Moreno decreta toque de queda y militariza Quito ante desmanes

La medida fue dictada por Lenín Moreno después que manifestantes asaltaran y saquearan el edificio de la Contraloría. La ONU toma contacto para iniciar diálogo.
domingo, 13 de octubre de 2019 · 00:04

AFP y EFE   / Quito 

El presidente de Ecuador, Lenín Moreno, ordenó ayer el “toque de queda y la militarización” de Quito y sus alrededores por  la violencia en las manifestaciones iniciadas hace 11 días contra reformas económicas pactadas  con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

La medida “empezó a regir” desde las 15:00 locales. “Esto facilitará la actuación de la fuerza pública frente a los intolerables desmanes de violencia”, dijo el mandatario en Twitter. Con esta medida, Moreno endureció el estado de excepción que impuso el 3 de octubre y bajo el cual había movilizado las Fuerzas Armadas para contener el orden público. Amparado en esas facultades especiales, que en principio permiten restringir algunos derechos por 30 días, ya había dispuesto el toque de queda nocturno alrededor de los edificios públicos de Quito tras los primeros enfrentamientos de los indígenas con la Policía. 

Ayer, las manifestaciones derivaron en el asalto al edificio de la Contraloría, que fue incendiado y saqueado por manifestantes encapuchados. La sede quedó envuelta en una espesa humareda.

La decisión la  tomó  Moreno a raíz del recrudecimiento de las protestas del movimiento indígena, que ayer tomó y paralizó la ciudad de Quito mediante una masiva operación de marchas y piquetes, a la vez que miles de militantes se enfrentaban a las fuerzas del orden en el centro de la capital.

Uso de salvoconducto

En los alrededores de la Asamblea Legislativa, manifestantes indígenas levantaron barricadas con troncos y escudos de madera para enfrentarse a policías, quienes lanzaron una lluvia de gas lacrimógeno, según periodistas de la AFP. En otro mensaje, el Ministerio de Gobierno pidió a la ciudadanía que “acuda a sus viviendas”. “Esta medida estará vigente hasta nuevo aviso. Informarse a través de canales oficiales”, agregó la ministra de Gobierno, María Paula Romo. La circulación por las calles en condiciones de militarización estará permitida únicamente con salvoconducto. El resultado ha sido la paralización de la ciudad mediante el bloqueo de sus vías. 

Ecuador vive una ola de protestas desde hace 10 días a raíz de un decreto firmado por Moreno en el que eliminaba el subsidio a las gasolinas en el marco de una serie de ajustes ligados a un acuerdo crediticio con el FMI.

El acuerdo con el organismo, que aportó 4.200 millones de dólares, venía acompañado de una serie de demandas para reducir el gasto público e incrementar los ingresos del Estado, lo que despertó la indignación  de trabajadores, indígenas y otros sectores.

Incendian la Contraloría 

Manifestantes tomaron por la fuerza ayer la sede de la Contraloría General del Estado de Ecuador en Quito, donde provocaron un incendio en el edificio y destrozos en mobiliario y documentos, según reportes de medios  y testigos. En imágenes difundidas en redes sociales se aprecian llamas y un intenso humo que emana desde los primeros pisos del edificio, que se encuentra cerca de la Asamblea Nacional, donde los manifestantes ya ingresaron el martes e intentaron volver a hacerlo el viernes.

La Policía “ha detenido 30 personas que se habían apostado en la terraza de la Contraloría. Se revisa el resto del edificio”, informó Romo en Twitter, donde colgó también un video sobre el ataque a una oficina. “Esto mostraban las cámaras de uno de los pisos antes de que las destruyan”, dijo.

Según testigos, el edificio fue asaltado antes del mediodía por encapuchados que arrojaron sillas y documentos desde las oficinas de la Contraloría para ser quemados después. Clips muestran la fachada del inmueble, rodeado por una densa nube de humo, lo que podría indicar que los asaltantes habrían intentado quemar el edificio. La Policía  y el movimiento indígena que protesta por la eliminación de los subsidios a los combustibles volvieron a enfrentarse desde primera hora de ayer, lo cual derivó en  nuevos heridos y el centro de la ciudad bloqueado.

Los desmanes continuaron en los barrios del norte más acomodados y pudientes. A esto se suma que la capital ecuatoriana registra  cortes de las principales vías de acceso desde diferentes puntos.

Ya van 850 detenidos

Los disturbios se concentraron en el parque El Arbolito, tomado por los  miembros de la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie) llegados a la capital. Allí hubo nuevos heridos, según  constató EFE, que se suman a los más de 850 que la Defensoría del Pueblo tiene registrados desde que comenzaron las protestas el 3 de octubre, las que ya se han cobrado al menos cinco vidas, mientras que las detenciones superan el millar, aunque el número varía de liberaciones de detenidos.

ONU se acerca a indígenas para el diálogo

El sistema de Naciones Unidas en Ecuador informó ayer que iniciará un contacto directo con dirigentes indígenas y otros actores sociales para concretar próximos pasos a fin de evitar la espiral de la violencia que vive el país. “Considerando la aceptación pública de Conaie (Confederación de Organizaciones Indígenas de Ecuador) y Gobierno para establecer una mesa de diálogo, iniciaremos de inmediato el contacto directo con los dirigentes del movimiento indígena y otros actores sociales para concretar próximos pasos y evitar la escalada de violencia”, dice la ONU  en Twitter.

El mensaje fue subido a la red social 15 minutos después de que entrara en vigor un toque de queda y la militarización en Quito, destinada a sofocar las protestas de ayer en contra del recorte a los subsidios de los combustibles. (EFE)

1
3