Trump defiende su polémico muro en frontera con México

Antes de aterrizar en Texas, aumentó la presión sobre los demócratas al anunciar que debido a su “intransigencia” cancela su viaje al foro económico de Davos.
viernes, 11 de enero de 2019 · 00:04

AFP y EFE  / McAllen, EEUU

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, llegó el jueves a la colonia McAllen, en la frontera con México, donde volvió  a presionar para erigir un muro entre ambos países, un día después de abandonar una reunión con los demócratas para poner fin al cierre parcial del Gobierno federal.

El viaje a Texas del mandatario es otro escalón más para impulsar su plan de construir el muro, después de su primer discurso a la nación el martes y abandonar una reunión con los demócratas el  miércoles.

Pero antes de aterrizar en Texas, Trump aumentó la presión sobre los demócratas al anunciar a través de Twitter que debido a su “intransigencia” cancela su viaje al foro económico de Davos, que se celebra del 21 al 25 de enero.  

Trump quiere 5.700 millones de dólares para erigir un muro que considera necesario para detener una crisis de crímenes violentos causada por la inseguridad en la frontera sur. Los demócratas aseguran que el muro no resuelve los problemas de inmigración y critican que es sólo una treta política para satisfacer a las bases de derechas del Presidente. 

“Puedes tener toda la tecnología del mundo, si no tienes una barrera de acero o un muro de algún tipo, fuerte, poderoso, vas a tener tráfico de personas, vas a tener entrada de drogas por toda la frontera, vas a tener bandas entrando”, dijo fuera de la Casa Blanca antes de partir hacia Texas. 

El mandatario ha presionado al Congreso al negarse a firmar el presupuesto del Gobierno federal, lo que derivó en el conocido como shutdown, por el que cientos de miles de funcionarios, incluidos controladores aéreos y miembros de la Guardia Costera, no han cobrado su salario en tres semanas. 

Un cierre prolongado del Gobierno federal tendría “un efecto considerable” sobre la economía mundial, advirtió el jueves Jerome Powell, presidente de la Reserva Federal estadounidense. 

Trump ha martilleado la amenaza de que, si los demócratas no ceden, declarará la emergencia nacional para concederse a sí mismo el poder de saltarse el voto del Congreso. 

“Si no llegamos a un acuerdo, creo que me sorprendería” que no declare una emergencia nacional, afirmó.

Analistas advierten que esta decisión de Trump sería impugnada en los tribunales por extralimitación presidencial, por lo que el proyecto del muro podría quedar bloqueado.

 Ayer, la presidenta de la Cámara de representantes, Nancy Pelosi, acusó al mandatario   de preferir “un culebrón” a negociar “con seriedad” la seguridad fronteriza y el fin del cierre parcial de la Administración.

“Ni siquiera estoy segura de que el Presidente quiera el muro, creo que sencillamente pretende crear un debate en torno al mismo”, consideró Pelosi.

La líder demócrata californiana criticó a Trump por su “petulancia” a la hora de gestionar la financiación del Gobierno que preside y sugirió que estaría liderando el “papel dramático” durante el actual debate político.

“Si tuviera confianza en su propia postura, ¿por qué diría que tiene que cerrar el Gobierno?”, cuestionó Pelosi, quien considera a Trump el culpable del cierre parcial de la Administración porque “no puede salirse con la suya”. En su intervención, la líder demócrata afirmó que este miércoles, en una reunión con el gobernante, Trump le preguntó directamente por su apoyo al muro y no por la seguridad fronteriza en general.

 

6
9