ONU denuncia elevado número de violaciones a DDHH en Chile

El uso excesivo de la fuerza ocasionó muertes ilícitas, tortura, violencia sexual y otros delitos. El informe advierte sobre muchos heridos en la vista y la cara.
sábado, 14 de diciembre de 2019 · 00:25

AFP / Ginebra

La oficina de la Alta Comisionada de la ONU para los derechos humanos, Michelle Bachelet, denunció un “elevado número de violaciones de derechos humanos” por la represión policial a las protestas en Chile, al presentar un informe sobre la situación en el país sudamericano.

“Estas violaciones incluyen el uso excesivo e innecesario de la fuerza que ocasionó muertes ilícitas y heridas, tortura y malos tratos, violencia sexual y detenciones arbitrarias”, dice el documento de 30 páginas que resume el trabajo del equipo que viajó a Chile para investigar  durante tres semanas de noviembre las movilizaciones y represión.

Un carro blindado intenta contener una protesta en Santiago. 
Foto: EFE

Según las pruebas recabadas, “existen razones fundadas para creer que, desde el 18 de octubre, se ha cometido un elevado número de violaciones de derechos humanos”. “La gestión de las manifestaciones por parte de Carabineros se ha llevado a cabo de manera fundamentalmente represiva. Carabineros ha incumplido, de forma reiterada, con el deber de distinguir entre personas que se manifestaban pacíficamente y manifestantes violentos”, concluye.

Una de las cuestiones que más llamó la atención de los expertos fue “el número alarmantemente alto de personas con lesiones en los ojos o la cara”, por el “uso desproporcionado y a veces innecesario” de escopetas antidisturbios. “En cuanto a responsabilidades individuales en la policía, no podemos sacar conclusiones”, afirmó Imma Guerras-Delgado, jefa del equipo de misión en Chile.

Las protestas sociales que estallaron el 18 de octubre en Chile han provocado la crisis más profunda desde el retorno a la democracia en 1990, con un saldo hasta el momento más de una veintena de muertos y miles de heridos. “La mayoría de las personas que ha ejercido su derecho a la asamblea durante este periodo lo ha hecho de manera pacífica”, aunque también “ha habido numerosos ataques contra fuerzas de seguridad y sus instalaciones”, así como “saqueos y destrucción de propiedad”, asegura el informe.

Torturas, violencia sexual

Durante su misión, el equipo documentó “113 casos específicos de tortura y malos tratos, y 24 casos de violencia sexual contra mujeres, hombres y niños y niñas adolescentes, perpetrados por miembros de carabineros y militares”. La ONU precisó que el equipo se reunió con “más de 300 miembros de la sociedad civil” y realizó “235 entrevistas a víctimas de presuntas violaciones de derechos humanos”, así como también “60 entrevistas a oficiales de Carabineros de Chile”.

El informe no se limita a una denuncia contra las fuerzas de seguridad, sino que indica que las autoridades “tenían información sobre el alcance de las lesiones desde el 22 de octubre”.

“La pronta acción de autoridades responsables podría haber evitado que otras personas sufrieran heridas graves”, señala.

La oficina de Bachelet propone ahora crear un mecanismo de seguimiento para evaluar dentro de tres meses la implementación de las recomendaciones realizadas en este informe.

“Este mecanismo de seguimiento debería tener como propósito establecer medidas para prevenir que se repitan esos hechos tristes y preocupantes en los que Chile se ha visto sumergido en los últimos dos meses”, indicó Bachelet, citada en un comunicado.

El presidente de Chile admitió el martes atropellos. 
Foto: EFE

El Gobierno lamenta cifra  de denuncias de abusos

El Gobierno chileno lamentó el “elevado número” de denuncias de abusos policiales que recibió la oficina de la Alta comisionada de la ONU para los derechos humanos, Michelle Bachelet, pero advirtió que se generaron en un “contexto” de violencia que envolvió a intensas protestas sociales.

“Queremos lamentar profundamente las denuncias recibidas por el equipo de la Alta Comisionada (...) cada una de ellas está siendo investigada y será sancionada”, dijo la subsecretaria de derechos humanos, Lorena Recabarren, quien  fue la encargada de entregar la respuesta oficial del Gobierno chileno al reporte de la oficina de Bachelet.

Pero si bien el Gobierno lamentó las denuncias, Recabarren dijo que era necesario “aclarar y precisar” afirmaciones y conclusiones que no están adecuadamente representadas en el informe, que contienen información errada o desactualizada.

También reclamó sobre la necesidad de contemplar el “contexto” de violencia que se vivió en Chile tras el inicio del estallido social. “A partir del 18 de octubre, Chile vivió una situación imprevista e inédita de violencia, que se desarrolló en paralelo con expresiones ciudadanas pacíficas y legítimas en relación con demandas por una mayor justicia social”, dijo Recabarren. “Fue esa situación de violencia y no las manifestaciones pacíficas -como se ha pretendido hacer ver por algunos- la razón por la cual se decidió decretar el estado de excepción constitucional ese viernes” y que rigió por nueve días, agregó la funcionaria los medios. (AFP)