Pese a enfrentamientos en Quito asoma el diálogo con indígenas

Campesinos, jóvenes y obreros se movilizaron en un día de furia en el casco colonial de la capital. Lenín Moreno anuncia acercamiento a los comunarios.
jueves, 10 de octubre de 2019 · 00:46

EFE / Quito

 El casco colonial de Quito fue escenario  de violentos choques y cargas policiales para dispersar a miles de manifestantes del sector indígena, jóvenes y obreros que secundaron una movilización nacional contra el presidente, Lenín Moreno, y el levantamiento de la subvención a combustibles.

Sin embargo el mandatario anunció que el diálogo asoma con los campesinos y que puede retornar a gobernar desde la capital ecuatoriana.

Al grito de “¡fuera, Moreno, fuera!” y “el pueblo unido jamás será vencido”, la multitud indígena inició una marcha poco antes del mediodía en el parque de El Arbolito y se sumó a otra de sindicatos en la avenida 10 de Agosto, que confluyeron en una marea humana hacia el centro. 

El objetivo de los manifestantes era acceder  a toda cosa a la plaza Grande y el aledaño Palacio de Carondelet, sede del Gobierno, pero el trazado colonial en cuadrícula que emana desde ese lugar estaba reforzado por diferentes cordones de seguridad, y en cada esquina había una numerosa presencia policial detrás de grandes vallas, que en algunos casos, eran reforzadas con alambrado de espinas.

Las órdenes de las fuerzas de seguridad eran impedir el acceso de los movilizados al emblemático edificio de la Presidencia ecuatoriana, pero, a medida que, los concentrados se iban acercando se producían forcejeos con los efectivos policiales.

La marcha la encabezaron movimientos indígenas, aunque a ella se sumaron diferentes grupos sociales, que intentaban romper el cerco en su avance, en general de manera pacífica.

En algunos puntos hubo intensas cargas policiales como en la Plaza del Teatro, situada a medio kilómetro de Carondelet, o en la de Santo Domingo, a menor distancia, que se convirtieron en escenario del disparo masivo de gases lacrimógenos y pimienta, que hacían retroceder a los movilizados, quienes volvían a la carga.

En la primera algunos participantes arrojaron piedras y palos a las fuerzas de seguridad, lo que desembocó en disturbios que convirtieron las callejuelas en escenario de batalla campal.

Encaramado en un pórtico patrimonial flanqueado por dos columnas, Alejandro Sangucho, 21 años y encapuchado observaba junto a dos adolescentes de 15 y 17 el intento de romper la barrera en esa vía. “Lo que hace este presidente nos perjudica. Nuestros padres tendrán que trabajar más para pagar los pasajes”, manifestó a EFE el joven. Augusto Taco aclaró que la protesta es de todos los afectados por el alza del precio de la gasolina. 

Dialogo

 Moreno, celebró  el inicio de un proceso de diálogo con el movimiento indígena  e indicó  que cree que la convulsión social en el país pasará pronto. El mandatario  que trasladó la sede del Gobierno a la ciudad costera de Guayaquil, lejos del asedio de las protestas en Quito, dijo ayer en  tarde que ha decidido regresar a la capital para extender la mano a los manifestantes indígenas. “Ya tenemos primeros buenos resultados del diálogo”, precisó Moreno en un mensaje en Twitter, en el que se congratuló de que la movilización indígena  se haya deslindado de grupos violentos.

“En Quito recibí el reporte de que las marchas se desarrollan con normalidad. Hermanos indígenas, me alegra que hayan separado de sus manifestaciones pacíficas a los elementos perniciosos”, agregó el gobernante.

“Sin duda esto se va a solucionar muy pronto”, sostuvo  el mandatario, quien dijo estar alegre de que el movimiento indígena esté “pensando en mantener la constitucionalidad, la democracia y la paz” en el país.

Recordó que jamás ha ofendido a los indígenas y que, más bien, los ha tratado con “respeto y cariño” y que por ello está dispuesto a dialogar de forma sincera con las comunidades.

Ofrecen un plan a los manifestantes

El secretario  de la Presidencia, José Augusto Briones, remarcó  que se han producido acercamientos iniciales con representantes del colectivo indígena para avanzar en soluciones a sus demandas.

Briones indicó que el Gobierno ha preparado un “plan integral” para atender las principales demandas indígenas, el  que busca compensar el incremento de los precios de los combustibles y generar “oportunidades de bienestar reales” en las comunidades.

Sistemas de riego, financiación agrícola, reestructuración de deudas de campesinos, tecnología y maquinaria, centros de acopio de productos del campo, entre otros, forman parte del plan que el Gobierno quiere discutir con el movimiento indígena, dijo.

Remarcó la “disposición para dialogar” del Gobierno con quienes se “manifiestan de manera pacífica”. Añadió que la propuesta oficial ha sido trasladada a los dirigentes indígenas para su análisis.

 ONU se reunió con sectores para evitar más violencia

El sistema de Naciones Unidas, junto con la Conferencia Episcopal Ecuatoriana han mantenido “reuniones preliminares” con distintas organizaciones de la sociedad a fin de restablecer el orden y evitar una escalada de la violencia.

Así lo informó el sistema de la ONU en Ecuador en un comunicado en el que precisa que el objeto de estas conversaciones es “garantizar condiciones para una protesta pacífica, respeto a los derechos humanos y a las libertades fundamentales”.

De acuerdo a la nota, los encuentros buscan explorar la posibilidad de generar “un espacio seguro” para que los actores principales encuentren salida a la situación de crisis que atraviesa el país. “El sistema de Naciones Unidas agradece los gestos unilaterales de buena voluntad de las partes para intentar bajar las tensiones”, reza el escrito, que no identifica quiénes son los actores sociales con los que se han reunido.

El secretario general de la Presidencia, José Augusto Briones, afirmó que el Gobierno ha ofrecido a los indígenas la condonación de deudas y que se tratarán los problemas de cada región de acuerdo a sus necesidades.

Sistemas de riego, financiación agrícola, reestructuración e deudas de campesinos, tecnología y maquinaria, centros de acopio de productos del campo, entre otros, forman parte del plan que el Gobierno quiere discutir con el movimiento indígena, explicó el secretario.

  Confirmó que se han producido acercamientos iniciales con representantes del colectivo indígena para atender demandas.

 

 

Confidencial

Si te interesa obtener información detallada sobre el proceso electoral, suscríbete a P7 VIP y recibirás mensualmente la encuesta electoral completa de Página Siete.

Además, recibirás en tu e-mail, de lunes a viernes, el análisis de las noticias y columnas de opinión más relevantes de cada día.

Tu suscripción nos ayuda no solo a financiar la encuesta sino a desarrollar el periodismo independiente y valiente que caracteriza a Página Siete.

Haz clic aquí para adquirir la suscripción.

Gracias por tu apoyo.