Francia plantea renta mínima de 1.000 euros para jubilados

jueves, 12 de diciembre de 2019 · 00:08

EFE / París

 Tras dos años de concertaciones y una semana de fuerte protesta social, el Gobierno francés presentó ayer su propuesta   de reforma de las pensiones para instaurar un sistema universal por puntos, que incluye una pensión mínima de 1.000 euros. Sin embargo, la medida   se encontró con el rechazo inmediato de los sindicatos.

El futuro sistema universal, que acaba con los 42 regímenes vigentes implanta un sistema por puntos cuyo valor será concertado por los agentes sociales “bajo el control del Parlamento”. 

Para calcular la jubilación, los puntos adquiridos a lo largo de la carrera profesional se convertirán en euros y se indexarán con los salarios y no con los precios, aunque una “regla de oro” evitará en esa ley que puedan bajar.

El Gobierno contempla además establecer una pensión mínima: una persona que haya percibido toda su vida laboral el salario mínimo recibirá 1.000 euros netos en 2022, y el 85 % del salario mínimo a partir de 2025.

Las autoridades francesas establecen en 62 años la edad mínima para jubilarse, pero dejan claro que la situación actual requiere trabajar más tiempo: en 1950 había cuatro activos por cada jubilado, y hoy solamente son 1,7.

Por ello, la edad de referencia para recibir una pensión plena se establecerá a partir de 2027 en los 64 años, con incentivos que premiarán la permanencia en el mercado de trabajo y penalizaciones que castigarán una jubilación temprana.

Philippe aseguró que el nuevo modelo no abandona a quienes sufren condiciones laborales con impacto sobre la salud o que iniciaron su vida laboral muy jóvenes, y que actualmente se benefician de regímenes especiales.

 Ese colectivo, destacó, podrá seguir retirándose antes de los 62. Integran ese grupo militares, personal de la administración penitenciaria, controladores aéreos o policías, que ayer  se manifestaron en París ante el Consejo Económico, Social y Medioambiental (CESE), donde el proyecto fue presentado.

En un discurso de 50 minutos, en medio de gran expectación, el primer ministro precisó que las nuevas reglas se aplicarán a quienes tengan menos de 50 años a finales de 2024, es decir, a los nacidos a partir de 1975. 

La primera generación que entrará de forma directa en el nuevo sistema será la de 2004.  Pero las agrupaciones sindicales rechazan la reforma.

“El Gobierno se ríe de todo el mundo”, sostuvo el secretario general de la CGT, Philippe Martinez, mientras que la Confederación del Trabajo, criticó que se haya cruzado la “línea roja” que para ellos supone la edad de la jubilación.

Los sindicatos  mantienen su llamamiento a nuevas jornadas de protesta para hoy y el próximo martes, porque no fueron escuchados por el Gobierno.
 

Ejes de reforma

  • Beneficio Se garantizará por ley una “regla de oro” que asegure que el valor de los puntos por los que se calculará el monto no pueda bajar. Las pensiones no estarán indexadas sobre la inflación, sino sobre los salarios.
  • PremioPor cada hijo que nazca desde el momento de entrada en vigor de la reforma, uno de los padres podrá beneficiarse de una bonificación del 5 % en puntos para la jubilación. A partir del tercer hijo, a ese 5 % se le añadirá un 2%  adicional.
  •  RicosQuienes tengan ingresos superiores a los 120.000 euros anuales deberán pagar una “cotización de solidaridad” más elevada, que no repercutirá en su propia jubilación, sino apoyará al Estado. 
  •  

  

Valorar noticia