobrevivimos a Charley, va a estar bien, podemos pasar por otro’”, explicó. "Pero éste es nefasto”. Los efectos de este gigantesco huracán del tamaño de Texas tampoco perdonan a la costa este de Florida. Miami era azotada por intensos vientos y fuertes lluvias. Al menos dos grúas de construcción se derrumbaron. El distrito de Brickell, a orillas del mar, estaba parcialmente inundado "por la marea que pasa sobre los diques”, relató Steven Schlacknam, un artista de 51 años. "El muelle de madera prácticamente ha desaparecido”. 
 
Los residentes deben estar atentos a las advertencias de tornados, que pueden generarse en los anillos exteriores de Irma y afectar incluso a áreas como Miami Beach. 
 
Irma tampoco perdonó a Cuba, que sufrió "fuertes inundaciones” en el litoral noroccidental, desde Matanzas a La Habana, "con olas entre seis y nueve metros” por su embate el viernes y el sábado.
 
Irma golpeó fuerte en Cuba y parte de La Habana está inundada 
 
Las violentas ráfagas del huracán Irma se abatieron el sábado por la noche sobre La Habana y sus dos millones de habitantes. Ello provocó inundaciones y la interrupción de la energía eléctrica. 
 
La capital cubana, que bordea el estrecho de Florida, sufrió en la noche poderosas borrascas que alcanzaron por momentos más de 150 km/h y penetraciones marinas sin precedentes, informaron las autoridades. Agregaron que los efectos de Irma continuarán sintiéndose en la capital hasta hoy. A nivel del Malecón, la célebre avenida que transcurre paralela al mar habanero, "el mar avanzó como jamás lo había hecho anteriormente”, afirmó a la televisión nacional Mercedes López Acea, presidenta del consejo de defensa nacional de La Habana. 
 
En algunas zonas, especialmente en el barrio de Vedado, cerca del centro de la ciudad, el agua avanzó más de 500 metros hacia el interior. Algunos de los afectados no vacilaron en adentrarse en el agua para solicitar la atención de los socorristas y policías que circulaban en la zona.
 
 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

60
7