Protestas contra la subida de la gasolina encienden a Irán

El presidente Hasan Rohani dijo que protestar es un derecho, pero que esto es “diferente de la anarquía” y advirtió que no permitirá más inseguridad.
lunes, 18 de noviembre de 2019 · 00:04

AFP y EFE  / Teherán

Un policía murió ayer  y decenas de personas fueron detenidas en Irán durante manifestaciones contra la subida del precio de la gasolina, una medida que fue apoyada por el guía supremo, el ayatolá Alí Jamenei.  

El policía murió tras recibir la víspera un disparo en un enfrentamiento con “alborotadores” en el oeste del país. El teniente Iraj Javaheri había resultado gravemente herido durante disturbios el sábado en la ciudad de Kermanshah, según fuentes policiales citadas por la agencia Irna. 

Las autoridades iraníes tratan de   justificar el aumento del precio de la gasolina y de desprestigiar a los participantes en las protestas, que se han saldado ya con varios muertos, un millar de detenidos y una amplia destrucción, y advirtieron de que no permitirán que el caos se adueñe del país. El presidente iraní, Hasan Rohani, afirmó ayer que el Estado no debe “permitir la inseguridad frente a los disturbios”.

Rohani, dijo que protestar es un derecho, pero que esto es “diferente de la anarquía”, por lo que el Gobierno “de ninguna manera permitirá a nadie crear disturbios o inseguridad”.

También el líder supremo  Jamenei instó a la población a no unirse a las protestas que, aseguró, son llevadas a cabo por “bandidos” y no por la gente común.

“Nadie debería ayudar a estos insurgentes. Ninguna persona sabia y decente debería apoyarlos”, sentenció en un discurso, en el que dio su respaldo a la decisión gubernamental de incrementar el precio del combustible.

Jamenei afirmó que la medida debe ser implementada, ya que fue acordada por los jefes de los poderes judicial, ejecutivo y legislativo tras consultar con expertos.

La gasolina pasó el viernes de costar 10.000 riales el litro a (0,10 dólares a cambio libre) a 15.000 (0,15 dólares). El precio de la gasolina debe aumentar 50% para los primeros 60 litros comprados cada mes, y en un 300% para los litros siguientes. 

 El objetivo de este incremento es, justificó Rohani, destinar ese dinero a los sectores más desfavorecidos sin aumentar los impuestos, lo que no ha evitado el descontento popular.

 El aumento del precio de la gasolina fue decidido el viernes por el Alto Consejo de Coordinación Económica formado por el presidente del país, el presidente del Parlamento y el jefe de la autoridad judicial. 

Tras el discurso del guía supremo, el Parlamento anuló una moción que abogaba por dar marcha atrás, según la agencia Isna. “Seguramente algunas personas están contrariadas por esta decisión (...) pero dañar y prender fuego no es algo de una persona normal”, añadió Jamenei.

Caos y  destrucción

  • Daños  Un centenar de sucursales bancarias y más de cincuenta grandes tiendas fueron incendiadas en todo el país desde la noche del viernes, mientras que numerosas carreteras quedaron cortadas por manifestantes que dejaron parados sus vehículos o quemaron neumáticos.
  • Vandalismo En Juzestán son visibles   los destrozos causados en el pavimento por los enfrentamientos entre manifestantes y policías, mientras que en Teherán una sucursal bancaria estaba incendiada y había un gran despliegue de antidisturbios en varias zonas.
2
12