Riesgo ambiental en Galápagos por derrame de diésel

Colocaron barreras de contención y paños absorbentes para reducir el efecto.
lunes, 23 de diciembre de 2019 · 00:21

EFE  / Quito

Autoridades ecuatorianas emprendieron varias acciones para encarar un riesgo ambiental por el hundimiento de una barcaza  de carga en un pequeño embarcadero en la Isla San Cristóbal, la más oriental del importante archipiélago de Galápagos.

“Implementamos acciones inmediatas para reducir riesgo ambiental por hundimiento de gabarra Orca en San Cristóbal”, escribió en su cuenta de Twitter el ministro de Ambiente, Raúl Ledesma, tras conocer del percance. Además,  dispuso que la Dirección del Parque Nacional Galápagos (PNG), encargada de vigilar y controlar la frágil biodiversidad del archipiélago, tome “las medidas de contingencia necesarias para superar este desafortunado hecho”.

Justamente, personal del PNG y de la Armada de Ecuador han colocado “barreras de contención y paños absorbentes para reducir el riesgo” de contaminación por un eventual vertido de combustible, ya que la barcaza  tenía en sus bodegas almacenados unos 600 galones (unos 2.200 litros) de diesel.

Según las primeras informaciones, la gabarra Orca había acoderado junto al pequeño embarcadero, desde donde una grúa pretendía colocar un contenedor de generación eléctrica en el barco, cuando de repente se produjo el accidente al caer violentamente la carga -aún atada a la grúa- sobre la barcaza y hundir la embarcación.

La tripulación de la barcaza ha logrado saltar a tiempo al mar y sólo una persona, de momento, ha sido reportada como herida y trasladada a un hospital de la ciudad de Puerto Baquerizo Moreno, en San Cristóbal.

Como consecuencia de este percance se han hundido la gabarra, el contenedor y la grúa.

En 2001, el buque Jessica encalló en la llamada Bahía del Naufragio, en la entrada al Puerto Baquerizo Moreno, la capital de la Isla San Cristóbal y generó un vertido de combustible que afectó a varios ejemplares de lobos marinos, piqueros y pelícanos.

Las islas Galápagos fueron declaradas en 1978 como Patrimonio Natural de la Humanidad por la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco).