PSOE y Podemos encaminan la formación de Gobierno español

El programa suscrito incluye el alza de impuestos a los ingresos altos a partir de los 130 mil euros y la derogación de la reforma laboral del Partido Popular.
martes, 31 de diciembre de 2019 · 00:04

EFE y AFP / Madrid

España está a un paso de conformar un Gobierno de coalición de izquierdas, pendiente del apoyo de los independentistas catalanes de ERC. El Partido Socialista Obrero Español (PSOE) y Podemos rubricaron ayer un programa que incluye alza de impuestos para las rentas altas. 

A la espera de la posición definitiva de ERC, el jefe del Gobierno español, Pedro  Sánchez, dio  pasos determinantes para que su investidura sea una realidad y lo sea pronto.

Entre otras cosas, porque quedó ya cerrado el programa de Gobierno de coalición de los socialistas y el líder de la formación de izquierdas Unidas Podemos, Pablo Iglesias, y que terminó de  rubricarse  ayer  en el Congreso.

Ese acuerdo incluye medidas sociales como la derogación de la reforma laboral puesta en marcha por el gobierno del conservador Partido Popular (PP) y una subida de impuestos a las rentas más altas a partir de 130 mil euros. Un texto de 50 páginas que terminaron de cerrar el domingo  y que firmaron ayer, también rubricado por los nacionalistas vascos del PNV.

El documento, titulado  Coalición progresista. Un nuevo acuerdo para España, recoge en 51 páginas un compendio de medidas económicas, sociales, feministas, contra la corrupción y por el cambio climático, entre otras muchas.

En su presentación, Sánchez resaltó que el programa encara “desafíos” para hacer una España “mejor y más solidaria” y con compromisos claros y “una hoja de ruta transparente”.

Un programa de gobierno que, a su juicio, combina “la experiencia del PSOE con la frescura de Podemos para afrontar una etapa histórica”.

Sánchez finalizó su intervención en la firma del pacto con Podemos subrayando que espera que “más pronto que tarde” sea una realidad el nuevo Gobierno.

Catalanes

Los independentistas catalanes de ERC anunciaron su disposición favorable a una abstención que convertiría a Sánchez en presidente del Gobierno.

La ejecutiva de ERC acordó ayer  trasladar a su consejo nacional, convocado para el próximo día 2 de enero, la propuesta de abstenerse y facilitar así la investidura del líder socialista, para la que todavía no hay fecha.

La formación independentista estaba pendiente del informe de la Abogacía del Estado sobre la posibilidad de que su líder, Oriol Junqueras, pudiera viajar a Bruselas para asumir su cargo de eurodiputado, a pesar de estar ya condenado por sedición y malversación a 13 años de cárcel.

El “gesto” de la Abogacía que esperaba ERC llegó cuando se dieron a conocer las alegaciones sobre el caso de Junqueras tras la sentencia del Tribunal de Justicia de la UE que reconocía su inmunidad como eurodiputado.

La Abogacía del Estado solicitó al Supremo que permita que Junqueras pueda tomar posesión como eurodiputado y ejerza sus funciones mientras mantenga ese estatus, al tiempo que urgió al tribunal a tramitar “a la mayor brevedad” ante el Parlamento Europeo la suspensión de su inmunidad.

El informe de este ente  tiene lugar tras una decisión del 19 de diciembre de la justicia de la Unión Europea, que estimó que todos los diputados europeos estaban protegidos por una inmunidad desde el día de su elección. Elegido el 26 de mayo al Parlamento europeo, el ex vicepresidente del gobierno catalán de Carles Puigdemont estaba en detención provisional en espera de juicio por intento de secesión de Cataluña en 2017. 

A mediados de octubre fue condenado a 13 años de prisión por sedición y desvío de fondos públicos. El Tribunal Supremo  no le autorizó a  salir  para asumir sus funciones de eurodiputado.

Oposición critica alianzas y el papel de la Abogacía del Estado

Mientras se despeja el camino para la envestidura de Pedro Sánchez, se elevan las críticas y los reproches de la oposición por las  negociaciones con la izquierda  y por el papel de la Abogacía.

A las puertas de su tercer intento de investidura, el líder del PSOE ha vivido otras dos fallidas, una en 2016 y otra el pasado verano. Sánchez defendió su futuro Gobierno con Podemos y el “reto enorme” que les espera, sin negar que será una aventura compleja.

Y subrayó su optimismo ante la legislatura que le espera, en la que, como ha admitido, tendrá que pactar y dialogar las medidas que tome. Todas y cada una de ellas.

Así, el líder del Conservador Partido Popular (PP), Pablo Casado, dijo que “hay que investigar y conocer toda la verdad” en torno al informe de la Abogacía, porque “ha resuelto a favor de las tesis que Esquerra plantea” en su negociación con los socialistas.

Y de “infamia” calificó el informe de la Abogacía la portavoz de Ciudadanos (liberales), Inés Arrimadas, que animó a “alzar la voz” a los socialistas contrarios a la “deriva totalitaria” de Sánchez.

 La ultraderecha de Vox fue más allá y habló de abuso de derecho y fraude procesal en el informe de la Abogacía y estudia querellarse por prevaricación y revelación de secretos contra los responsables de la filtración de dicho escrito y contra la injerencia política en la Abogacía del Estado.

 

 

1
6