Advierten que otros diques podrían romperse en Brasil

Aproximadamente en el 10% de los diques del estado de Minas Gerais (donde ocurrieron dos desastres) no se ha certificado la estabilidad.
martes, 29 de enero de 2019 · 00:04

AFP  / Río de Janeiro

Otros desastres como el Brumadinho podrían ocurrir en Brasil, teniendo en cuenta que casi el 10% de las 450 represas del estado de Minas Gerais carecen de condiciones de seguridad satisfactorias, advirtió Luiz Jardim Wanderley, especialista en minería de la Universidad del Estado de Río de Janeiro (UERJ). 

Un dique de la mina Corrego do Feijao, operada por el gigante minero Vale, se rompió el viernes pasado en Brumadinho (a 60 km de Belo Horizonte) y provocó una descomunal marea de lodo que arrasó con todo lo que había en su camino, con saldo provisorio de 60 muertos y casi 300 desaparecidos.

 Los especialistas aún investigan las causas del desastre, pero según Alessandra Cardoso, asesora política del Instituto de Estudios Socioeconómicos (Inesc), el hecho de que la represa llevara inactiva hace tres años, sin recibir residuos, habría desgastado la estructura.

Según  Cardoso, cuando una mina o represa paraliza sus actividades, “la tendencia es que la empresa dé menos atención” a los criterios de seguridad.

 María Júlia Andrade,  del Movimiento por la Soberanía Popular en la Minería, explicó a BBC Brasil que los habitantes de la zona confirmaron que el sistema de alarma no funcionó en el momento del accidente.

Vale promovió un entrenamiento con los residentes de la región para casos de accidente, orientándolos sobre cómo actuar y para dónde huir si oyen la alarma.

En 2015, la rotura de otro dique, del que Vale era copropietario, tuvo lugar en el municipio de Mariana, a 120 km de Brumadinho, dejando 19 muertos y el peor desastre ambiental de Brasil, con la contaminación del Río Doce, que llevó los residuos hasta el océano, a 650 km de distancia.

Al evaluar el hecho, Wanderley dijo que “probablemente tendremos otros casos, que podrían ser de una amplitud menor, pero también peores. En aproximadamente el 10% de los diques del estado de Minas Gerais (donde ocurrieron estos dos desastres) no se ha certificado la estabilidad o no hay suficiente información sobre seguridad. Así que se puede decir que una cantidad relativamente grande de presas con condiciones de seguridad inadecuadas permanecen en servicio en ese estado. 

Atribuyó  estos problemas de seguridad a que cuando los precios de las materias primas cayeron (en 2015-2016, años en los que Brasil experimentó una recesión histórica), las empresas tuvieron que hacer recortes en el presupuesto, lo que pudo afectar a áreas como la seguridad y el mantenimiento. “Hay que esperar a la investigación, para saber si Vale ha reducido sus controles sobre los diques, incluso después de la catástrofe de Mariana”, dijo.

 

Cuentas  bloqueadas

  • Medida Un total de 11.000 millones de reales (alrededor de 2.920 millones de dólares) han sido bloqueados desde el viernes de las cuentas de la compañía para resarcir a los familiares de las víctimas, garantizar recursos y paliar los daños ambientales en una región donde ahora el panorama es desolador.
  • Mercados Las acciones de la minera brasileña Vale, que suspendió el pago de dividendos a sus accionistas tras el desastre, se hundían el lunes en torno a un 20%, en la primera sesión de la Bolsa de Sao Paulo desde la tragedia.
  • Promesas  Las autoridades exigen y prometen investigaciones rigurosas, mayores controles ambientales y atención a las víctimas.

Brasil sigue en vilo en medio de una de sus peores tragedias

EFE  / Brumadinho, Brasil

Brasil continúa en vilo en medio de una de sus peores tragedias mineras, que ha dejado por el momento 58 muertos, 305 desaparecidos y un rastro de destrucción en Brumadinho.

El riesgo inminente de que una segunda represa de la minera Vale se rompa y provoque una nueva catástrofe en la región obligó el domingo a paralizar las búsquedas durante gran parte del día y a evacuar a cerca de 3.000 personas, aunque la mayoría han sido autorizadas para regresar a sus hogares.

Los vecinos de la parte baja de la ciudad llegaron a ser evacuados y con ellos la impotencia y el miedo ante el derrumbe de la segunda represa, en la que la minera realizó el drenaje y consiguió reducir la presión del agua.

El subteniente de los bomberos de Minas Gerais, Gertel Vaz de Souza, precisó  que en un primer momento se estimó que unas 24.000 personas podrían llegar a ser desalojadas de sus hogares en todas las áreas de Brumadinho si no se conseguía rebajar el riesgo de ruptura del segundo dique, pero los profesionales lograron controlar la situación.

Con la disminución del riesgo de un nuevo colapso, los equipos de rescate retomaron las labores de búsquedas, con la esperanza de poder hallar a más supervivientes 48 horas después de que ocurriera el desastre que ha acabado con Brumadinho, según declaró el Alcalde de esta localidad de 33.000 habitantes, Avimar de Melo. “Es el momento más triste que Brumadinho vivió hasta hoy”, dijo el Alcalde.

En la boca de un puente de esta localidad, Joaquim Cándido, de 68 años, espera sentado para poder cruzar. Se dirige al Instituto Forense para ver si encuentra a su yerno de 47 años, 30 de los cuales los pasó trabajando en el complejo de Vale, donde desapareció el viernes.

“Está desaparecido, nadie da información. Vale no da información, nadie da información”, señala a Efe. A unos cinco kilómetros de Brumadinho, hay un viaducto sobre el que pasa una vía de ferrocarril, o lo que queda de él. Tan solo se mantienen en pie los extremos del mismo.

“La situación aquí es bastante caótica. Vinimos aquí debido a que había personas, hasta niños, encima del puente y fuimos avisados por radio porque el viaducto está rajado y puede caerse por completo en cualquier momento”, explicó a Efe el bombero Leoncio Valverdes.

 

 

Permítanos un minuto de su tiempo.

Para desarrollar el periodismo serio e independiente, esencial en democracia, que usted aprecia en Página Siete, contamos con un equipo de reporteros, editores, fotógrafos, administrativos y comerciales de primer nivel.

Los ingresos con que Página Siete opera son producto de nuestro trabajo; no contamos con prebendas de ninguna naturaleza.

Si usted desea apoyar el esfuerzo que realizamos, suscríbase a P7 VIP, para recibir de lunes a viernes una carta informativa por correo electrónico, que contendrá un resumen de las noticias y opiniones más interesantes de Página Siete, a un costo de sólo Bs 15 al mes.

Para suscribirse haga clic aquí o llame al número 2611749, en horas de oficina.

Valorar noticia