Pensiones de vejez subirán hasta 50% para 1,6 millones de chilenos

El incremento de $us 130 a $us 207 (50%) es para mayores de 80 años; pensionados entre 75 y 79 años tendrán una mejora de 30% y los menores de 75 años, de 25%.
viernes, 06 de diciembre de 2019 · 00:04

AFP /Santiago de  Chile

El Congreso de Chile aprobó el aumento gradual de las pensiones mínimas hasta un 50%, un proyecto de ley del Gobierno que busca responder a una de las demandas más sentidas de los chilenos en medio de la crisis social que estalló en octubre.

El proyecto mejorará las pensiones a 1,6 millones de personas con el fin de que “reciban jubilaciones por sobre la línea de la pobreza”, indicó un comunicado del Senado.

La norma contempla un aumento desde diciembre de las pensiones mínimas en un 50%, de unos 130 a 207 dólares por mes para mayores de 80 años. Para quienes tienen entre 75 y 79 años, el aumento será de 30%, y un 25% favorecerá a los pensionados menores de 75 años.

En enero de 2022 se alcanzará un incremento de 50% para el total de los beneficiarios. La ley busca satisfacer una de las mayores demandas de los chilenos que es mejorar las pensiones que reciben los adultos mayores y que en la actualidad son bajísimas, incluso por debajo del salario mínimo que ronda los 400 dólares por mes en promedio.

Pero el proyecto no dio cabida a la demanda de realizar un cambio profundo al sistema privado de pensiones que se mantiene como herencia de la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990) y que ha sido repudiado en las manifestaciones durante la crisis.

El convenio compromete también una rebaja de 50% de la tarifa normal del transporte público para los mayores de 65 años, junto con una disminución en el valor de los medicamentos, que absorbe gran parte del presupuesto de las familias en Chile, donde los precios de los originales alcanzan su mayor valor en América Latina.

En medio de un estallido social en el que se han producido violentos disturbios además del saqueo e incendio de comercios, con un saldo de 23 muertos y miles de heridos en siete semanas, los manifestantes también han exigido una nueva Constitución, mejoras en la educación y en la salud. El Congreso, asimismo, aprobó hace dos semanas un acuerdo para que un plebiscito decida en abril si se reforma o no la Constitución vigente desde la dictadura.

El 68% de los chilenos estima que el estallido social que se inició a mediados de octubre es necesario “para generar cambios en el país”, mientras que casi la mitad considera que no deben terminar las manifestaciones, indicó un estudio de Ipsos.

La encuesta “Movilización 2019” arrojó una alta adhesión a que “lo ocurrido hasta ahora es necesario para generar cambios en el país”, con un 68% de preferencias, mientras que el 48% está de acuerdo en “que no terminen las manifestaciones”. Los encuestados afirmaron que desde el inicio de la crisis, su mayor miedo son los saqueos y el vandalismo (53%), seguido muy de cerca por el desabastecimiento (52%). 

En tanto, la presencia de militares en las calles durante los primeros nueve días del estallido -cuando el Gobierno decretó estado de Sitio generó temor en el 45% de los consultados.

Las mujeres se mostraron más críticas que los hombres respecto al actuar de la Policía en el reguardo del orden público, y también sintieron mayor temor ante la presencia de militares en las calles.  

 

Banco Central de Chile reduce  previsión de crecimiento de PIB a 1%

El Banco Central de Chile recortó  su estimación de crecimiento para este año fijándolo en 1%, luego de un cálculo anterior de 2,25-2,75%, debido al impacto de la crisis social.

En un nuevo Informe de Política Monetaria (Ipom), la entidad estimó una caída anual de 2,5% en el cuarto trimestre del año por lo que el crecimiento de todo 2019 será de 1%; considerablemente menos de lo previsto en septiembre (2,25%-2,75%). 

“El mal desempeño en el último trimestre de 2019 entrega un bajo nivel de partida para la economía en 2020”, que crecería en un rango de entre 0,5% y 1,5%. 

Aunque se estima que trimestre a trimestre la economía vuelva a crecer en 2020, su tasa de variación anual nuevamente sería negativa en el primer trimestre del próximo año, por lo que se configuraría un escenario de recesión técnica, con dos trimestres sucesivos con desempeños negativo.

Para 2021, en tanto, el Banco espera “una recuperación del crecimiento como producto de una gradual recuperación de los principales componentes del gasto y la producción”, con una expansión en el rango de 2,5% a 3,5%, con lo que se estima que “hacia fines de 2021, el nivel de PIB será alrededor de 4,5% inferior al que se habría alcanzado de no mediar estas disrupciones”.

“Este Ipom es, sin duda, el más difícil desde que se implementa en Chile el marco de metas de inflación. Difícil en su preparación, difícil por las dimensiones de la incertidumbre y difícil en su mensaje”, sostuvo el presidente del Banco Central, Mario Marcel, al presentar el reporte al Congreso.

“La magnitud del impacto de la crisis social es comparable con algunos de los mayores shocks recibidos en el pasado por la economía chilena y amortiguar dicho impacto involucrará recurrir a gran parte de las holguras y a la experiencia acumulada por las autoridades económicas a lo largo de los años”, agregó.

El reporte establece también  una tasa de desempleo que superaría el 10% a inicios de 2020.