Los chilenos son los que más pagan por los medicamentos

El valor de los fármacos originales, que son los de mayor preponderancia por ingreso en el mercado, es el más alto de la región.
jueves, 27 de septiembre de 2018 · 00:00

AFP / Santiago

Los chilenos son los que más pagan por los medicamentos originales en América Latina, en un controvertido mercado que hoy está nuevamente en la mira de las autoridades económicas en un país donde el paciente asume la mayor parte de los tratamientos médicos.

“No puede ser que cruzando la cordillera a Argentina un mismo medicamento cueste tres, cuatro o cinco veces menos; o haya consumidores a los que les salga más barato traer los medicamentos de Europa que comprarlos en Chile”, dice a la AFP Hernán Calderón, presidente de la Corporación Nacional de Consumidores y Usuarios.

Una década después de que las tres principales cadenas de farmacias fueran acusadas de coludirse para incrementar el valor de los remedios, el panorama no es muy distinto. Sólo tres farmacéuticas -Fasa, Salcobrant y Cruz Verde- copan el 90% del mercado, mientras que el valor de los medicamentos originales, que son los de mayor preponderancia por ingreso en el mercado, es el más alto de la región.

“En Chile se produce un sobreprecio de los medicamentos que es casi abusivo”, alerta el diputado Juan Luis Castro, que preside la Comisión de Salud de la Cámara. De acuerdo con datos de la consultora IQVIA a noviembre de 2015, los medicamentos originales (protegidos con patentes) cuestan en Chile un 38% más que el promedio de Argentina, Brasil, Colombia, México y Perú.

En cambio, los genéricos son más baratos que en estos países, con un 65% menos que el promedio, mientras que el precio de un tercer grupo de medicamentos, los “similares o genéricos de marca”, se ubican en la media.

No hay estudios más recientes o que comparen los precios con Europa. Pero, por ejemplo, el medicamento para hipertensión Adalat -del laboratorio Bayer- vale en Chile casi nueve veces más que en España. En el caso del Crestol, prescrito para el colesterol, la diferencia es de cinco veces.

En enero pasado, el Servicio Nacional del Consumidor reveló diferencias de hasta 3.260% entre el valor de medicamentos originales y el bioequivalente, como el Omeprazol, usado para problemas gástricos.

Un mercado pequeño y concentrado, cuestionadas estrategias de mercadeo y la poca capacidad del Estado para negociar directamente con los laboratorios son los principales factores que conspiran en contra de los consumidores chilenos. Los dardos apuntan principalmente a los genéricos de marca, cuya venta ha crecido en los últimos años.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

149
97