Las trabajadoras humildes de EEUU quieren ser escuchadas

Las mujeres en la construcción, un sector muy masculino, han sufrido acoso desde hace décadas, al igual que las obreras de una planta de Ford en Chicago.
jueves, 4 de octubre de 2018 · 00:04

AFP / Chicago

Sus voces no suenan tan alto como las de las estrellas de Hollywood, pero un año después del surgimiento del #MeToo, nacido del escándalo de Harvey Weinstein, las trabajadoras estadounidenses humildes también quieren ser escuchadas.

Kim Lawson, madre soltera de una hija de tres años, debió tomar el año pasado un segundo empleo en un McDonald’s de Kansas City para llegar a fin de mes. No pasó mucho tiempo, dice la joven de 25 años, hasta que dos de sus colegas, incluido un gerente, comenzaran a acosarla sexualmente.

Uno de ellos se frotaba contra ella regularmente. El otro intensificó los comentarios sugerentes sobre su físico. Pero sus quejas con la gerencia no cambiaron nada. “Me sentía impotente”, dice Kim Lawson a la AFP. “Tenía vergüenza de lo que me pasaba”.

Sus acusaciones están plasmadas en una denuncia presentada en mayo ante la Comisión de Igualdad de Oportunidades en el Trabajo de Estados Unidos junto con otras nueve empleadas de McDonald’s.

Otra de ellas es una cocinera de 36 años que afirma haber sido “azotada” repetidamente por un colega, y una menor de 15 años que acusa a un compañero de trabajo mayor de hacerle insinuaciones y “comentarios despectivos de naturaleza sexual”.

“Decía que le gustaban mis pechos, que eran ‘muy redondos’”, declara la adolescente en su denuncia. Para presionar a la dirección para que tomara medidas, las empleadas de McDonald’s se manifestaron en septiembre en diez ciudades del país.

Ellas consideran que la empresa no está haciendo lo suficiente para poner fin a la cultura de la impunidad que campa en sus establecimientos, y esperan que con sus 235 mil empleados en todo el mundo pueda servir de ejemplo en términos de lucha contra el acoso sexual en el trabajo.

En un estudio realizado en 2016 por la firma Hart Research Associates, 40% de las trabajadoras de firmas de comida rápida dijeron haber sido víctimas.

El productor de Hollywood Harvey Weinstein ha sido acusado de acoso, agresiones sexuales y violación por cerca de 80 mujeres. Quizás uno de los peores depredadores sexuales de nuestros tiempos, es también el catalizador del movimiento #MeToo. Weinstein enfrenta investigaciones penales en Nueva York, Los Ángeles y Londres.

Pero por ahora solo tres denuncias de agresiones de tres mujeres diferentes resultaron en una inculpación en Nueva York: una violación en marzo de 2013 y dos felaciones forzadas en 2004 y 2006. Estos delitos podrían colocarlo tras las rejas de por vida.

La mayoría de las acusaciones en su contra han prescrito, pero Weinstein es también demandado en el ámbito civil por mujeres que esperan recibir indemnizaciones por los abusos que han sufrido.

Una condena en la esfera penal reforzaría su caso. Weinstein insiste en que todas las relaciones que tuvo en su vida fueron consentidas. Su principal abogado, el famoso Ben Brafman -quien logró que se abandonara el juicio contra el exjefe del FMI Dominique Strauss-Kahn en 2011-, ha revelado parte de su estrategia de defensa en algunas audiencias.

Sobre la última encuesta de Página Siete

Si usted es de los que necesita estar bien informado, puede acceder a la encuesta electoral completa de Página Siete, suscribiéndose a la aplicación PaginaSietePro que puede descargar de App Store o Google Play

 


   

65
2

Otras Noticias