Multitudinarias marchas en la mayor protesta contra Duque

Estudiantes y trabajadores colombianos tomaron este jueves las calles del país para protestar contra la política económica y social del Gobierno colombiano.
viernes, 22 de noviembre de 2019 · 00:04

AFP y EFE  / Bogotá

Decenas de miles de colombianos protagonizaron ayer una de las marchas más robustas de los últimos tiempos en contra de las políticas del presidente Iván Duque, cuyo gobierno conservador aparece debilitado tras 15 meses en el poder. 

El diverso y abultado grupo de convocantes -sindicatos, estudiantes, indígenas, artistas, ambientalistas y partidos opositores- lidera un “paro nacional” contra los lineamientos políticos económicos, sociales y de seguridad del mandatario, justo cuando su popularidad está en rojo. 

“Es un acumulado de situaciones que esperamos nosotros que, así sea en una gran mesa nacional de concertación, empecemos a revisar tras la jornada”, explicó a AFP Julio Roberto Gómez, presidente de la Confederación General del Trabajo, una de las organizadoras.

 “El Gobierno no invierte en la educación por temor a la emancipación”, o “Más salarios, menos impuestos” rezaban algunas de las pancartas que encabezaron la manifestación de una multitud de estudiantes de la Universidad Pedagógica de Colombia que partió de la zona financiera de Bogotá en dirección a la céntrica Plaza de Bolívar.
  
En Bogotá, Barranquilla, Cartagena, Neiva, Bucaramanga y Medellín se produjeron  multitudinarias manifestaciones, y poco flujo vehicular y comercial. Buena parte de empresas, universidades y colegios cancelaron previamente sus actividades. 

Miles de estudiantes marcharon en la capital -donde en línea con los últimos días empezaba a llover- hacia el aeropuerto internacional. Policías antidisturbios les lanzaron artefactos aturdidores para impedir su paso, constató un reportero de AFP. 

El líder comunero Luis Fernando Arias caminó con decenas de guardias indígenas llegados a Bogotá. Transitaban por la carretera Séptima, por donde marcharán hasta la Plaza de Bolívar, punto de arribo de la protesta que ya empezaba a colmarse.  

El mandatario reconoció el miércoles la legitimidad de algunos reclamos, aunque aseguró que hay una campaña basada en “mentiras” que busca desatar la violencia: “Al tiempo que reconocemos el valor de la protesta pacífica, también garantizaremos el orden”.

 

 Otras  exigencias

  • Salario El salario mínimo vigente en Colombia es de 828.116 pesos (unos 240 dólares de hoy) y quienes lo cobran reciben además un subsidio de transporte de  unos 28 dólares . Según los sindicatos,  ese pago es insuficiente porque no alcanza para cubrir la canasta familiar y por eso las familias se ven obligadas al rebusque para completar el dinero de los gastos.
  • Tarifazo  En la reforma fiscal llamada Ley de Financiamiento, el Gobierno incluyó un aumento del 35% de las tarifas de electricidad para los estratos 4, 5 y 6 para “salvar” a Electricaribe, empresa de la española Naturgy (antigua Gas Natural Fenosa) intervenida en 2016.

Reforma laboral y de pensiones, las principales demandas

El paro nacional   en Colombia fue convocado por la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), la Confederación General del Trabajo (CGT) y la Confederación de Trabajadores de Colombia (CTC) para manifestar su malestar y preocupaciones al Gobierno.

A esas centrales obreras se sumaron 45 sindicatos y organizaciones sociales que esperan que la protesta sea al menos igual al paro nacional del 14 de septiembre de 1977, el más grande que recuerde el país, contra el gobierno del entonces presidente Alfonso López Michelsen.

Las siguientes son las razones de las protestas:

Reforma laboral. Los organizadores aseguran que una reforma laboral que supuestamente prepara el Gobierno destruye la estabilidad del empleo porque pretende que a los jóvenes que entran al mercado de trabajo se les pague el 75 % del salario mínimo legal. También afirman que abre paso a la contratación de trabajadores por horas con lo que sería casi imposible lograr la jubilación.

Pensiones. Las centrales obreras argumentan que el Gobierno busca eliminar el fondo estatal de pensiones Colpensiones y dejar los aportes de empresas y trabajadores para la jubilación en manos de fondos privados, un modelo del que dicen probó su “fracaso” en Chile.

Los sindicatos aseguran que esta reforma es promovida por organismos internacionales. Las mujeres se jubilan a los 57 años y los hombres a los 62, siempre y cuando hayan cotizado al menos 1.300 semanas a la seguridad social.

Impuestos. Igualmente se oponen a los planes del Gobierno de hacer una reforma tributaria para rebajar los impuestos a las multinacionales y empresas mientras se los suben a la clase media y trabajadores.

 

5
3