Haddad ganaría a Bolsonaro en una segunda vuelta

La intención de voto de Haddad saltó del 19% al 22%. Está a 6 puntos de Bolsonaro.
miércoles, 26 de septiembre de 2018 · 00:04

EFE y AFP / Sao Paulo

El candidato progresista a la Presidencia de Brasil Fernando Haddad, sucesor de Luiz Inácio Lula da Silva en la carrera electoral, recortó la distancia respecto al ultraderechista Jair Bolsonaro, a quien ganaría en una eventual segunda vuelta, según una nueva encuesta publicada el lunes.

Haddad redujo su distancia frente al capitán en la reserva del Ejército, quien por primera vez se mantuvo estable con un 28% de intención de votos, según el sondeo del Instituto Ibope, que entrevistó a 2.506 personas entre los días 22 y 23 de septiembre.

La intención de voto para las presidenciales del 7 de octubre del abanderado del Partido de los Trabajadores (PT) saltó del 19% al 22% en tan solo una semana y se sitúa ahora a seis puntos porcentuales de Bolsonaro, quien continúa hospitalizado tras ser acuchillado en un acto de campaña el pasado 6 de septiembre.

La diferencia de intención de voto entre ambos candidatos el pasado 11 de septiembre, el mismo día en el que Haddad fue oficializado como sustituto de Lula, era de quince puntos porcentuales.

La nueva encuesta del instituto Ibope, que tiene un margen de error de dos puntos porcentuales, reforzó la polarización entre ambos candidatos y mostró que el laborista Ciro Gomes, tercero en la carrera electoral, continúa estancado con un 11% de las simpatías.

El socialdemócrata Geraldo Alckmin, por su parte, subió un punto porcentual respecto a la pasada semana y llegó al 8%, mientras que la ecologista Marina Silva continuó en una senda descendente (5%).

En una eventual segunda vuelta, que se celebraría el 28 de octubre si ninguno de los candidatos obtiene el 50% más uno de los votos, Ibope apunta a una victoria de Haddad con el 43% de los apoyos, frente al 37% que obtendría Bolsonaro.

Bolsonaro, cuyo rechazo entre los electores ha pasado del 42% al 46% en una semana, también perdería ante Ciro y Alckmin y empataría frente a la exministra de Medioambiente Marina Silva, quien disputa sus terceras elecciones como candidata a la Presidencia.

El abanderado del Partido Social Liberal (PSL), un firme defensor de la liberación de las armas en Brasil y polémico por algunas declaraciones machistas, homofóbicas y racistas, lleva algo más de dos semanas sin participar en la campaña de calle debido a su convalecencia y ha intensificado sus intervenciones en las redes sociales.

Bolsonaro podría recibir el alta esta misma semana, aunque ve “imposible” participar en la campaña antes de la primera vuelta, que se celebrará el próximo 7 de octubre.

“Dios por encima de todos”

Con los ojos cerrados y las manos extendidas en dirección al Congreso Nacional, Ulisses de Almeida y decenas de fieles de la Iglesia evangélica Asamblea de Dios rezan, durante un culto en Brasilia, por el futuro del país y por la salud del candidato ultraderechista Jair Bolsonaro.

“¡Bolsonaro representa muy bien nuestros ideales de conservadurismo en la familia, de principios cristianos ¡Señor todopoderoso, visítalo en el hospital donde se encuentra, restaura sus fuerzas!”, vocifera el pastor Alfeu Gebrin ante una platea de hombres, mujeres y niños que le responden con enérgicos aplausos.

En vísperas de la primera vuelta, este pequeño templo pentecostal dedica unos minutos de su culto del viernes a orar por el país, con una bandera de Brasil ondeando en una pantalla LED gigantesca de fondo.

El diputado y excapitán del Ejército, de 63 años, se recupera en el Hospital Israelita Albert Einstein de Sao Paulo de una puñalada en el abdomen que le asestaron en un mitin. Después de ese ataque, creció varios puntos en las encuestas.

Bolsonaro “tiene un pensamiento cristiano: defiende la familia tradicional, está contra el aborto, la ideología de género. Y es un candidato honesto. Después de toda la corrupción de los últimos años, ese es un factor de peso”, afirma Ulisses de Almeida, pastor de Asamblea de Dios, de 40 años.

María Aparecida Santana, una profesora de 36 años que afirma haber votado por el expresidente de izquierda Lula en el pasado, esta vez lo hará por Bolsonaro “a pesar de todas las polémicas” por sus comentarios homofóbicos, misóginos y racistas.

Esos exabruptos son “insignificantes” respecto a lo que verdaderamente importa: sus propuestas para mejorar la vida de las familias y la seguridad, defiende Santana.

Y todo según su lema de campaña: “Brasil por encima de todo, dios por encima de todos”.

Orientación de voto

  • Religión En el país con más católicos del mundo, los evangélicos representaban 15% de la población en 2000 y 22% en 2010, según el Instituto Brasileño de Geografía y Estadísticas (IBGE). En 2017, ya eran 27% de acuerdo con la encuesta de la ONG Latinbarómetro. Las iglesias evangélicas, con 81 diputados de un total de 513 y con 3 de los 81 senadores, pretenden mantener “una bancada fuerte, organizada, que pueda frenar las acciones contra la Iglesia”.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

163
97

Otras Noticias