La complicada vida de Evo Morales en Argentina: resistencia interna en su partido y también de la embajada de EEUU

Morales tenía previsto celebrar la reunión en una provincia del norte argentino, fronteriza con Bolivia, pero terminó haciéndola en Buenos Aires.
domingo, 29 de diciembre de 2019 · 21:21

El Mundo 

La vida de Evo Morales en Argentina está siendo más compleja de lo esperado, con presiones públicas de la embajada de los Estados Unidos para limitar su actividad, al tiempo que dirigentes de su partido le están haciendo saber que ya no tiene el poder absoluto para decidir la fórmula presidencial que competirá en las próximas elecciones.

"La fórmula del MAS (Movimiento al Socialismo) para las elecciones debe surgir de las bases, analizando perfiles y llegando a consensos", dijo a la edición de hoy de La Nación Eva Copa, presidenta del Senado, que decidió no viajar al encuentro que Morales convocó para hoy en Buenos Aires.

Así, el ex presidente boliviano se encontró con una reunión mucho más complicada de lo que había previsto. Representantes del MAS en los nueve departamentos en que está dividido el país acudieron a la convocatoria de Morales, que necesitó varias horas de debate y discusiones hasta el final de la tarde. Morales anunció que el 19 de enero se dará a conocer la fórmula presidencial del MAS, aunque eludió definir el método para llegar a ella.

De los cinco precandidatos que tiene hoy el MAS sólo estuvo en las reuniones de hoy Diego Pary, ex canciller y refugiado en Argentina, al igual que Morales, que renunció a su cargo el 10 de noviembre y abandonó el país. La Organización de Estados Americanos (OEA) lo acusó de haber orquestado un fraude electoral, pero Morales se dice víctima de un golpe de Estado liderado por Estados Unidos.

Tras unas semanas en México, Morales se instaló en Argentina apenas el nuevo gobierno peronista de Alberto Fernández sucedió al de Mauricio Macri en la Casa Rosada.

Morales tenía previsto celebrar la reunión en una provincia del norte argentino, fronteriza con Bolivia, pero terminó haciéndola en Buenos Aires, donde ya a la hora del desayuno recibió una mala noticia. Copa, primera en la linea de sucesión presidencial en caso de vacancia de la actual presidenta, Janine Áñez, le dejó un mensaje bien claro al líder del partido en la entrevista publicada hoy: "Tenemos mucha gratitud hacia su persona y seguimos manteniendo nuestra posición ideológica, pero es importante lograr una renovación y buscar nuevos cuadros dentro del MAS".

Llamamiento al Canciller 

A las resistencias en su propio partido, Morales le suma el estrecho seguimiento que de sus actividades hace la embajada de Estados Unidos en Argentina. Una representación de la embajada se reunió esta semana con el canciller argentino, Felipe Solá, para pedirle que Morales "no abuse" de su estatus de refugiado en el país.

"Sobre el tema de Evo Morales, hacemos un llamado a la Argentina para que sea un buen vecino al apoyar la democracia boliviana y llamamos a la administración de Alberto Fernández a trabajar para garantizar que Morales no abuse de su estatus en Argentina", dijeron fuentes de la embajada a medios locales.

Morales reaccionó un día más tarde a través de su cuenta de twitter. "La complicidad de Estados Unidos es tan evidente en el golpe de Estado en Bolivia que la embajada norteamericana en Argentina habla por los golpistas y pide al gobierno del presidente Alberto Fernández que limite mi refugio político, como en tiempos del Plan Cóndor". El "Plan Cóndor" fue un acuerdo secreto entre las diferentes dictaduras sudamericanas de los años '70 para detener y en muchos casos hacer desaparecer a sus opositores políticos.

60
20

Otras Noticias