Confirman que periodista saudí murió en consulado en Estambul

Un informe señala que las conversaciones entre la víctima y quienes lo recibieron en el consulado “dieron lugar a una reyerta y a una pelea a puñetazos”.
domingo, 21 de octubre de 2018 · 00:02

AFP/

Arabia Saudita admitió ayer que el periodista saudí Jamal Khashoggi murió en el interior de su consulado en Estambul, más de dos semanas después que su desaparición provocara una de las peores crisis del reino.

La agencia oficial SPA confirmó la muerte del periodista, crítico con el príncipe heredero Mohamed bin Salmán y exiliado en Estados Unidos desde 2017, e informó de la destitución de dos altos cargos saudíes y del arresto de 18 sospechosos.

El fiscal saudita, Sheij al Mojeb, publicó un comunicado de lo ocurrido: “Las conversaciones que tuvieron lugar entre él y las personas que lo recibieron en el consulado saudita en Estambul dieron lugar a una reyerta y a una pelea a puñetazos con el ciudadano Jamal Khashoggi, lo que provocó su muerte”.

Al Mojeb no precisó dónde se encuentra el cuerpo de Khashoggi, en tanto que los investigadores turcos continuaron sus investigaciones. Ali Shihabi, director de un grupo de reflexión considerado cercano a la monarquía saudita, dio otra versión. “Khashoggi murió estrangulado durante un altercado físico, no como resultado de una pelea a puñetazos”, declaró basándose en las declaraciones de una fuente saudita de alto nivel.

El Ministerio de Información publicó una declaración en inglés atribuida a una “fuente oficial” en la que afirma que la discusión en el interior del consulado degeneró en una pelea que ocasionó la muerte de Khashoggi, y hubo “un intento” por parte de las personas que lo interrogaron de “ocultar lo que pasó”.

Hasta ahora Riad siempre había afirmado que el periodista salió del consulado, al que había entrado el 2 de octubre para hacer unos trámites para casarse.

Tras confirmar su muerte, Riad anunció la destitución de un alto responsable de sus servicios de inteligencia, Ahmad al Asiri, y de un importante consejero de la corte real, Saud al Qahtani, ambos cercanos colaboradores del príncipe heredero, sobre el que ha aumentado la presión por el caso Khashoggi.

“Despedir a Saud al Qahtani y Ahmad al Asiri significa ir lo más cerca posible de Mohamed bin Salmán”, explicó Kristian Ulrichsen, analista en la Universidad de Rice, en Estados Unidos.

El rey Salmán ordenó además la creación de una comisión ministerial presidida por el príncipe heredero para reestructurar los servicios de inteligencia.

Este caso ha puesto al reino, que durante décadas ha sido un aliado clave de Occidente frente a Irán, bajo una presión sin precedentes. Para Ankara es una “deuda de honor” revelar “lo que sea que ocurrió”. “No estamos acusando a nadie por adelantado, pero no aceptamos que nada permanezca encubierto”, dijo Omer Celik, del gobernante Partido Justicia y Desarrollo.

EEUU expresó su tristeza por la muerte de Khashoggi.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

150
97

Otras Noticias