Principal organización indígena de Ecuador rechaza el diálogo

La organización llama a “radicalizar” las protestas con el bloqueo de rutas y la toma de edificios, y pide la renuncia de los ministros de Defensa y de Gobierno.
viernes, 11 de octubre de 2019 · 00:04

AFP / Quito

La principal organización indígena de Ecuador dio un portazo al diálogo abierto con el Gobierno para resolver la violenta crisis desatada por  la eliminación de la subvención de los combustibles, que en una semana deja cinco muertos y cientos de heridos en manifestaciones.

“Nada de diálogo con un gobierno asesino”, proclamó la Confederación de Nacionalidades Indígenas (Conaie) en un comunicado firmado por su presidente, Jaime Vargas.

El dirigente, que llamó a “radicalizar las acciones” mediante “bloqueos de vías y las tomas” de edificios públicos, habló también frente a los manifestantes que se concentran en un coliseo de Quito.”¡Vamos a radicalizar con más fuerza, compañeros, y si tiene que denunciar y si tiene que matarme que me maten!”, exclamó Vargas. 

El dirigente lanzó agua fría a la expectativa alimentada por el presidente Lenín Moreno frente a un posible arreglo con mediación de la Iglesia católica y Naciones Unidas. 

Ecuador quedó enfrentado a una nueva escalada de la crisis que, además de sumar víctimas, sumió en el caos a la militarizada Quito e interrumpió el transporte de petróleo  por el principal ducto del país.

Los pueblos originarios encarnan el descontento social por las reformas económicas que impulsa Moreno en el marco de un programa de millonarios créditos destinados, según él, a salvar de la “debacle” a la dolarizada economía ecuatoriana tras años de “derroche, endeudamiento y corrupción” en el gobierno de su antecesor y exaliado, Rafael Correa. Entre los ajustes está la eliminación de los subsidios al diésel y la gasolina, lo que disparó las tarifas hasta en un 123%. 

Los indígenas, que representan el 25% de los 17,3 millones de ecuatorianos, son el sector más castigado por la pobreza y en su mayoría trabajan en el campo. Con la liberación de los precios de los combustibles, deben pagar más para el transporte de sus productos al tiempo que temen una escalada inflacionaria.

El miércoles la Conaie mostró músculo con una multitudinaria marcha sobre Quito, la agobiada capital ecuatoriana que lleva más de una semana sin clases ni transporte público, y con el comercio restringido.

Los indígenas, según un reporte del diario el Universal piden   derogar el Decreto N° 883, que elimina el subsidio a la gasolina y al diésel, pero  ahora sumaron los pedidos de salida de los ministros de Gobierno y Defensa, María Paula Romo y Oswaldo Jarrín, respectivamente.

En un comunicado  exigen la salida del Fondo Monetario Internacional (FMI) con el que el Gobierno a firmado créditos.


En una semana de protestas, el Gobierno da cuenta de 824 detenidos, mientras la Cruz Roja ha atendido a 122 heridos.

La Conaie se mantiene en asamblea en Quito y aunque no ha habido nuevas marchas, la fuerza pública reforzó los vallados cerca de la desocupada sede presidencial. “¡Vamos a la lucha porque esto nos afecta a nosotros, nos mata!”, arengó Rosa Manobanda a sus compañeros en el coliseo. La crisis también suscita la preocupación del secretario general de la ONU, Antonio Guterres, quien a través de su portavoz llamó a evitar más “actos de violencia”.

 
Unos 74.000 militares y policías han sido desplegados en medio de esta crisis que castiga a la ya vapuleada economía ecuatoriana. En la Amazonia la ocupación de pozos por manifestantes obligó a paralizar el transporte de petróleo a través del principal ducto, que bombea el 68% de la producción nacional (531.000 barriles por día).

Aún así, Moreno resiste respaldado por el mando militar, las gremios económicos más poderosos y la derecha política a la que se acercó después de romper con Correa, devenido en su mayor adversario político.

Piden a militares retirar apoyo a Moreno

La Confederación de Nacionalidades Indígenas de Ecuador (Conaie) pidió al Ejército que retire su apoyo al presidente Lenín Moreno, en medio de una agudización de la crisis ante las masivas protestas en el país.

Jaime Vargas, presidente de la Conaie, calificó de “traidores” a aquellos líderes aborígenes que están hablando con el Gobierno. Y aseguró que no representan al colectivo y sus decisiones no desmovilizarán la protesta.

 La petición de que el Ejército deje de apoyar a Moreno la realizó Vargas en momentos en que el presidente afronta las peores manifestaciones  contra su gestión. El Gobierno asegura que esta ola de protestas viene alentada por infiltrados e intereses políticos que quieren desestabilizar a la administración.

 Moreno culpó a su antecesor, Rafael Correa, de un intento de desestabilizar la democracia, algo negado por el exgobernante desde Bélgica.

Retienen a ocho policías y el  Gobierno habla de   un secuestro

  Manifestantes indígenas reunidos en la Casa de la Cultura de  Quito retuvieron a al menos ocho policías y advirtieron que aplicarán sobre ellos la justicia ancestral si las fuerzas del orden atacan esa sede.

Los ocho policías, una mujer entre ellos, se encuentran bien, confirmó a EFE uno de los agentes del orden involucrados. “Estamos bien, no nos han maltratado”, indicó Darwin Lárraga al confirmar que se trata de ocho agentes del orden retenidos.

El presidente de la Confederación de Nacionalidades Indígenas de Ecuador (Conaie), Jaime Vargas, dijo  que los retenidos cumplirán una “misión”. “Van a cargar los ataúd de los muertitos y vamos a hacer unas caminatas, y después se irán a la casa y vamos a entregarlos así de sanitos (sic)”, añadió el líder indígena.

En el escenario del ágora de la Casa de la Cultura, uno de los policías retenidos aparecía arropado por una bandera tricolor de Ecuador, mientras a otro y a la mujer agente del orden les colocaron un pañuelo distintivo de las nacionalidades indígenas.

Sobre los agentes retenidos, la Conaie aseguró en un comunicado que están “garantizados” los “derechos humanos, físicos y psicológicos, y de sobrevivencia en situación de conmoción social, contemplados en la Constitución de la República y demás instrumentos internacionales”.

El secretario general de la Presidencia, José Augusto Briones, calificó  de “secuestro” la retención de los  policías. También dijo que a  27 periodistas de distintos medios de comunicación no se les ha permitido salir como es su voluntad. (EFE)

 

 

5
3

Otras Noticias