Dos muertos tras un nuevo sismo de 6,1 grados en México

Desde que sucedió el terremoto del 7 de septiembre hasta ayer se han registrado 4.287 réplicas. Según el SSN, el nuevo sismo es una réplica del primer movimiento.
domingo, 24 de septiembre de 2017 · 00:00
Agencias  / Ciudad de México
 
 Los esfuerzos por encontrar vida bajo los escombros de los edificios de Ciudad de México destruidos por el poderoso terremoto de 7,1 grados del martes, que ha dejado por el momento 305 muertos, se retomaron ayer poco después de haber sido suspendidos por un nuevo temblor de 6,1  grados en la escala de Richter que generó nerviosismo en la población y durante el cual murieron dos mujeres a causa de un infarto. 

Según informaron las autoridades, el temblor fue una réplica del terremoto de 8,2 que se produjo el 7 de septiembre y que se cobró la vida de 98 personas. Como consecuencia, algunas construcciones que ya estaban afectadas por el golpe anterior quedaron aún más  debilitadas.

El temblor se registró a las 7:53 hora local (12:53 GMT) y según el Servicio Sismológico Nacional tuvo, de nuevo,  su epicentro en el sureño estado de Oaxaca.

El presidente de México, Enrique Peña Nieto, señaló en Twitter que las mayores afectaciones en Oaxaca son un puente que resultó dañado "que deberá reconstruirse” y estructuras con daños previos que colapsaron.
 
Cientos de personas en la capital del país salieron ayer de sus viviendas en pijama, con rostros de angustia y nerviosismo. Dos mujeres fallecieron por infarto durante el sismo, según medios locales. 

Asimismo, el nuevo temblor desató temores por los efectos que pueda haber tenido sobre eventuales sobrevivientes bajo los escombros y en los edificios ya afectados por el sismo anterior.

La escena se repite

"Dios, Virgen de Guadalupe, tengan compasión”, exclamó Teresa Martínez de 74 años mientras era consolada por su hija. 

"Esta vez ya no sentimos que se moviera el piso, será que ya después del otro estamos acostumbrados”, dijo en tanto Pablo Martínez, quien desalojó su edificio con su hija de seis años en brazos.

Los rescatistas equipados con tecnología de punta centraban la búsqueda en cinco puntos de la ciudad donde aún hay signos de vida entre los amasijos de concreto y fierro, indicaron las autoridades de protección civil federal.

Ante rumores en redes sociales de que la maquinaria pesada ya iniciaría la remoción de escombros, el gobierno federal y la alcaldía insisten en que se agotarán todos los esfuerzos por rescatar personas con vida. 

"Familias nos reportan que sus familiares están ahí, estamos haciendo el mejor de los esfuerzos (...) No se puede meter maquinaria donde puede haber alguien con vida o sin vida”, dijo en la madrugada de ayer Luis Felipe Puente, coordinador de Protección Civil. 

El protocolo marca que las posibilidades de sobrevivencia de una persona atrapada bajo escombros llegan a su límite a las 72 horas, pero en otros desastres la resistencia humana ha superado expectativas, como ocurrió en el terremoto de 1985 que dejó más de 10.000 muertos en Ciudad de México. 

El alcalde de la capital, Miguel Ángel Mancera, dijo ayer a Televisa que se calcula que hay todavía unas "30 personas que pudiéramos encontrar en esta tarea de búsqueda y rescate”. Mancera agregó luego en Twitter que "la instrucción y prioridad de los equipos de emergencia es continuar con la búsqueda y rescate”.

Persiste la esperanza

 En los restos de un edificio de oficinas de cinco pisos, aplastados uno encima del otro en la zona céntrica Roma-Condesa, se tenía todavía esperanza de que hubiera vida. Los familiares de personas atrapadas firmaron en la madrugada de ayer una autorización a fin de que se introdujera maquinaria para remover escombros de manera quirúrgica, de tal forma que se aceleraran los trabajos procurando no arriesgar la integridad de sus seres queridos.

  "Esto nos está dando muchas esperanzas porque esto no se estaba viendo ayer (el viernes)... (el avance)  es enorme. Nos han dicho que sí se han detectado zonas donde hay vida, han subido los perros y los perros han reafirmado vida”, dijo a la AFP Paola Solorio, de 35 años, que tiene a tres familiares atrapados.
 
México, golpeado por las tragedias

En menos de un mes, tres sismos han golpeado México, cobrándose la vida de cientos de personas y causando importantes daños materiales en diferentes partes del país.

El 7 de septiembre, un terremoto de magnitud 8,2,  el más fuerte en un siglo en México, sacudió el sur del país,   especialmente los estados de Oaxaca y de Chiapa,  y provocó la muerte de, al menos,  96 personas.

 Apenas 10 días después del terremoto de mayor magnitud en los últimos años, el 19 de septiembre se sucedió otro de 7,1 grados en la escala de Richter , justo cuando se conmemoraban los 32 años del terremoto que destruyó la capital en 1985.

 Hasta ayer, el número de fallecidos por este sismo, que tuvo su  epicentro al sureste de Axochiapan, Morelos, era de 305, entre los cuales se han identificado los cuerpos de ocho extranjeros: una panameña, un argentino, un español, un surcoreano y cuatro taiwanesas.

La mañana de ayer, un nuevo temblor  de 6,1 grados revivió el temor entre los mexicanos, pues de nuevo la naturaleza se hizo escuchar en la capital del país. 

Con epicentro en Oaxaca, el Servicio Sismológico Nacional declaró que el movimiento puede considerarse una réplica del temblor del pasado 7 de septiembre. Dos personas fallecieron por ataque cardiaco tras el terremoto de ayer.

Desde que sucedió el terremoto del 7 de septiembre, que golpeó principalmente al sur del país, hasta ayer se han registrado 4.287 réplicas, según informó ayer el Servicio Sismológico Nacional (SSN).

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

60
2