Detienen por minutos a Guaidó y éste dice que hay “desesperación”

El régimen de Maduro dijo que los agentes que detuvieron a Guaidó no tenían orden y fueron echados. El presidente de la AN dijo que el chavismo “ya no controla”
lunes, 14 de enero de 2019 · 00:07

Caracas  / EFE y AFP 

El presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela (AN, Parlamento), el opositor Juan Guaidó, dijo ayer que la detención que sufrió durante una media hora muestra el “desespero” del gobierno de Nicolás Maduro.

“Están desesperados en Miraflores (sede del Ejecutivo), no saben quién da la orden”, dijo el diputado de Voluntad Popular (VP) ante cientos de personas en un cabildo abierto celebrado en el estado Vargas, cercano a Caracas, de donde es natural.

Guaidó llegó a este acto dos horas más tarde de lo previsto pues cuando iba de camino fue interceptado por un grupo de agentes del Servicio Bolivariano de Inteligencia (SEBIN) que, usando armas largas y capuchas, lo “secuestró” por  media hora.

El régimen se desmarca

El ministro venezolano de Comunicación, Jorge Rodríguez, informó que este hecho fue un procedimiento irregular y unilateral por el que habían destituido a los agentes y se había abierto una investigación para establecer responsabilidades.

Guaidó dijo a periodistas que la versión oficial demuestra que Maduro “ya no controla las Fuerzas Armadas” lo que revela, agregó, el “grave problema” que vive la institución castrense.

“Me secuestraron, estuvimos en un carro,  me pude zafar del secuestro porque hay gente que cree en Venezuela;   trataron de ponerme unas esposas, no lo permití porque soy el presidente de la AN, porque represento a un poder legítimo”, relató.

Los agentes dijeron a Guaidó que estaban cumpliendo una “orden” pero que “no sabían qué estaban haciendo” según contó el propio diputado.

El jefe legislativo fue detenido luego de que el pasado viernes, en otro cabildo abierto en Caracas, se mostró dispuesto a llenar el vacío de poder que -a su juicio- hay en Venezuela ante un gobierno que no es reconocido por gran parte de la comunidad venezolana ni  internacional.

El funcionario chavista calificó el incidente como un “show mediático” y un “falso positivo” que busca desestabilizar el gobierno del presidente Nicolás Maduro, quien asumió el jueves un segundo mandato de seis años (2019-2025) desconocido por varios gobiernos que lo tildan de “ilegítimo”.

Guaidó reiteró que la Cámara discutirá el martes un proyecto de decreto de amnistía para militares, a quienes la oposición les ha pedido el apoyo para “restablecer la democracia” en el país.

Convoca a movilización el 23
 

Guaidó reiteró el llamado que también hizo el viernes a una movilización para el 23 de enero, fecha emblemática, pues ese día, en 1958, cayó la dictadura militar de Marcos Pérez Jiménez. 

“Será un grito que retumbará en toda Venezuela y a esto le tiene miedo (...) la cúpula de ladrones” que, sostuvo, gobierna el país. “No van a poder frenar el ímpetu y la fuerza de nuestra gente, el reclamo de cambio, porque estamos pasando hambre”, dijo al referirse a la  crisis que vive el país petrolero bajo el gobierno de Maduro, con escasez de bienes básicos y una inflación que alcanzará 10.000.000% en 2019, según el FMI. 

“No tenemos miedo”, respondían los seguidores de Guaidó, militante del partido Voluntad Popular (VP), fundado por el líder opositor Leopoldo López, bajo arresto domiciliario, desde el año anterior. Sumida en la escasez de bienes básicos y causante del éxodo de unos 2,3 millones de venezolanos desde 2015, el país suscita el interés  de la prensa extranjera.

Juego de muchachitos

La ministra de Servicios Penitenciarios, la chavista Iris Varela,  amenazó  con encarcelar a Guaidó, mientras el presidente Nicolás Maduro atribuyó las declaraciones del diputado  a un “juego de muchachitos” que tomaron el control del Congreso para desestabilizarlo. “Allá ellos con su show, su juego y su burla, porque se burlan de su propia gente. Acá nosotros con nuestro trabajo, tenemos mucho trabajo por hacer (y) yo seguiré cumpliendo mis funciones”, dijo Maduro.

América condena  breve detención del presidente del  Parlamento

La breve detención ayer del presidente del Parlamento de Venezuela, el opositor Juan Guaidó, generó condena y rechazo en varios entes y gobiernos de América, e incluso varios calificaron el hecho de “secuestro”, al tiempo que pidieron al régimen de Nicolás Maduro respetar el Legislativo.

El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, calificó de “secuestro” lo ocurrido con el opositor Guaidó, y urgió a la comunidad internacional a “detener los crímenes” de Maduro.

El Grupo de Lima, a excepción de México, lamentó  este suceso a través de un mensaje en su página web en la que 13 de los países americanos miembros, críticos de Maduro, expresaron su  apoyo a los miembros de la AN.

Estados Unidos denunció que dicha detención es un “grave asalto” al Estado de Derecho en Venezuela por parte de “la dictadura” de Nicolás Maduro y acusó como responsable al jefe de inteligencia venezolano, Manuel Christopher Figuera. “Llamamos a las fuerzas de seguridad a defender la Constitución y los derechos del pueblo venezolano. Estados Unidos y el mundo están mirando”, dijo Mike Pompeo, secretario de Estado, en su cuenta de Twitter.

El Gobierno de Chile calificó lo ocurrido de “amedrentamiento a opositores en Venezuela” y manifestó nuevamente “su irrestricto apoyo” al Parlamento de ese país, al que considera “el único órgano legítimo y democráticamente elegido en Venezuela”.

Argentina mostró su apoyo a Guaidó, pues para  Mauricio Macri el “incidente” atenta contra “las libertades civiles y políticas de los venezolanos”. EFE

 

Liberan a dos corresponsales  

El servicio de inteligencia de Venezuela (SEBIN) retuvo ayer por más de una hora a dos corresponsales de cadenas internacionales que cubrían la detención del presidente del Parlamento, Juan Guaidó, denunciaron el sindicato de prensa y ONG.

“La corresponsal de @NoticiasCaracol, Beatriz Adrián (@Beadrian) y la de @CNNVenezuela, Osmary Hernández (@osmarycnn) fueron detenidas por el SEBIN, cuando reportaban la captura de Juan Guaidó, presidente de la @AsambleaVE en Plaza Venezuela #13Ene”, informó la ONG Espacio Público. Más de una hora después ambas fueron liberadas. “Liberadas las reporteras Beatriz Adrián y Osmary Hernández. Funcionarios del SEBIN las detuvieron y mantuvieron en su sede de Plaza Venezuela hasta verificar su documentación”, confirmó en Twitter el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa de Venezuela.

La ONG denunció que en 2018 al menos ocho periodistas extranjeros fueron detenidos o expulsados del país; mientras que en 2017 diez corresponsales “fueron detenidos”. Agencias

 

 

70
5

Otras Noticias