En Brasil, regiones y Gobierno podrán bajar sueldo a obreros

Con las reformas, municipios, estados y Ejecutivo podrán declararse en emergencia fiscal. También se propone acelerar la privatización de empresas estatales.
miércoles, 06 de noviembre de 2019 · 00:04

 AFP y EFE / Brasilia

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, entregó ayer  al Congreso un paquete de medidas de ajuste económico que incluye la posibilidad de que el Gobierno, los estados y los municipios se declaren en “emergencia fiscal”, reduciendo provisionalmente los salarios de sus funcionarios.

El paquete da continuidad a la reciente aprobación de una polémica reforma del régimen de jubilaciones en el país.

Las medidas presentadas proponen acelerar las privatizaciones de empresa y aprobar cinco reformas constitucionales, entre ellas un “pacto federativo” que supone la descentralización de los recursos, incluyendo los del petróleo. También contemplan una desindexación del presupuesto y el fin de la obligatoriedad de ciertos gastos.

Con el nuevo “pacto federativo”, los estados y municipios deberían recibir unos 400 mil millones de reales (100 mil millones de dólares) en los próximos quince años, pero se verán obligados a realizar sus propios ajustes para reequilibrar sus presupuestos.

Otra medida prevé que tanto el gobierno central como los estados y los municipios puedan declararse en “emergencia fiscal” cuando sus gastos corrientes superen el 95% de sus ingresos. 

El desencadenamiento de ese mecanismo sería automático, sin la aprobación del Congreso, y podría determinar la reducción temporaria de una parte de la jornada laboral y de los salarios de los funcionarios públicos.

El proyecto fue elaborado por el ministro de Economía, el ultraliberal Paulo Guedes, y fue bautizado “Más Brasil - transformación del Estado”.

Bolsonaro cuenta con una tramitación rápida, a pesar de que las reformas constitucionales requieren la aprobación de una mayoría cualificada de tres quintos tanto en la Cámara como en el Senado. “Estamos seguros de que en poco tiempo, tal vez a inicios del año que viene, tal vez a mediados del año próximo, esta propuesta se volverá una realidad”, declaró el mandatario al entregar el proyecto.

A pesar de las constantes polémicas que el presidente ultraderechista crea entre sus propios aliados, las reformas económicas cuentan hasta ahora con un fuerte respaldo en el Congreso y en los mercados. La reforma de las jubilaciones, que endurece el acceso a las pensiones con beneficio pleno, fue aprobada por mayorías muy superiores a las requeridas. Guedes apuesta por un choque de gestión para recuperar la confianza de los inversores, dinamizando una economía que vivió dos años de recesión (2015 y 2016) y ya casi tres de débil crecimiento.

En los próximos días se anunciará también una  reforma, que brinda más estabilidad laboral a empleados, así como acciones para generar empleo a jóvenes.

Economía y crisis

  •  PIB Si bien en el segundo trimestre del año la economía de Brasil creció un 0,4% y evitó una recesión técnica, el resultado todavía muestra la lenta recuperación del gigante sudamericano tras la histórica recesión que sufrió en 2015 y 2016, cuando el PIB se retrajo cerca de siete puntos porcentuales.
  •  Tendencia El PIB brasileño creció un 1,1% en 2017 y el mismo porcentaje en 2018, mientras que, para este año, los expertos del mercado financiero prevén un avance de cerca del 0,90%, lo que supone una desaceleración con respecto a los dos últimos años.
  •  Brecha El Gobierno busca acabar con el crónico déficit fiscal del país -equivalente al 6,32% del PIB y apuntala a proyectos que ayuden en eso. 
5
1