Absuelven a los principales acusados del caso Khashoggi

Entre los cinco que quedaron libres de culpa figura Saud al Qahtani, el asesor personal del príncipe Mohamed bin Salman.
martes, 24 de diciembre de 2019 · 00:04

EFE / El Cairo

 La justicia saudí absolvió  a los principales procesados por el asesinato del periodista Jamal Khashoggi; entre ellos Saud al Qahtani, asesor personal del príncipe Mohamed bin Salman, en una sentencia que condena a cinco personas a la pena de muerte y que cierra en falso en primera instancia este escabroso crimen.

Poco más de un año después de que Khashoggi fuera asesinado en el consulado saudí en Estambul y de que su cuerpo -aún no encontrado- desapareciera, la Fiscalía General saudí anunció el veredicto, que considera que el crimen no fue premeditado sino accidental. El periodista saudí un critico moderado del régimen y columnista del diario   The Washington Post   fue asesinado  el 2 de octubre de 2018 en el consulado saudí.

Las autoridades  negaron inicialmente la muerte, luego dijeron que había sido accidental y luego admitieron que fue premeditada y que el cadáver fue incluso troceado, pero que el príncipe heredero no estaba al tanto.

Ayer un juez volvió a la casilla de la versión del crimen casual argumentando que los acusados y la víctima no estaban “enemistados”, en un fallo que no indaga en el paradero del cadáver ni ventila responsabilidades del Estado, pese a cometerse en un consulado.

No es la línea más controvertida de una sentencia que, según informó ayer  el portavoz de la Fiscalía General saudí, Shalaan al Shalaan, exonera a Saud al Qahtani, asesor de Bin Salman, y al subdirector de los servicios secretos saudíes, Ahmed Asiri, las dos principales figuras procesadas. El tribunal no vio pruebas suficientes ni contra ellos ni contra el cónsul saudí en Estambul, Mohamed Al Otaibi, cuyo despacho ofició de matadero para un crimen que cuenta con todos los elementos para el guión de una película de serie B.

“El Tribunal de Sanciones (...) condenó a muerte a cinco personas como castigo por complicidad y participación en el asesinato de Khashoggi”, indicó Al Shalaan, sin dar nombres.

Tampoco desveló las identidades de otros tres condenados a penas que en su totalidad suman 24 años por encubrimiento, ni las sanciones individuales.

“Los ejecutores son culpables, condenados a muerte. Los autores intelectuales no solo se van libres, apenas han sido tocados por la investigación y el juicio. Esto es la antítesis de Justicia, esto es una farsa”, denunció en Twitter la relatora especial de la ONU para las Ejecuciones Extrajudiciales, Agnes Callamard. 

Callamard, que encabezó una investigación de seis meses sobre el caso que concluyó en junio responsabilizando a Bin Salman por el crimen, indicó que los “acusados han declarado repetidamente que ellos obedecían órdenes”. Además, recordó que el fiscal general saudí afirmó en noviembre del año pasado que Al Qahtani había pedido el secuestro de Jamal Khashoggi por motivos de seguridad nacional.

Añadió que, según sus fuentes, “el fiscal había alegado que el asesinato de Khashoggi había sido premeditado. El príncipe heredero había defendido que fue un accidente, en contra de las pruebas. Adivinen a quién hizo caso el juez”.

El director de la organización de derechos humanos saudí ALQST, Yahia Assiri, rechazó la sentencia y pidió “un juicio internacional” para el caso.

“Pedimos un juicio internacional, y no saudí, porque consideramos que Mohamed bin Salman está implicado en el crimen y la Justicia saudí no es independiente”, dijo a EFE el director de la ONG, con sede en Londres.

La sentencia está “lejos de cumplir con las expectativas, tanto de nuestro país como de la comunidad internacional, de que se aclaren todos los aspectos del crimen y se haga justicia”, manifestó el Ministerio turco de Exteriores en un comunicado.

Quien sí se dio por satisfecho ha sido Salah Khashoggi, hijo de Jamal, quien ya en el pasado había aparecido públicamente junto al príncipe heredero para respaldar la actuación de las autoridades en el caso de su padre.