España se ofrece para acoger el COP25 tras la renuncia de Chile

La cumbre sobre el cambio climático esperaba en Santiago la presencia de 25.000 delegados para presionar por mayores medidas de reducción de emisiones de carbono.
viernes, 01 de noviembre de 2019 · 01:25

AFP y EFE / Madrid

España ofreció acoger en Madrid la próxima cumbre de cambio climático COP25, prevista para realizarse en Santiago pero cancelada por la crisis social, según adelantó el presidente chileno Sebastián Piñera y confirmó el ejecutivo español.

“El presidente del gobierno en funciones, Pedro Sánchez le ha trasladado (a Piñera) la disposición de España a colaborar en todo lo que se requiera incluido, en su caso, acoger la Cumbre del Clima en Madrid”, señaló el gobierno español en un comunicado confirmando el anuncio efectuado minutos antes por el mandatario chileno.

“En el día de ayer conversé con el presidente de España, Pedro Sánchez, quien hizo un generoso ofrecimiento de organizar la cumbre de la COP25 en Madrid, España, en los mismos días que estaba programada de realizarse en Chile; es decir, entre el 2 y 13 de diciembre”, dijo antes Piñera en un mensaje en La Moneda.

El mandatario agregó que ya compartió esa información “con las máximas autoridades de Naciones Unidas y de la COP25, de forma tal de lograr que todos los avances que se habían alcanzado se puedan materializar y poner en marcha en esta COP25 que se celebraría en Madrid, España”.

En su comunicado, el Gobierno español subraya que hizo este ofrecimiento “dado el breve plazo del que se dispone” y “la importancia de garantizar que la COP25 se celebre con normalidad”. La cumbre estaba prevista inicialmente en Brasil pero, tras alcanzar el poder, el presidente de derechas Jair Bolsonaro se negó a organizarla y Piñera asumió el reto en un claro intento por erigirse en un líder regional en temas medioambientales.

Pero el jueves, después de 12 días de masivas manifestaciones callejeras, que han incluido desmanes por parte de grupos radicales con saqueos e incendios, el mismo Piñera anunció que cancelaba la organización de la cumbre de cambio climático y también el encuentro de líderes del Foro de Cooperación del Asia Pacífico (APEC).

Dijo que la prioridad era enfocarse de lleno a la restitución del orden público y la agenda de reformas sociales con las que intenta responder al estallido social. Programada para el 16 y 17 de noviembre, la APEC en la capital chilena  se vislumbraba como el escenario en que los gobiernos de China y Estados Unidos (EEUU) podrían firmar un acuerdo que finalizaría su guerra arancelaria.

Para la COP25 se esperaba la presencia en Santiago de cerca de 25.000 delegados, junto a la activista sueca Greta Thunberg, para presionar por medidas más ambiciosas para rebajar las emisiones de carbono que provocan el calentamiento global.

Una cantidad enorme de mano de obra y cientos de pequeñas y medianas empresas barajan escenarios de quiebra por los altos niveles de endeudamiento que habían asumido tras ganar jugosos contratos para la instalación de stand e infraestructura para esta gran cumbre climática.

Las protestas sociales estallaron en Chile el pasado 18 de octubre y se saldan hasta ahora con 20 muertos.

El Gobierno de EEUU denunció  la injerencia de otras naciones en las protestas en Chile y aseguró que actores rusos han intentado exacerbar en redes sociales las divisiones de la sociedad chilena.

 Donald Trump denunció esas injerencias en una llamada que mantuvo el miércoles con  Piñera, y de la que informó ayer la Casa Blanca. En esa comunicación, Trump “denunció los esfuerzos extranjeros para socavar las instituciones, la democracia o la sociedad chilenas” y respaldó a Piñera, mientras trabaja para restaurar “pacíficamente su orden nacional” en medio de las protestas que desde hace dos semanas sacuden al país andino.

Gobierno busca salida política a crisis social

El Gobierno chileno se reunió  con la oposición para buscar una salida consensuada a la crisis social que vive el país, que ha dejado 20 muertos en el país y un panorama sombrío en Santiago, pero la cita no convenció a los partidos de la izquierda.

Al cabo de dos horas, Álvaro Elizalde, presidente del Partido Socialista, el principal conglomerado de la oposición, aseguró que “no existe disposición a escuchar las demandas de la ciudadanía”. Por su parte el titular del Partido por la Democracia (PPD), Heraldo Muñoz, afirmó que no veían “señales claras todavía en favor del diálogo”.

De 41 años y con un perfil más dialogante que su antecesor, el flamante nuevo ministro del Interior, Gonzalo Blumel, asumió la misión de conducir el diálogo político destinado a encontrar una salida a la crisis social.

Respecto al cambio de la Constitución vigente desde la dictadura de Augusto Pinochet, visto como uno de los caminos de salida a la crisis, la autoridad  afirmó: “El gobierno no se cierra a ninguna opción, pero nos parece importante en primer lugar realizar este proceso amplio de diálogo participativo”.

También anunció que el Gobierno se abrió por primera vez a revisar un proyecto de reforma tributaria para remplazar una reforma aprobada durante el último gobierno de la socialista Michelle Bachelet (2014-18), y que a juicio de opositores significaba rebajar el pago de impuestos a los más ricos. Se acordó llegar a marcos de  entendimiento los siguientes días, agregó (AFP).

Fiscalía indaga 840 denuncias de vulneración de los DDHH

La Fiscalía de Chile informó que entre los días 18 y 27 de octubre se abrieron 840 investigaciones penales en todo el país por denuncias de violencia institucional, las que involucran a igual número de víctimas, en el contexto de los desmanes ocurridos en los últimos días.

Del total de denuncias, 533 corresponden a investigaciones por apremios ilegítimos; 206 a eventuales abusos contra particulares; 18 a presuntas torturas realizadas por funcionarios del Estado; mientras que 83 se enmarcan en otros delitos, como lesiones graves, cuasidelito de homicidio, homicidio y otras faltas. De las 840 investigaciones penales en marcha, el mayor número se concentran en la región metropolitana, donde de ubica la capital del país (164),   Biobío (156) y  Valparaíso (137)

Por otro lado, 669 víctimas son hombres, 164 son mujeres y en siete casos no ha sido identificado el sexo. Por edades, 122 víctimas son niños, niñas o adolescentes; 713 son personas adultas; en  cinco casos no se ha identificado edad.

Entre los delitos investigados, sobre la base de la información proporcionada por las víctimas al momento de presentar la denuncia o querella, ocho son presuntos hechos constitutivos de abuso sexual o violación; cuatro corresponderían a amenazas de cometer delitos sexuales y 29 a desnudamientos. Del total de denuncias, 597 se han presentado contra Carabineros; 45 contra el Ejército; 16 contra la Policía de Investigaciones y ocho contra la Armada; en tanto que en 174 casos no se identificó  a un organismo.

Por otro lado, la Fiscalía mantiene abiertas 23 investigaciones por muertes ocurridas en el contexto del estado de excepción. La cifra contrasta con las 20 víctimas reportadas oficialmente por el Gobierno. (EFE).

Carabineros intentan controlar a manifestantes, ayer. 
Foto: EFE

 

Otras Noticias