El terremoto desnuda la corrupción y desconfianza

viernes, 29 de septiembre de 2017 · 00:00
AFP / Ciudad de México

 Ya removidos los escombros que dejó en México el violento terremoto del 19 de septiembre, otras grietas se revelan: las de la negligencia de autoridades, bajo la sombra de la corrupción, y la sempiterna desconfianza de los mexicanos en sus gobernantes. 

El sismo, que mató a 338 personas, ha puesto en el brasero casos como el del derrumbe de una escuela donde murieron 19 niños y 7 adultos, mientras las autoridades implicadas evaden responsabilidades sobre la seguridad de dicha construcción. 

Unos 1.800 inmuebles de la capital sufrieron daños significativos o graves, mientras que medios locales reportan que el gobernador de Morelos, el segundo estado con más víctimas mortales, habría desviado ayuda destinada a los damnificados. 

Con todo, expertos destacan que a diferencia del terremoto del 19 de septiembre de 1985, esta vez el Estado mexicano sí se hizo presente, actuando codo a codo con miles de ciudadanos que apoyaron los rescates. 

Aunque aún no existe un conteo oficial, se reporta que unos siete edificios de departamentos nuevos, algunos entregados a sus propietarios este año, se derrumbaron o quedaron inhabitables.

Para Mariana Campos, experta en gasto y rendición de cuentas de la organización México Evalúa, la corrupción al momento de construir es claramente un factor a considerar para explicar cómo edificios que lucían resistentes se desmoronaron. 

Cita el caso de un edificio colapsado en el céntrico sector Roma, uno de los inmuebles que más víctimas registró en la capital mexicana.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

60
5