Decretan nuevo toque de queda en Chile tras jornada de incendios y saqueos

El presidente de Chile, Sebastián Piñera, afirmó que "la democracia tiene la obligación de defenderse".
domingo, 20 de octubre de 2019 · 18:19

EFE / Página Siete Digital

El jefe de la Defensa Nacional de Chile, Javier Iturriaga, impuso un nuevo toque de queda “para proteger la vida de todos” ante el agravamiento de los disturbios, que han dejado tres muertos.

El nuevo toque de queda en Santiago, que se suma al que se determinó el sábado, regirá desde las 19:00 de este domingo (18:00 hora local) hasta las 6:00 de la mañana del lunes (5:00 hora local), tras el aumento de barricadas, incendios y saqueos, en medio de las protestas en contra de la pobreza y la desigualdad social en el país.

La misma medida se extenderá también a la región de Valparaíso y a la sureña provincia de Concepción, donde el toque de queda comenzará a las 20:00 (19:00 hora local) de este domingo hasta las 6:00 (5:00 hora local) de la mañana del lunes.

Iturriaga dijo que decidió tomar esta medida para resguardar la seguridad de la ciudadanía y "proteger la vida de todos" y pidió a los ciudadanos que marchen a sus casas a descansar para comenzar mañana la semana de la mejor manera posible.

"Estoy convencido que es lo que hay que hacer en estos momentos para resguardar la vida de las personas, para proteger a los ciudadanos, a la inmensa mayoría de la ciudad que quiere vivir en paz y normalidad", manifestó.

Por su parte, el presidente de Chile, Sebastián Piñera, afirmó que "la democracia tiene la obligación de defenderse", en momentos que su Gobierno está cercado por masivas protestas sociales, las mayores desde el fin de la dictadura en 1990.

Tres personas murieron este domingo en horas de la madrugada en los peores disturbios registrados en décadas en Chile, que dejaron decenas de comercios saqueados e incendiados, y que llevaron a las autoridades a decretar toque de queda en tres regiones y a desplegar cerca de 9.500 uniformados.

La militarización del país ha ido en aumento para tratar de controlar los desmanes violentos en los que derivó desde el pasado viernes la radicalización de la protesta ciudadana contra el alza del precio del metro, punta del iceberg del hartazgo de la sociedad por la carestía y la desigualdad del país.

Más de
1
3