Chilenos exigen sanciones para autores de muertes en marchas

La gente tiñó de rojo las fuentes de agua y hubo enfrentamientos con las fuerzas del orden. Desde que comenzó el conflicto fallecieron 20 personas.
martes, 29 de octubre de 2019 · 00:08

EFE y AFP / Santiago de Chile

Cientos de personas se concentraron ayer  frente al Palacio de los Tribunales de Justicia de Chile para exigir sanciones para los responsables de las muertes y torturas de agentes del Estado contra los detenidos en las protestas de los últimos días.

La movilización había sido convocada por asociaciones de familiares de desaparecidos, presos y ejecutados políticos de la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990), federaciones de estudiantes, sindicatos, asociaciones de defensa de los derechos humanos, organizaciones feministas y colectivos LGTBI.

Frente a la puerta de la sede del Poder Judicial de Chile, que estaba custodiada por una fila de carabineros, los manifestantes llegaron con siluetas de color verde y negro que simbolizaban a las 20 víctimas mortales que dejan los disturbios acontecidos a nivel nacional desde el pasado viernes 18. Al menos cinco de esas víctimas perecieron por acciones de agentes del Estado, tanto militares como carabineros, según pudo constatar el Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH).

La protesta también tiñó de rojo las fuentes que se encuentran en la Plaza de la Justicia como metáfora de la sangre que se ha derramado en las manifestaciones, pues hay registro de más de 1.000 heridos, de los que prácticamente la mitad son por armas de fuego.

Un manifestante es arrestado violentamente por la Policía. 

A la convocatoria también se sumó Amnistía Internacional (AI), que desde ayer  tiene una misión en el país para observar y reunir evidencias de las posibles violaciones a los derechos humanos cometidas en el contexto del estado de emergencia que el presidente Sebastián Piñera decretó para desplegar militares en las calles. La organización internacional desplegó una gran pancarta con la frase “Presidente Piñera, defensores de los derechos humanos vigilando”.

Frente a los Carabineros, los manifestantes exhibieron también letreros que decían “En Chile violan los derechos humanos”, “Cárcel a los criminales de lesa humanidad ahora” y “Fin a la impunidad por torturas y muertes en Chile”.

Otros portaban el listado de los 20 fallecidos durante las protestas, entre los que hay tres peruanos, dos colombianos y un ecuatoriano. También gritaron consignas como “violencia sexual, terrorismo estatal” y “las fuerzas armadas, matar a los chilenos no es su deber”.

Además de los homicidios, también existen denuncias de violencia sexual, torturas, palizas y detenciones irregulares practicadas por las fuerzas del orden.

El director del INDH, Sergio Micco, explicó a Efe que su institución ha presentado 88 querellas contra agentes del Estado, de las que 17 son por violencia sexual. “Es un terrible suceso que se ha producido en nuestro proceso democrático. No tengo duda que la muerte de estas personas no va a ser en vano y surgirá una nueva etapa en nuestro desarrollo donde los derechos civiles políticos que fueron violados en dictadura nunca van a dejar de ser respetados”, señaló.

Inicia  su trabajo la  misión de las Naciones Unidas para evaluar posibles delitos de lesa humanidad, a petición de  Michelle Bachelet, quien es la alta comisionada de la ONU para los Derechos Humanos.

Enfrentamientos

Violentos enfrentamientos entre manifestantes y la policía se registraron  alrededor de la Casa de Gobierno en Santiago, en el décimo día de un estallido social que deja 20 muertos, constató la AFP. Los incidentes, que se concentraron en el centro de Santiago y se repitieron en las ciudades de Valparaíso y Concepción, empezaron a la hora en que el presidente Sebastián Piñera anunciaba un nuevo gabinete. En la tarde  aumentó la tensión.

Miles de manifestantes atendieron a convocatorias por redes sociales para protestar  frente al palacio de La Moneda. Detonaciones de gases lacrimógenos y lemas contra los carabineros -policías- y militares se escuchaban en todo el centro, donde también ses registró el saqueo de una farmacia en momentos en que aumentaba la tensión.

Piñera  realizó  una profunda remodelación de su gabinete para enfrentar la crisis política y social que vive el país y cambió a ocho ministros, incluidos los de Interior, Andrés Chadwick, y el de Hacienda, Felipe Larraín.

 El nuevo titular de Interior es Gonzalo Blumel, que ejercía de ministro de la Secretaría General de la Presidencia, mientras que la cartera de Hacienda quedó en manos del economista Ignacio Briones, entre los principales.

Banco Mundial: Las políticas de orden liberal no fueron inclusivas

Las políticas liberales para impulsar el crecimiento económico de Chile no han sido “suficientemente inclusivas” y requieren un “nuevo análisis”, aseguró ayer  Martín Rama, economista jefe del Banco Mundial (BM) para Latinoamérica y el Caribe.

“Es visible que para partes, segmentos, de población, el crecimiento no ha sido suficientemente inclusivo y lo que estamos viendo son demandas de un crecimiento más inclusivo”, señaló en un evento en la Casa de América de Madrid sobre las protestas que han tomado las calles de la capital chilena, Santiago, y de otras ciudades del país.

Según Rama, Chile fue muy “sistemático” en los últimos años en la utilización de mecanismos de “mercado, transparencia y competencia”, y el resultado ha sido “una enorme prosperidad” en comparación a otros vecinos latinoamericanos, pero que, al final, no evitó el reciente descontento social.

“Los eventos de Chile nos recuerdan que las soluciones que pensamos que a veces estaban muy bien, quizás requieren un poquito más de análisis y vemos que el gobierno de Chile está reflexionando sobre el tema”, agregó Rama.

Como ejemplo de retos, Rama mencionó el de mantener los gastos con salud y el sistema de jubilaciones de una manera que sean “viables financieramente” y “socialmente aceptables”. Ese equilibro, agregó, es más complejo un momento en que la economía no está creciendo tanto como en un pasado reciente, de precios elevados de las materias primas. “El ingreso no es igual. Mantener o ajustar (esos gastos) es tremendamente difícil”, dijo el economista del Banco al referirse a las recientes protestas también ocurridas en Ecuador.

Jóvenes resisten la reacción de las fuerzas del orden. 
Foto: AFP

 

27
1

Otras Noticias