Correa, Mujica y Lugo, líderes de izquierda en la investidura

Los presidentes que asistieron al acto son el de Paraguay, Uruguay y Cuba, mientras que otros enviaron a sus representantes.
miércoles, 11 de diciembre de 2019 · 00:04

EFE y  Página Siete

El nuevo presidente de Argentina, Alberto Fernández, fue arropado ayer en su investidura por tres expresidentes de izquierda: Rafael Correa, de Ecuador;  José Mujica, de Uruguay, y Fernando Lugo, de Paraguay. 

¿Y de Bolivia? No fue Evo Morales ni nadie del gobierno de Jeanine Añez. El primero, no asistió a pesar de que el flamante presidente se lo pidió. En cambio Añez, no estuvo en el acto porque no fue invitada. El Gobierno de Fernández no la reconoce.

Con Mujica y Correa, Fernández mantuvo charlas más prolongadas que con los demás en el saludo. El expresidente uruguayo de 84 años y la vicepresidenta saliente del país, Lucía Topolansky, su esposa, departieron durante un par de minutos entre risas con Fernández y el nuevo canciller argentino, Felipe Solá.

Los abrazos se repitieron con Rafael Correa, exmandatario, con quien conversó en un tono más privado y diciéndole algo al oído en un momento, mientras que también estuvo presente el expresidente paraguayo Fernando Lugo.

Una conversación comedida y con sonrisas precedió a la fotografía que Fernández se tomó con Amorim, figura cercana al expresidente brasileño Lula da Silva, a quien el ahora jefe de Estado argentino visitó en la cárcel hace unos meses, antes de que lo liberaran.

Al acto acudieron presidentes como el de Cuba, Miguel Díaz Canel; Paraguay, Mario Abdo Benítez, y Uruguay, Tabaré Vázquez, quien asistió al acto junto al presidente electo del país rioplatense, Luis Lacalle Pou.

Mientras, el presidente chileno, Sebastián Piñera, tuvo que mandar a una representante, la canciller subrogante Carolina Valdivia, después de que esta mañana se confirmara el siniestro de un avión de las Fuerzas Aéreas chilenas que viajaba con 38 personas rumbo a la Antártida.

Después de varias idas y vueltas en relación a la representación brasileña en la toma de posesión del nuevo mandatario argentino, el presidente brasileño, Jair Bolsonaro, envió a la cita al vicepresidente Hamilton Mourao.

A la investidura de Alberto Fernández también asistieron el vicepresidente del Comité Permanente de la Asamblea Popular Nacional de China, Arken Imirbaki, y el secretario de Salud y Servicios Humanos estadounidense, Alex Azar, representantes respectivos de sus países en la ceremonia.

También acudieron la nueva presidenta del Senado español, Pilar Llop; la secretaria de Gobernación de México, Olga Sánchez Cordero, y la miembro de la Cámara de los Lores del Reino Unido, la baronesa Dorothy Hooper, país con el que Argentina mantiene un conflicto por la soberanía de las Islas Malvinas desde 1833.

Venezuela

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, no viajó a la jura de Fernández, pero envió a uno de sus funcionarios más cercanos, el ministro de Comunicaciones, Jorge Rodríguez, hombre fuerte del régimen bolivariano. 

La presencia del dirigente chavista no revestiría mayor análisis si no fuera porque figura en un listado de funcionarios del régimen sancionados por organismos y tratados internacionales firmados por varias naciones.

Rodríguez, uno de los más cercanos colaboradores de Maduro, tiene bajo su órbita la sanción y control de los medios de comunicación venezolanos que sufren desde el ascenso de Hugo Chávez al poder una persecución constante, en particular aquellas organizaciones independientes. 

En el palacio legislativo de Buenos Aires intentó pasar inadvertido situándose detrás del lugar asignado para los dignatarios internacionales, entre los que se distinguieron Tabaré Vázquez, Miguel Díaz-Canel  y los exmandatarios José Mujica, Rafael Correa y Fernando Lugo.

 

42
50