"Bolivia duele mucho": el lamento de los bolivianos en España

lunes, 18 de noviembre de 2019 · 15:21

EFE / Madrid

Bolivia vive dividida entre los afines del ya ex presidente Evo Morales y sus detractores. Pareciera una dicotomía imposible de romper: en contra o a favor. Un río con dos orillas bien delimitadas que también llega a la comunidad boliviana en España.

En las pasadas elecciones del 20 de octubre, Evo Morales fue proclamado vencedor pero la oposición le acusó de haber cometido fraude electoral. Lo que vino después es casi un mes de violencia que ya dejado 23 muertos y más de 700 heridos, según cifras de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

"Nos duele Bolivia", es el mantra que más allá de las ideologías se repite entre los bolivianos en España, una comunidad formada por algo más de 95.600 personas según datos del Instituto Nacional de Estadística de España.

Desde lejos, bolivianos con muchos años en España o recién llegados analizan los enfrentamientos entre sentimientos de tristeza e impotencia más allá de sus fuertes diferencias políticas.

Tampoco la proclamación de la opositora Jeanine Áñez genera consenso. Áñez asumió la presidencia del país tras la renuncia de Morales y todos los que estaban habilitados para reemplazarlo aunque lo hizo con el apoyo de sólo nueve de 36 senadores.

A favor de Morales, en contra y algunas excepciones

La figura del primer mandatario indígena en la historia de Bolivia es el centro de la discusiones. Su papel en la crisis y su posterior renuncia y exilio a México es el principio del fin del debate.

"(Morales) ha sido el único presidente que había hecho cosas buenas por los campesinos y obreros, los anteriores lo único que habían hecho es robarse el dinero y llevárselo fuera", explica Primi Chucamani.

Esta boliviana de 58 años lleva 35 viviendo en el sur de Madrid, donde reside una parte importante de migrantes de ese país, y lamenta "tanta gente inocente que está muriendo".

La visión de esta mujer se ve confrontada por la de su compatriota Elizabeth Ayaviri, de 62 años y nueve viviendo en Madrid.

"El mundo no entiende lo que está pasando en Bolivia, veo muchos titulares que dice que en Bolivia hay golpe, no lo hay, hay una persona que estuvo casi 14 años en el gobierno, ¿eso a la gente le parece normal?", se pregunta.

Entre las dos visiones hay quien aún también otorga blancos y negros a cada parte implicada.

Así, Andrés Gutiérrez, un joven de 28 años, asegura que "la primera gestión de Evo fue positiva" y que "es evidente el progreso que ha tenido el país, con una repartición de la riqueza mucho más equitativa".

Aún así recuerda que "cuando hay mucha ambición de poder, a veces llega a corromperse".

Los indígenas, una pieza clave

El 62,2% de la población boliviana se declara indígena según datos de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) y durante los trece años de Gobierno de Morales, su representatividad se vio aumentada.

"Ahora va a ser peor con esta presidenta que se ha autoproclamado. Mi país es muy racista, no nos tratan bien a los campesinos, ellos viven en la ciudad y no se dan cuenta que todos llevamos sangre india", se queja Chucamani.

Mientras, Gutiérrez defiende "el aporte que realizó el Gobierno en estos últimos años" a las comunidades indígenas en un país "plurinacional, con 36 naciones".

"Fue muy importante darle voz a los grupos y sectores que durante muchos años no la tuvieron", recalca.

Por su lado, Ayaviri arguye que Morales "ha utilizado el ser indígena para dividir a Bolivia". Añade: "lo que me molesta es la injusticia, me molesta que una persona robe a manos llenas y mientan en tu cara".

Las redes sociales y los familiares como fuente de información

Pese a que estos tres bolivianos proceden de diferentes lugares y cuentan con pasados distintos, aluden a la información -con frecuencia muy sesgada- que les llega a través de las redes sociales y lo que les transmiten sus familiares.

"Tengo hijos y hermanos en Bolivia, están espantados. Hay gente de Evo que secuestra a la gente que han salido a defender su país, todas las imágenes que llegan de Bolivia son estremecedoras", alerta Elizabeth Ayaviri.

También afirma que la mayor parte de la violencia viene de los partidarios de Morales, y asegura que las acciones violentas contra miembros del MAS (el partido de Evo) que también circulan en las redes sociales, "son en defensa".

Chucamani también se refiere a ese tipo de información: "Se ve por las redes sociales como está y es una pena lo que está pasando. Hay muchos muertos, muchos heridos, y con esta presidenta están llevando presos a los campesinos".

Por su lado, Gutiérrez quiere abstraerse de la información que circula estos días para llamar a la calma y pedir a sus compatriotas no "apoyar por apoyar" sino" cuestionar".

"El Gobierno de Morales tuvo y ha tenido muchas cosas que rescatar, pero al mismo tiempo trató de perpetuarse en el poder y el poder corrompe", finaliza. 

14
1